jueves, 28 de febrero de 2013

TOCANDO CARNE CON CEBO DE CULEBRA EN LOS PASIVOS DE LAS UGEL DEL PERÚ (YA NO SOLO DE HUANCAVELICA)


Muchas veces quisiéramos no mencionar nombres por el hecho de salvaguardar honras y no ofender injustamente a personas pues quien tiene el juicio para hacerlo solo es reconocido en el ámbito judicial quien al final puede o no dar una sentencia respecto de cualesquier asunto.

En este blog he dado mi identidad dispuesto a asumir cualesquier confrontación, represión, venganza o lo que fuere, sin esconderme tras de un anónimo oportuno de ninguna índole. Digo lo que tengo que decir públicamente pues no escondo pretensiones caricaturescas periodísticas sin que me anime compromiso alguno excepto el de una ‘aproximación’ a la ‘verdad’ al buen juicio puesto que finalmente esta no existe en la naturaleza humana social. Quizá la razón sea ‘por pasar el rato’ y no ‘por pasar cebo de culebra’.

En este blog recurro a los mismos recursos que por ejemplo los periodistas recurren, los que las Iglesias de cualesquier índole pueden asumir para embaucar, digo para iluminar las consciencias de su gente. Quizá pretenda hacer lo mismo pero es finalmente el lector quien decide respecto de los demás y de sus propios razonamientos. Usted podrá juzgar e inferir cualesquier cosa al respecto, endilgarme lo que fuere y catalogarme como quiera o le dé su capricho. Si siente que lo ofendemos, calumniamos o lo que fuere, haga la denuncia respectiva, está en todo su derecho y razones que en su momento podremos confrontar cara a cara sin golpes a escondidas ni clandestinos ni menos agarrándose de familiares ni personas secundarias a uno basados en ‘soportes’ que fungen de ‘autoridad’ y quizá hasta de ‘seguridad’.

Aquí en la región Junín en la reciente (primera) convocatoria para contrato docente 2013 bajo la presión por parte del Presidente Regional Vladimir Cerrón es que “aparecieron” por arte de magia plazas aparentemente inexistentes. Por ejemplo, para citar la provincia de Jauja, se publicaron solo 06 plazas para contrata en inicial debidamente reportadas al Gobierno Regional de Junín las que se adjudicaron, pero, oh, albricias, albricias, debido a una “amenaza” por parte del presidente regional a los funcionarios de Ugels de la región de que las plazas que no se reportaran a su gobierno deberán ser financiadas por dichos órganos intermedios de educación es que por arte de magia aparecieron en dicho distrito la cantidad de 37 plazas solo en inicial. ¿on’ tas papacho? Después de más de casi una década o mucho más en Jauja afloran las rosas en el jardín, ya no 06 sino 37. Lo mismo que en las demás Ugels del que más de uno está muy molesto pues no tiene nada para transar perdiendo así su ‘autoridad’.

Cualesquier parecido con la realidad es ¿pura coincidencia? Es obvio que los profesores contratados tendrán que vigilar que dichas plazas luego de ‘descubiertas’ no sean vueltas a esconder para negociarlas y transarlas. Ocultar plazas para favores a sus clientes, a sus conciliábulos con determinados sectores ‘X’, la no entrega de plazas a los contratados recurriendo a argucias como de que “no tiene código dicha institución” o que se equivocaron al registrar dicha institución o cualesquier barajo (bajo la anuencia ingenua y pendenciera del presidente de la comisión de contrato) luego de que el presunto ‘contratado’ haya firmado su acta de adjudicación (luego en pleno proceso de adjudicación, separado, aislado a un lado del procedimiento común formal) y no entregársele para luego pasearlo hasta cansarlo para que desista de dicha plaza y luego asignársela convenientemente a algún docente nombrado o contratado que haya probablemente estado rogando-cediendo por dicha plaza, obviamente nada es gratuito. ¿Molesta no? Esto se pretende hacerle a un familiar directo mío en la Ugel Chanchamayo, ¿se le dará finalmente su acta de adjudicación luego de tanto “paseo” fruto de una “incompetencia” premeditada y con fecha como que se le hubiera dado el mismo día de la adjudicación ya pasada? Esperamos que los argumentos esgrimidos hacia una familiar directa sean ciertos y sustentables y no se quede sin trabajo como le sucedió a mi esposa, casi directa, aquí en Huancavelica el año pasado por un 'error'.

Cebo de culebra no necesito vender. Quizá lo haga cuando me expectoren del magisterio por obra y gracia del espíritu santo, digo, por mi incompetencia frente a la nueva ley de calidad de Patricia Roja, y puedan descansar en paz de alguien incómodo como el autor de este blog pero no en mi condición de padre de familia.

El mismo formato estoy plenamente convencido que se reproduce en todo el país, ya sin dudarlo. Hay dinero de por medio y son buenos soles que se van de las manos de algunos “funcionarios”, esta vez, por culpa del presidente del gobierno regional de Junín. No mía por si acaso; esta vez no dije que él los iba a botar a patadas, que les iba a cortar los huevos o el clítoris ni nada por el estilo como lo hice respecto de Huancavelica del que luego se retractó diciendo que “nunca dije eso”. Muchos dicen que Cerrón lo hizo por venganza a las movilizaciones contra su gobierno regional, creo yo que esta venganza es saludable por cierto, ¡que viva la venganza y que se haga a nivel nacional!

En cuanto a los contratados que piensen que busco algo con esto métanse el dedo o la lengua al poto si así lo piensan, ¿sí?

POST DATA: El comentario que hago hoy 08 de marzo de 2013 es para afirmar que parece que dicho impase ya ha sido superado en el caso del familiar directo y está incorporada en su centro de labores por contrato salvo que suceda algo irregular que dudamos por cierto pues fue adjudicada por orden de mérito. El lector seguidor del blog sabe que algo similar sucedió con mi esposa el año pasado y los docentes de dicha institución de las cumbres de Yauli Huancavelica pensaban que ella había abandonado voluntariamente dicha plaza para irse más lejos dejándolos 'plantados'. Gracias a su mérito en la evaluación para contrato 2013 está laborando ya en las alturas de Castrovirreyna entre 4500 a 4600 metros sobre el nivel del mar, algo es algo, algo mejor que mirarme a la cara cada mañana cuando despertaba.