jueves, 21 de marzo de 2013

EL EMBUSTE DE LAS AFP Y LOS TIPOS DE COMISIÓN A COBRAR



Estando estudiando educación en un instituto en Concepción Junín hace ya muchos años atrás, llegó la voz novedosa de las AFP a los que nos conminaron afiliarnos. No acepté recomendando a los demás colegas estudiantes a que no se afiliaran explicándoles en razón a que se produciría una crisis a futuro y corren un gran riesgo por ello. Me miraron sonrientes con incredulidad en razón al contexto del boom económico del modelo neoliberal y las reformas en ciernes por aquel entonces pero casi nadie escuchó mis advertencias salvo uno que otro gatito. El éxtasis del dinero y las utilidades pudo más que cualesquier razonamiento.

Hoy, se pretende introducir una reforma al cobro de las comisiones por los servicios que prestan las AFP a sus “asegurados”.

Quizá el riesgo no radique tanto en los nombrados pero sí en el personal contratado (del que dicho sea de paso es la tendencia general a provocar como por ejemplo con la nueva ley de Reforma Magisterial 29944 para el caso de los maestros).

Si bien ambas modalidades de comisión (la actual y la nueva propuesta) son consideradas como perniciosas, creo como muchos otros que la nueva modalidad de comisión de las AFP es de carácter confiscatorio, producto de una mentalidad de optimización del plus valor en un nuevo contexto multipolar de inestabilidad financiera en el contexto global.

La comisión por flujo o por las remuneraciones se les cobra actualmente sobre sus remuneraciones. Si no está trabajando no se le descuenta mensualmente nada sino solo cuando comience a trabajar. La otra comisión propuesta, la de comisión por saldo se cobrará, si bien anualmente (se dice), sobre su saldo acumulado si es que no está trabajando, es decir, que te cobrarán sí o sí y cuando vuelvas a trabajar, o sea, según tu realidad personal solo contribuirás a llenar los 'pequeños' forados que te podrían estar dejando en tu saldo en función a las utilidades de dicha empresa. En apariencia la comisión que te estarán dejando de cobrar hasta el 2023 se incorpora a la bolsa de tu pensión la que se incrementa y sobre la que finalmente te cobrarán la nueva comisión.

La AFP como empresa privada tiene todo el derecho a hacerlo y usted a decidir cuál es la comisión que más le conviene. El Congreso pretende hacer la finta de preocuparse por los usuarios y en los días venideros veremos algo de show mediático catalogando de ‘dictadura’ a los que promueven la definición forzosa y en plazo limitado para elegir el tipo de comisión por servicios (algunos bancos cobran de modo similar por mantenimiento de cuenta) por lo que citarán a algunos funcionarios al mismo.

En cuanto a la rentabilidad de las AFP como gancho para seducir a más afiliados, de ello los economistas deberian hablar más claro y no lo están haciendo en ningún medio de comunicación puesto que sería contraproducente y si lo están haciendo es con mucha cautela y prudencia. Quienes se afiliaron a las AFP se convirtieron en socios en el bienestar o en el malestar. Los funcionarios pueden pintar rosas sobre la rentabilidad a futuro (tal y como lo hicieron cuando se implementó este sistema de pensiones) pero es el mercado (y no la SBS, Superintendencia de Banca y Seguros) el que finalmente quien decide si se deben compartir no solo utilidades sino también las pérdidas y eso es lo que se puede estar intentando preveer con esta modificación (y otras por venir) para no quebrar y evitar el retorno a la 19990.

La SBS está asumiendo que los efectos perniciosos de la crisis global van ha durar 10 años (se asume que después de ello la economía global se recuperará) y bajo esa premisa es mejor darle al asegurado (en una etapa denominada transitoria o de comisión mixta) mayor disponibilidad de dinero reduciendo el porcentaje que se le cobra por comisión de prestacion de servicios sobre su remuneración hasta reducirlo a cero hasta el 2023 y apartir de allí cobrarle una comision sobre los fondos de pensiones (sobre el saldo acumulado en la AFP, y ya no sobre la remuneración mensual) que estarán sujetos a la rentabilidad lograda por dicha empresa. Tenga en cuenta que dicha comisión por saldo ya se le estará cobrando desde el 1 de abril del 2013 y se convertirá en exclusivo o único desde el 2023. Ese periodo transitorio de convivencia en el cobro de las dos comisiones es lo que se denomina como comisión mixta. Es decir, te cobrarán sobre tus remuneraciones y sobre el total de tu saldo acumulado o de tus fondos de pensiones a la vez.
¿Quién no quiere ganar más no?
Advertimos al lector que no somos especialistas al respecto sino que vertimos opinión como lo haría cualesquier persona común y silvestre.

P.D.: Ayer la SBS amplió la fecha para el cambio de comisión hasta el 31 de mayo del 2013. También amplió hasta el 30 de noviembre el plazo para retornar (arrepentirse) a la comisión por saldo. Dijo que con ello se está haciendo perder de los beneficios con la prórroga a los que ya aceptaron la comisión por saldo. Usted tiene un tiempo prudencial para informarse con más detalle y tomar la decisión pero no espere el último momento, se sugirió.

INCERTIDUMBRE EN LAS AFPs (añadido el 19-05-2013)


De la desaparecida ya AFP Horizonte (proceso de venta del 100% de las acciones del grupo español BBVA culminado el 23 de abril de este año e iniciado el año pasado con un monto de US$544 millones, con 1,4 millones de afiliados), 710 mil afiliados van a AFP Integra (del grupo SURA) y la misma cantidad a la AFP Profuturo. Es decir, 50% de sus activos y pasivos han sido traspasados a Integra y 50% fusionados con Profuturo (del grupo Scotiabank banco canadiense).

Luis Valdivieso, presidente de la Asociación de AFP, manifestó que ahora el Perú comenzará una tendencia de reducción de las comisiones. No es porque sean bondadosos, ello en razón a que la rentabilidad de las AFPs en el contexto de crisis global ha ido reduciéndose (pese a que toman como referente las cifras del 2012 con incrementos en las rentabilidades) aunque traten de no ser alarmistas ni decir que así sea. Desde su perspectiva, actitud responsable por supuesto para no ahuyentar potenciales afiliados. Aunque como algunos comentan, las comisiones a cobrarles no se sabe cómo serán con el tiempo. Obviamente, hay incertidumbre en el asunto puesto que cada dos años se van a redefinir los segmentos de comisión variable y por saldo.

Contrario a la tendencia actual que menciona Valdivieso, las AFP intentaron lograr recursos a través del cobro de comisiones que le permitan a dichas empresas seguir obteniendo utilidades pero a costa del riesgo casi obligado al que se les quiso hacer adoptar a los afiliados vía la comisión por saldo, la que los afiliados no han aceptado y han decidido permanecer en la comisión por flujo o sobre sus sueldos (ello al margen de las decisiones del Banco Central de Reserva BCR como las de elevar el límite operativo de inversión en el exterior; que desde noviembre de 2006, el BCR ha venido elevando gradualmente para las inversiones en el exterior, pasando de 10,5% en esa fecha hasta el nuevo límite de 36% de abril 2013).

Una alternativa forzada para permitir que estas empresas sigan operando en el mercado financiero. Dado que no ha prosperado como hubiesen querido, ello (entre otras razones) motivó que AFP Horizonte tuviera que por una parte traspasar sus activos y pasivos y por otra fusionarse (asumimos que con la esperanza de que el mercado financiero internacional se recupere en algún momento y puedan renacer nuevamente para operar en el mercado nacional e internacional con las pensiones de los afiliados). Algo que vimos con más claridad en la década de los 90 previos a la caída del régimen fujimontesinista y después de la crisis de setiembre del 2008 a nivel internacional.

Pero como no hay pierde para el sistema privado de pensiones (SPP) o AFP, si no te sacan por un lado, te la podrían sacar por otro. Por ejemplo, la Ley 29903 que inició la reforma del SPP señala que los descuentos sobre los ingresos de los trabajadores independientes menores de 40 años para un fondo de pensiones de las AFP se iniciarán en agosto de acuerdo con el reglamento de la ley de reforma del Sistema Privado de Pensiones (SPP), publicado a inicios de abril por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Según el reglamento del MEF (que entra en vigencia a los 120 días de publicado dicho reglamento) los descuentos serán del 10% del sueldo para quienes ganan más de S/.1.125 al mes y de 5% para los que ganan menos. Obviamente, todo puede cambiar y para beneficio suyo se asume. De acuerdo con el reglamento, cuando los ingresos mensuales no sean mayores de una Remuneración Mínima Vital (RMV) y media, o S/.1.125 con la actual RMV de S/.750, se les descontará un 5% hasta el 2014. Este porcentaje se incrementará a 8% en el 2015 y llegará a 10% a partir del 2016. Obviamente son muchísimos más los que ganan poco.

Los trabajadores dependientes que ingresaron al sistema privado de pensiones antes del 2013, actualmente pueden elegir si quedarse en el esquema de comisión por flujo o migrar al de saldo. Se dice que a los nuevos ingresantes se les cobrará (sin la opción a escoger) de todas maneras la comisión por saldo e ingresarán a AFP Hábitat, la chilena que ganó la subasta de afiliados que se realizó el año pasado. Aunque viéndolo bien, las cosas todavía no están definidas ni la estarán.

Son 2.5 millones de afiliados a las AFP de los cuales más de 1 millón ya ha decidido permanecer en la misma comisión por flujo.

El 31 de mayo vence el plazo para ratificar su permanencia en la misma comisión por flujo pues para optar por la otra comisión nueva no tiene nada que hacer. Tenga en cuenta que dicho trámite también puede hacerlo a través del Banco de la Nación la que se inició desde hace más de un mes.