jueves, 11 de abril de 2013

LA III GUERRA MUNDIAL NO SIEMPRE PUEDE SER CAPCIOSA, COREA DEL NORTE



En este blog pusimos un sector referido a capciosas para captar el escenario global de doble conducta moral en general del imperialismo (no solo de individuos) sin bandera.

En cuanto al escenario coreano, se circunscribe en términos de los demás contextos. Lo que escribo no es novedoso para muchos ya.

Pero esto parte de lo que denomino capcioso; es decir, nace de las acciones promovidas por el imperialismo norteamericano judío sionista árabe ya más que evidente desde el Estado más grande y TERRORISTA del planeta; esto es más que una simple elucubración o una alucinación abstracta de querer decir algo; los hechos lo evidencian. Otra cosa es que haya gente que no quiera aceptarlo todavía.

Eso lo podemos ver por ejemplo en Siria, donde EE.UU. está armando a delincuentes terroristas sirios y demás mercenarios aunque dicen solo con chalecos antibalas, visores nocturnos y fusiles de bajo calibre.

Esto es extraordinario. Sendero Luminoso tiene en este escenario actual hasta la posibilidad limpia y sin obstáculos de realizar acciones armadas en todo el país y específicamente en la capital limeña. ¿Por qué?, pues porque sus pares terroristas (les llaman rebeldes) hacen cosas peores y más graves con total impunidad (y apoyo de la opinión pública internacional en un gran sector) que las que hizo sendero en los 80 y partes del 90 pero con el apoyo de EEUU y los demás países miembros de la OTAN e inclusive de la ONU.

Así de simple, sendero tiene hoy la vía libre para realizar acciones armadas en todo el país y dudamos que EEUU ‘se oponga’ (y no precisamente por ese mote mediático de ‘mercenarios’, mucho menos salir a criticar y defenestrarlos pues hasta podría cambiarles la denominación de rebeldes pues a los sirios, sendero no les llega ni a la pezuña) puesto que pretende no solo que delincuentes terroristas lleguen al poder sino darles incluso un asiento en las Naciones Unidas con total desparpajo tal y como lo hicieron con Libia. Es el momento para corregir estas desviaciones sociales e imponer sanciones duras contra EE.UU. y sus aliados. No le faltan razones a Corea del Norte para querer lanzar misiles sobre un estado pro terrorista como EEUU. Como diría George Bush, “¡o están con nosotros o están con ellos!” (muchos dijimos en ese momento “¡contra los dos!” conocedores de su naturaleza basada en la Unidad Dialéctica de los “Contrarios” y que se traducía en el Binomio de Bush, es decir, imperialismo-terrorismo).

Ya es más que público que Al Qaeda está en alianza con EEUU, Israel y los países Europeos en general quienes no solo envían comida (aquí al peruano que le daba comida  a los senderistas era aniquilado, desaparecido o encerrado en prisión por estar en contra de todos los peruanos y la democracia) sino combatientes mercenarios por la democracia ‘occidental’ y armas aunque sean pistolitas (aquí está penado poseer armas sin registro oficial y se detenía a cualesquier peruano solo por ese hecho aunque fuese una pistolita de bajo calibre). No es triste saber que los casi 3 mil ‘norteamericanos’ muertos el 11S en cuanto a sus familiares están asistiendo a un nuevo escenario que dudo les debe de enorgullecer; todo sea por la patria grande, por el país de las oportunidades. Tan bajo están cayendo pero eso no es novedad.

Corea del Norte tiene todo el derecho de proteger su nación. Los ‘ataques’ de Annonymus a Corea del Norte han desenmascarado a este engendro del Pentágono, que al igual que Al Qaeda, en sus inicios (con gente miope y manipulable) la gente estúpida de ‘izquierda’ se tragó todo el cuento de Osama Ben Laden, ese del líder espiritual, el que se enfrentaba contra Satán, el demonio viviente en EE.UU. y otras cojudeces más pero que recalan (todavía) en la racionalidad religiosa de los individuos (una racionalidad parametrada y medible, casi exclusivamente emocional) pues su cerebro está configurado para ello de ese modo (calabazas creo que les decía Mascaly Munra Medina a algunas chicas de Choliwood en nuestro país).

Esta distensión es necesaria más que oportuna. No se puede atacar naciones ni organizaciones políticas en armas o no solo por el pretexto ya ingenuo de combatir al terrorismo (la guerra contra terrorista) global cuando se es en sí mismo promotor y protector del mismo como lo está haciendo descaradamente EE.UU. con los delincuentes terroristas sirios; algo que ya no oculta. ¿Pretenderá negociar la situación política de los delincuentes terroristas cómplicemente mal llamados ‘rebeldes’ (en nuestro país eso está mal interpretado como Apología al terrorismo) dado el entrampamiento de la lucha contra terrorista y de las primaveras árabes? (EE.UU, no hace apología al terrorismo pero la financia, la protege pública y abiertamente).

La salida a una vía negociada en Siria ya es absurdo. Al contrario, los países serios y respetuosos de las libertades democráticas deben unir criterios y tomar medidas inmediatas que involucren la detención de los ‘rebeldes’ sirios, su procesamiento judicial y su encarcelamiento por sus acciones terroristas. Aquí en el Perú se procedió igual con Sendero Luminoso y sin miramientos en nombre de la democracia occidental. Negociar con dichos delincuentes terroristas sirios sería peor que negociar con Sendero Luminoso quien exige al gobierno un Acuerdo de Paz y una Amnistía general por lo actuado durante el conflicto armado en el Perú.

A propósito, me gustaría escuchar de boca de Ollanta Humala (García se puso a favor de los terroristas libios, su canciller Gonzales Posada promovió ante la ONU la zona de exclusión aérea sobre territorio libio, y también con los delincuentes terroristas sirios) si apoya las acciones de los delincuentes terroristas sirios tan igual como lo hace EE.UU. como nación.

Más que evidente, la lucha contra el terrorismo ya involucra no solo una acción política y militar contra Al Qaeda sino también contra quienes la promueven y protegen al amparo de su seguridad nacional, es decir, EE.UU y un gran sector de países de la ONU.