lunes, 8 de julio de 2013

LOS HOMBRES SIRENA DE DISCOVERY CHANNEL





No hace mucho, allá por el mes de mayo o junio del 2013, unos jóvenes mostraron un vídeo de lo que ellos reconocen como una sirena en una playa de los territorios que ocupan los israelíes. Ya en agosto del 2012 hicieron esta revelación de ‘probable’ hallazgo de los hombres sirena. Tal parece son los seguidores (ahora ‘científicos’) del monstruo del lago Nesh.

Son los psicosociales de inducción, donde atrás ya quedaron los psicosociales religiosos como lo de las imágenes de Cristo sobre las paredes o telas; las vírgenes que lloran, sangran o hablan con pastores, entre otras pendejadas del clero para insuflar, mediante el engaño “permisible o aceptable”, la fe de los religiosos católicos específicamente.

Dichas prácticas propias hasta el siglo XX, ahora es ‘sustituida’ por psicosociales tales como el hallazgo del dragón volador de Discovery Channel que en su momento escribimos al respecto aquí y que se correspondían con el contexto de la guerra contra el terrorismo y la política intervencionista por reordenar y reconstituir el modelo unipolar de hegemonía del imperio norteamericano judío sionista y también árabe, es decir, la hegemonía del capital tradicional consolidado después de la segunda guerra mundial.

Cierto, las reacciones a estos videos propalados por Discovery no se han hecho esperar e incluso en los EE.UU. por la que tuvieron que rectificarse y hacer las aclaraciones respectivas. Dichos videos tienen influencia concreta sobre quienes se dejan manipular por los psicosociales de la fe y también sobre los ateos y pseudo materialistas, incluyendo a los presuntos libre pensadores, en razón a que su “postura ideológica” (si se le puede llamar así) presuntamente científica no es tal y al igual que los agnósticos, en razón de presentar vacíos cognitivos-conceptuales netamente materialista científico dialécticos, se prestan a este tipo de inducciones según los propósitos que se quieran lograr. Eso ya lo vimos con los dragones de Discovery Channel hace algunos años.

A la probable falta de ‘responsabilidad’ de Discovery Channel, quien nos quiere demostrar que podemos ser ingenuos tan solo por la puesta en ‘evidencia’ de presuntos hallazgos ‘científicos’ y sustentado con conceptos similares, nos hace ver que sí, que podemos crear con la biotecnología y la genética seres “anfibios” lo cual sería congruente en caso de una hecatombe sobre la superficie terrestre. Sería una manera de ‘perennizar’ nuestra historia humana cuadrúpeda y las cosas interesantes que estamos haciendo hasta ahora. En esas condiciones, eso importaría un comino a los hombres sirenas en razón a que en su condición de no cuadrúpedos tendrían que hacer su propia historia, obviamente en base al estudio de nuestras ruinas y soñar incluso con que los hombres sirena manejen nuestra biotecnología genetista y ‘nos retornen’ a la superficie terrestre cuando se den las condiciones pues como peces seríamos un descalabro total.

En la percepción humana en razón a sus estructuras mentales cuadrúpedas, dichos hombres sirena se perciben-percibieron como enemigos potenciales que alteran, interfieren o desvían la racionalidad del pensamiento mediático, es decir, según el momento en que dichas evidencias son o fueron, en este caso, mostrados. A estas alturas carecen ya de significado (ya no existe el escenario de terror y de guerra específicamente, excepto el de la crisis global) lo que no se podría haber dicho por ejemplo en el momento de su función como cortina de humo a la descarada y genocida política intervencionista norteamericana sobre países (Afganistán, Irak, Libia) del Medio Oriente bajo la férula del Binomio de Bush (alianza mediática entre imperialismo judío sionista árabe y el terrorismo mercenario de Al Qaeda) difundido a través de sus diversos medios de comunicación mediáticos (CNN, AL YASSERA).

El problema no es el hallazgo de marcianos de color verde, de ojos saltones y de sus naves voladoras que ‘investigan’ los ufólogos (gente que quiere cooperar voluntariamente por afinidad política y mental o asalariados en encubrir los adelantos tecnológicos en aeronáutica norteamericana y de los países potencia así como de encubrir el espionaje aéreo global por parte de ellas); dragones voladores ni de hombres sirena (del que presuntos ‘científicos’ doctores se manifiestan sobre dicha ‘probabilidad’), sino los objetivos que perseguimos en relación al engaño mediático que busca confundir en lugar de aclarar y esos no son los fines nobles de la Ciencia pero sí propios de la Fe religiosa y del engaño inteligente.

Luego del fracaso de la manipulación-administración del terrorismo global por parte de los sostenedores-defensores del imperio del capital, vídeos de hallazgos ‘científicos’ sobre estas cosas divulgadas por Discovery Channel, al contrario de lo que se pueda pensar, son bienvenidos pues en cierto modo le permite a la especie humana ser consciente de la potencialidad de su pensamiento, parametrado o no, y los riesgos de su ignorancia supina.

En estas condiciones, ya la gente sí puede hablar y comentar huevadas como los de los dragones y las sirenas con eso del ‘basto mar’, ‘el universo es grande y que no sabemos nada de nada’, ‘mi sentido común me dice que es absolutamente un vídeo real’, es decir, pajearse a su libre albedrío en ejercicio de su libertad de expresión a través de internet o cualesquier otros medios.

Desde mi punto de vista, los vídeos mediáticos (ojo, vídeos y solo vídeos, o sea, solo imágenes potencialmente trucables, manipulables a la percepción del cerebro humano) han tenido por finalidad, reforzar, encubrir y consolidar los efectos sobre la mente humana (la opinión pública) a los vídeos mediáticos propalados por TV acólita e Internet de los ‘mensajes’ por aquel entonces del mercenario terrorista de Osama Ben Laden y de sus sucesores; y de eso hay la evidencia de las coordinaciones de acciones entre el Imperio y Al Qaeda (ofensiva combinada de los amigos-enemigos) puesto que los directamente beneficiados con dichas acciones terroristas fueron inmediatamente los miembros de la OTAN en Afganistán, Irak y sus chulillos como en Egipto y Libia con sus “primaveras democráticas” árabes.