sábado, 14 de diciembre de 2013

LA PRESUNCIÓN CASI CON UNA ABSOLUTA CERTEZA DEL DELITO: REUNION DE ‘TRABAJO’ ENTRE ABIMAEL GUZMÁN Y VLADIMIRO MONTESINOS



El vídeo filmado por Montesinos nos muestra a los dos personajes de la nueva izquierda peruana de nuevo cuño, entusiasmado con los acuerdos entre ambos lados en cuestión. Qué tiempos aquellos.

Como se dice, Vladimiro les bajó el chuno en el acto a la parejita entusiasmada con dichas ‘reuniones de trabajo’. Bajo la presunción de un delito, Vladimiro los mira de reojo para observar la incomodidad de ambos dado que la canción que escuchan (“a mi manera”) era la preferida de Augusta la Torre (rip), la difunta ex esposa de Abimael Guzmán de quien se dice hay las “claras” sospechas de que ambos están involucrados en su muerte.

Nos hubiera gustado que Montesinos en todo el tiempo que tiene de huéspedes a los dos tórtolos les hubiera sacado la información del caso y presentar las pruebas de dicho delito para no estar alucinando con dicho asunto. Sería oportuno para este gobierno que está echando mano de todo tipo de telelloronas, telenovelas de lucha contra la corrupción y ‘rechazo’ a la ‘asquerosa’ ‘basura’ ‘montesinista’ sin incluso la ayuda de Mascaly Medina.

Obviamente, “a mi manera” tiene un doble significado, la de decirle también a Abimael que los Acuerdos de Paz se deberán hacer “a su manera” y no a la manera de Frank Sinatra.

Un poco más y Abimael se pone a llorar. Vean los suspirasos de su ocasional pareja (hoy esposa) que al final deja la sonrisa y entusiasmo inicial por una sensación de incomodidad y perturbación del que Vladimiro parece un simple expectador como expresión de su 'indiferencia' y cortesía.

A los prisioneros les podemos hacer de todo pues es poco lo que pueden hacer para responder. Sino veamos los ojitos de Abimael casi a punto de llorar por ‘tan grato recuerdo’. Un poco más y se asume le sale la sangre hasta por las orejas, ¡cómo estará su corazón!. El rostro de su pareja parece a punto de hervir, qué pena que dicho vídeo no sea a colores nítidos. Y es que con los acercamientos de la cámara, les han visto la cara a los dos tórtolos.

Se presume que como responsables potenciales de la muerte de Augusta La Torre, se asume que los dos homicidas están que se pudren por dentro en razón a sus sentimientos de culpa los que determinan 'el tamaño de su catadura moral' de ambos.

Qué tal viajesaso se habrán dado la pareja de tórtolos en la memoria de sus cerebros al ser estimulados auditivamente por dicha canción. Tendría que habérseles medido el cambio de ritmo cardiaco, la aceleración de la respiración, pues podemos especular pero no podremos juzgar por las expresiones de sus rostros sino por lo que guardan para sí en su estructura cerebral. Vladimiro en tono con los adelantos tecnológicos hubiera comprado ya un lector de pensamientos de los unites states o seguir con el cilindro de agua para dicho fin.

dicho sea de paso, el vídeo del velorio de Augusta La Torre no refleja un sentimiento real de los dolientes tal como lo evidencia dicho vídeo al respecto en la frialdad de los actores ante la presencia de la muerta que ya carece de significado real y concreto más que por su legado histórico en el contexto de la Guerra Interna. Hubiera sido más creíble si todos hubieran hecho un show mediático llorando, moqueando, desmayándose, con Abimael tirándose al suelo del dolor en plena pataleta y sin interrupciones ni tomaduras de aire. Abimael cometió el craso error de no contratar los servicios de Laura Bozzo para dicho fin. Peor si hay tanto paparazzi suelto por allí y los urracos de Mascaly volando alto.

¿Será que Vladimiro “hablaba a la huancavelicana” o será que eso ya es patrimonio nacional? (tengan en cuenta que eso de lo de ‘rajatabla’ ha dejado de ser patrimonio de los jaujinos como yo e incluso los que aquí me consideran foráneo son más rajatablas que los mismos rajatablas).

Bacán hubiera sido ver el resto de la reunión y el final del mismo. Pero creo que ya no es necesario, solo hay que ver el contexto de nuestro país para ver los resultados. Ya a Abimael ni bola le dan.

Siguiendo con el estilo cortés y diplomático de Vladimiro Montesinos diremos que dicha canción introductoria fue simplemente un 'homenaje' tardío a Augusta La Torre hecha en los pasillo del ex SIN y simple y sencillamente para amenizar la reunión y no en razón a otras interpretaciones 'tendenciosas' como las que menciona el locutor en el vídeo.