domingo, 11 de mayo de 2014

LA GRAN TRANSFORMACIÓN DE OLLANTA HUMALA Y DACIA ESCALANTE. UCRANIA




En un reporte periodístico televisivo referido a los regalos de la ONAGI de Dacia Escalante en Acco Ayacucho nos dice más de lo que las imágenes nos muestran sobre la política de inclusión y de la supuesta Gran Transformación que no tiene nada que ver por supuesto con la que se dijo pretendía desde el levantamiento de Locumba.

No le neguemos a la señora Dacia su buena voluntad de cooperar con este gobierno y con los más pobres. Así, dichas personas que no tienen TV, al menos ya tienen los cables HDMI y los Rack, para empezar, que poco a poco irán llegando las demás partes. Ya tienen los coolers que después les llegará la electricidad; ya tienen las wafleras con las que podrán sustituir a su tradicional tiesto de barro pues la innovación tecnológica les es un derecho que les concierne también. Pero según los periodistas y los pobladores entrevistados, una burla.

Creo que la posterior entrega de planillones en blanco para que los ‘beneficiados’ firmen como ‘conforme’ lo entregado (sin detallarse) generando sospechas de inventariarse engañosamente lo donado, son solo sospechas periodísticas y la búsqueda de pruebas es desde ya una necesidad.

Estas cosas son inevitables en razón a que lo que queda del nacionalismo ollantista simplemente es nada o es más de lo mismo de siempre ante quienes ya no representan nada ideológico ni concreto de la cháchara que se manipuló para que llegasen al poder, los frutos de un proyecto personalista que en su paso actual levanta a personas advenedizas que sin principios ni ideologías solo los anima llenarse los bolsillos conscientes de lo que representa y en lo que ha devenido este gobierno de Ollanta Humala Tasso.

Eso ya lo vimos con Alberto Fujimori, eso también lo volveremos a ver con su hija en el gobierno. Lo peor de ello son las críticas de Ollanta a estos gobiernos anteriores al haberlos catalogado de ladrones como si eso fuera una novedad o la penicilina descubierta en nuestro país. La renuncia de Dacia Escalante dice mucho de cómo están las cosas con este gobierno.

No creo que lo actuado por la ONAGI con Dacia se haya debido a la carencia de recursos o de presupuesto óptimo para ejecutar una gestión adecuada, una administración mínimamente ‘aceptable’ como sucede a muchas formas de administración en el sector público y privado en el país.

HACER EL AMOR Y NO LA GUERRA: UCRANIA

Lejos de pretender quemar vivos a los fascistas neo nazis de Ucrania o a los Talibanes alqaedistas hermanos de los norteamericanos e israelíes, todo parece indicar que es momento de hacer el amor, la paz y no la guerra.

Así lo están entendiendo los rusos, así que los miembros de la OTAN tendrán que iniciar una bacanal gay en sus bases desplazadas para que Putin y los suyos revienten de cólera de la mariconada y les declare la guerra e invada Ucrania.

Al margen del chiste, los masacrados sectores civiles que apuestan por el federalismo no deben de tolerar que les metan bala sin responder y dejando de lado el ojo por ojo solo por el amor y la paz que ni al presidente colombiano Santos le hace chiste pero le sirve para la reelección presidencial, dicho sea de paso, un mal argumento político pues la paz a Colombia nunca llegará sino una suerte de convivencia mediática que ni siquiera tendrá atisbos a como lo sucedido en Libia.

La OTAN es simplemente un organismo caduco, su presencia es irrelevante ante la imposición de la razón y el contexto multipolar. Me da lo mismo hablar en castellano, quechua, inglés, Chino o jupiteriano, son la misma vaina, ende, la OTAN está por las huevas.

Ya sabe señor lector, haga la paz, el amor y no la guerra; escúcheles a los voceros de este gobierno nacionalista inclusive, no sé por dónde.