sábado, 28 de junio de 2014

DIOS SOL. A PROPÓSITO DEL INTI RAYMI



DIOS SOL

¡Oh Dios Sol!
Ante tu lejanía te imploro
No nos abandones,
No nos lances fuera de ti
Bríndanos tu calor por siempre
Sujétanos con todas tus fuerzas
Para no caer en el abismo.

Abre mis ojos y mi mente
Y llénalos de luz
Haz que mi corazón
También brille de alegría
De saber que puedo sentirte
Que puedo admirar tu obra creadora
La vida que sostienes
Que alimentas día a día.

Te ofrezco mi esfuerzo diario
Como recompensa a tu ser
Por haberme dado la vida
Y conocerte aunque sea brevemente.

¡Oh Dios Sol!
Orienta mis pasos
Protege y haz crecer a los demás animales
Puesto que como yo, somos partes
De tu obra creadora, de tu ser.

Alimenta nuestros alimentos con tu luz
Puesto te recibo a ti gracias a ellos
Que por siempre seré parte de ti
Y si un día tú te vas
¡Llévame contigo!
Aunque simple polvo imperceptible sea
Entremezclado en esta parte del mundo
Que siempre quiero estar cerca de ti
A tu lado
Esperando tu renacer.

Pues si un día tú te vas
Sé que volverás nuevamente
Así como mis ansias de volverte a ver
En esta papa que como
En esta chicha de tu maíz que te bebo
Agradeciéndote por estar a mi lado
Por habernos dado la vida
Ofreciéndote esta sangre de tus llamas
La misma que alimentas en mí.

¡Oh Dios Sol!
Tú que sostienes a nuestra madre Tierra
Alimentando la lava de su interior
¡Bendito seas por siempre!