martes, 5 de agosto de 2014

LÍDERES DEL MOVADEF, ALFREDO CRESPO Y MANUEL FAJARDO CON LIBERTAD RESTRINGIDA DESDE HOY



A mucha gente de nuestro país le puede resultar indeseable que personajes como los líderes principales del Movadef sean liberados, más si son personajes incómodos que provocan desvelos e inquietud a la democracia de Mario Vargas Llosa y a la de los peruanos reaccionarios de este país como consecuencia de la Guerra Interna.

Ideal les resultaría que genta como estos y otros también se murieran o desaparecieran del mapa terrestre y continuar con el legado republicano y electoral libre de personajes e ideologías como los de  los miembros del Movadef entre otras manifestaciones políticas.

Dije hace un tiempo que esta persecución y detención hacia los miembros del Movadef carece de razón de ser en el contexto nacional e internacional actual y que ahora solo se corresponde con un ánimo de venganza política que ni siquiera se pone a la altura de las acciones políticas estratégicas defensivas implementadas contra Sendero Luminoso durante el desarrollo de la Guerra Interna y que derivaron en el desmembramiento de esta organización política en el país, que al igual que el Estado utilizó el terrorismo como arma de guerra.
Han pasado 4 meses desde estas detenciones y todo indica que las pruebas esgrimidas para justificar dichas detenciones solo se dieron como parte de las presiones mediáticas de países como los de los EEUU a través de su embajada en el Perú en el contexto del desarrollo de su falsa lucha contra el terrorismo en Irak, Libia, Siria e inclusive en Ucrania.

Las pruebas ya debieron haber sido puestas de manifiesto a través de los medios de comunicación general que dispone el Estado y sus aparatos informativos. Todavía las estamos esperando.

Las críticas de Ollanta Humala se corresponden más con su postura militar y como sujeto activo en la lucha contra la guerrilla maoísta en el contexto de la Guerra Interna. Hecha mano de los recursos políticos con los que se combatió y con las que se pretende combatir no a una agrupación militar guerrillera sino a una organización política electoral sea con el aval o no del líder (de lo que fue Sendero Luminoso) prisionero en la Base Naval del Callao.

Lamentablemente las cosas ya no pueden discurrir como ellos hubiesen querido que discurran, no se puede negar que, se diga lo que se diga de estas agrupaciones, todavía tienen un papel importante en el destino de nuestro país y pueden provocar que las cosas vayan por otros cauces y no sea esto solo retórica puesto que lo vivido los 80 no son situaciones ficticias y ocultables con una falsa paz o una falsa ‘reconciliación’ nacional.

Decir que Humala pretende levantar sus bonos a costa de estas liberaciones podría resultar razonable pues el tipo no acierta unas y su popularidad está por los suelos, casi a punto de ser pisao. No solo él trataría de aprovecharse del escándalo mediático con este suceso tal y como lo hicieron gobiernos pasados. Sus recientes decisiones autoritarias bien que las podría contrapesar con el ‘escándalo’ mediático de estas liberaciones. Solo espero que estas liberaciones no sean utilizadas por el gobierno Humalista para ir liberando a otros personajes vinculados con las mafias de este Estado y 'culpar' a los 'juececillos' por estar liberándolos e intentar hacerlo ver como que son la misma cosa o algo por el estilo.

¡Claro, como lo dice un ‘presidente’, estas detenciones arbitrarias, politiqueras y mediáticas se justifican y que un juececillo se toma el atrevimiento de contradecir!, solo falta decir lo mismo en referencia al juececillo que le devolvió el teléfono a Fujimori, es decir, que todos están complotando contra la democracia de Mario Vargas Llosa y Ollanta solo observa y se queja y se queja nada más. Lejos de indignarse, debería tomar un fusil acompañado de algunos soldados detener a estos líderes y devolverlos al penal de "Piedras Gordas".

Sobre las vinculaciones del Movadef con el narcotráfico y el lavado de activos parece recalar en el mismo contexto de las vinculaciones desde el partido Gana Perú de Ollanta Humala, Alan García, Keyko Fujimori, Lourdes Flores, Toledo, en fin, toda la clase política de nuestro país al punto de que se habla de un copamiento de las instituciones del Estado por las mafias a través de los procesos electorales en todo el país.

Aquí reproduzco una noticia de AFP sobre estas liberaciones:
Excarcelan en Perú a líderes del brazo político de guerrilla de Sendero Luminoso
Los dos principales líderes del Movadef, brazo político de la guerrilla Sendero Luminoso, fueron excarcelados el martes en cumplimiento de un fallo judicial que revirtió una orden de prisión preventiva por la de "comparencia restringida" en un proceso por terrorismo, constató un periodista de la AFP.

Los dos principales líderes del Movadef, brazo político de la guerrilla Sendero Luminoso, fueron excarcelados el martes en cumplimiento de un fallo judicial que revirtió una orden de prisión preventiva por la de "comparencia restringida" en un proceso por terrorismo, constató un periodista de la AFP.
Alfredo Crespo, secretario general del Movadef, abandonó en mototaxi la cárcel "Piedras Gordas" junto a Manuel Fajardo, con quien ejerce la defensa del líder histórico de la guerrilla maoísta, Abimael Guzmán, quien cumple una pena a perpetuidad desde 1992 en una prisión militar.
"No hay suficientes elementos probatorios para una detención preventiva. Vamos a demostrar que somos inocentes y acudir a todas las citaciones judiciales", dijo Crespo en sus primeras declaraciones ante periodistas al salir de la prisión donde pasó los últimos cuatro meses.
La orden de excarcelación de siete líderes del Movadef, entre los cuales hay una mujer, provocó la indignación del presidente Ollanta Humala quien temprano dijo "estar profundamente preocupado por el fallo judicial" que ordenó el lunes la liberación de los detenidos.
El fallo es consecuencia de una resolución judicial ante la apelación presentada por los dirigentes del Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef) ante los tribunales luego de ser arrestados por la policía el pasado 28 de marzo.
Humala exhortó a las autoridades judiciales "a que se reflexione sobre este fallo porque la policía investigó durante varios meses (a los integrantes del Movadef) y hubo denuncias del fiscal".
Alfredo Crespo atribuyó la decisión de excarcelarlos, que les permite enfrentar en libertad el proceso por terrorismo, a que "se ha desbaratado la acusación de que recibimos dinero del narcotráfico".
Los dirigentes del Movadef enfrentan acusaciones de terrorismo en las modalidades de dirigencia y militancia, así como el financiamiento del terrorismo con dinero proveniente del narcotráfico, según una acusación de la fiscalía presentada en abril.
Según Humala, los jueces peruanos "son complacientes con este tipo de gente, lo que permitió (en el pasado) que el país haya vivido a la zozobra por la insania de Sendero Luminoso".
El abogado penalista César Nakazaki, quien defendió al expresidente Alberto Fujimori en juicios de derechos humanos, estimó que la procuradoría antiterrorista "planteó mal el caso y no aportó abundantes indicios que prueben la vinculación del Movadef con el financiamiento del terrorismo a través del narcotráfico".
Crespo señaló que "el Movadef es víctima desde hace dos años de una persecución política por reclamar la amnistía" para el jefe de Sendero Luminoso.
El gobierno peruano busca mantener fuera de la ley al Movadef para impedir su participación política alegando su vinculación con el terrorismo de Sendero Luminoso.
Perú vivió entre 1980 y 2000 un conflicto interno entre las guerrillas y las fuerzas armadas que dejó 70.000 muertos, según una Comisión de la Verdad y Reconciliación.