miércoles, 6 de agosto de 2014

LOS GOBIERNOS DE TURNO DE ESTE REACCIONARIO ESTADO PERUANO SE LAS HAN AGARRADO CON TODO CON EL SECTOR EDUCACIÓN MENOS CONSIGO MISMOS



Puede resultar risible pero no. Lo que a continuación voy a reproducir de un articulista del diario La República del Perú dice mucho de hasta dónde alcanza la moralina cínica e hipócrita de este Estado reaccionario (ni para querer escuchar esa monserga de “si no te gusta, ándate a otro país… ” en palabras de algunos idiotas ilustrados.

Por ejemplo: a los profesores y maestros del Perú que tienen sentencias de delitos de terrorismo o en relación a ello está terminantemente prohibido, por ley, de que participen o se desempeñen laboralmente en el sector educación.

Reconozco que hay una gran preocupación por que se obtengan logros en el sector educación pero que se contradicen con los logros del sector administrativo y público en general y que conciernen a los gobiernos municipales, regionales y de carácter nacional. Quizá exagero para algunos ilustrados y demócratas como Marito Vargas Llosa quien ha reconocido y llegado a la conclusión filosófica de que la CORRUPCIÓN ES UNA NECESIDAD PARA LA DEMOCRACIA PERUANA, lo que nos hace observar la contradicción flagrante (que no es delito) entre lo que se busca con la educación y con lo que el sistema requiere o necesita.

Cierto, lo que argumenta el JNE es una tremenda inocentada respecto a que no se puede saber mucho respecto de los antecedentes de los candidatos (cuyas hojas de vida y declaraciones juradas ya están en las bases de datos del JNE) y que en el peor de los casos luego de que ganen se verá su conveniencia de que sigan o de que se les abra un proceso judicial o la defenestración pública.

Es lamentable que un “vulgar” Hacker haga ver al Jurado Nacional de Elecciones del Perú (JNE) como un organismo retrógrado, por no decir estúpido y dinosaurico. Ya sabemos por qué las cosas son así y no es que se quiera ahorrar dinero por causa de investigaciones ‘innecesarias’ pues “no importa que tal candidato robe pero que trabaje y haga obras”. Hace algún tiempo escuché a una profesora decir que la política está de moda, que era la mejor manera de hacer plata, que ‘había que meterse en la política pues se gana ‘bien’’ y eso no es una exageración ni una apreciación desproporcionada e inmoral o antiética sino las ventajas que nos ofrece la democracia de Marito.

No es moralina lo que precisamente necesita la gente puesto que no es por ello por la que votará la gente que espera que alguito les caiga. No cajitas de fósforo de obsequio motivacional electoral sino convincente y decorosamente un saco de arroz, azúcar o por lo menos de papas como se está estilando aquí en Huancavelica. No es que sean interesados sino que ya están convencidos por la praxis o la experiencia práctica del real valor de los actos electorales de nuestro país y para qué sirven; aquí sí podría confirmar dicha afirmación que dice que “el pueblo es sabio”.


Los hallazgos de Verita (II)
Miércoles, 06 de agosto de 2014 | 4:30 am 

Hace un par de semanas, el presidente del JNE, Francisco Távara, declaró asustado a este diario que “revisar minuciosamente más de 100 mil hojas de vida es materialmente imposible”. Un ciudadano común y corriente no tendría más opción que coincidir con él: después de todo, en el proceso electoral de este 5 de octubre, unos 116 mil candidatos postularán a más de 12 puestos públicos (desde regidores distritales hasta presidentes regionales). Wow. Mucho para leer. 

Pero un hacker no es un ciudadano común y corriente. Sabe que Távara está limitado por un esquema de pensamiento del siglo XX. Un hacker sabe que toda esa información no solo es legible en tiempos récord, sino que también es reutilizable por otros conciudadanos.

Un hacker, Aniversario Perú, es el creador de Verita, la herramienta que utero.pe (¡cuyo noveno aniversario fue ayer!) ha estado utilizando para publicar los siguientes hallazgos:

1.395 candidatos en todo el Perú tienen condenas penales y civiles. La primera mayoría de ellos (871) fueron sentenciados en juicios de alimentos. El segundo puesto (113 candidatos): peculado, es decir, mal uso de recursos del Estado. 

El partido que más sentenciado lleva es Alianza para el Progreso (114), de César Acuña, que se consagra, efectivamente, como una raza distinta. Luego siguen Fuerza Popular (el partido de Keiko Fujimori) con 61 sentenciados y Somos Perú (el partido de Fernando Andrade) con 54 sentenciados.

Después siguen Acción Popular (50), el Apra (26), el PPC (25), el Partido Humanista Peruano (22), Solidaridad Nacional (26), Vamos Perú (19) y Perú Posible (19)

Una narcoindultada por Alan García está postulando a una alcaldía distrital en Pasco. Además, otros 12 sentenciados por tráfico ilícito de drogas también postulan a distintos cargos en todo el Perú.

Ocho candidatos, incluido uno a regidor por Diálogo Vecinal, fueron condenados por el delito de homicidio.

 –Cinco candidatos a alcaldías distritales fueron condenados por el delito de terrorismo. Uno de ellos, en Huanta, lo hace a través del Movimiento Etnocacerista Peruano, de Antauro Humala, cuyos vínculos con Movadef son de público conocimiento. Otro, en Cajamarca, según la CVR participó en el asesinato de un policía en 1991.

–Esta semana, Verita también descubrió que 98 candidatos no han pagado sus reparaciones civiles que, en algunos casos, alcanzan los cientos de miles de soles

–Además, Alianza Para el Progreso lidera otro lamentable ránking: el de los partidos nacionales con menos participación de mujeres. Solo lleva un 38,9% de mujeres en sus candidatos, lo que lo ubica en el puesto 163 de movimientos políticos ordenados por porcentaje de cuota femenina.

Verita puede ejercer su labor gracias a un convenio con la Asociación Civil Transparencia, que nos ayudó a acceder a la base de datos del Jurado Nacional de Elecciones. Lamentablemente, esa base de datos no está a libre disposición de los ciudadanos. A nosotros nos gustaría que Verita tuviera competencia (o colaboradores), sin embargo, el JNE insiste en tratar los datos de los candidatos como propios y no públicos.
Terminamos con este tema la próxima semana.