domingo, 10 de agosto de 2014

MEDIDAS ‘PREVENTIVAS’ A LA PERUANA A LA AGUDIZACIÓN DE LA CRISIS ECONÓMICA MEDIÁTICA GLOBAL Y NACIONAL



Más que el problema del Movadef que no es más que un problema secundario, el de la economía es el pilar fundamental que determinará lo que sucede en el Perú y lo que se sucederá. Ya hasta Alejandro Toledo está oteando nuestro panorama social y económico creyendo que puede reeditar una nueva marcha de los 4 suyos (claro, sería solo el de los suyos o de lo suyo) y que pondrá su pechito serrano para enfrentar los estertores de una nueva dictadura cívico-militar de darse el caso.

Seguridad del Estado cree que somos ingenuos y que nos pueden pasear a su antojo con el tema del Movadef removiendo la bilis de sus perros reaccionarios en razón a que son conocedores del escenario global en el que estamos inmersos y la fuerza política (no solo ideológica) que representa una organización política como el Movadef o cualesquier otra que aglutine a las reales fuerzas de izquierda de nuestro país, no las que representó por ejemplo el recientemente fenecido social demócrata Henry Peace.

La guerra económica global ya se desató con la respuesta de Rusia defendiéndose de las sanciones a que la están exponiendo las fuerzas tradicionales económicas del siglo XX en pleno siglo XXI a la cabeza del sistema financiero judío sionista árabe con base en los EEUU. No solo el Perú sufrirá las consecuencias de dicha guerra (no en vano Ana Jara y el ministro de economía Castilla han abierto las puertas del infierno en el VRAEM al eliminar la norma que prohíbe la comercialización de insumos químicos incluyendo al kerosene lo que les permitirá sembrar un paquete completo en dicho lugar que no solo involucra inversión sino también represión, nada natural, como para presionar a las fuerzas del PCP en armas en el VRAEM, que ya parecen ‘en el dolor, hermanos’).

Aquí les paso a reproducir un artículo aparecido en el Diario La República: http://www.larepublica.pe/10-08-2014/ahora-nuestra-economia-no-esta-en-desaceleracion-sino-en-caida

“Ahora nuestra economía no está en desaceleración, sino en caída”
Domingo, 10 de agosto de 2014 | 4:30 am


Economista. Bruno Seminario: Es probable que la desaceleración se detenga el 3er trimestre.

Bruno SeMinario. Economista, catedrático e investigador de la Universidad del Pacífico.
Martín Gallardo Garrath
Muchos de sus colegas lo consideran el economista más brillante del Perú. El profesor Bruno Seminario nos recibió en el Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico y advirtió que si el modelo económico no deja de depender únicamente de las exportaciones estaremos cometiendo el mismo error que en 1970.

¿Cuándo comenzó la desaceleración de la economía peruana?
La desaceleración comenzó cuando empezaron a caer los precios internacionales. El punto de inflexión en el que desciende el nivel de crecimiento y la desaceleración comienza fue en mayo de 2012. Sin embargo, desde noviembre del año pasado, el Producto Bruto Interno (PBI) desestacionalizado inició su caída. Ahora ya no estamos en desaceleración, ahora estamos en caída. (Ver gráfico)

¿Qué factores propiciaron la caída de la producción?
Los precios internacionales comienzan a descender en el año 2012. Esto repercutió en nuestra economía de manera negativa. Si bien es un problema más complejo que incluye otras variables, básicamente se debe a esos precios. 
¿Considera que ya estamos en recesión?
Antes de que culmine este año se van a cumplir los requerimientos técnicos para considerarnos en recesión. Tienen que pasar seis meses de caída en el PBI desestacionalizado. 
¿Desde cuándo el PBI desestacionalizado está en negativo?
Desde noviembre de 2013 está en negativo. Cuando hablo de PBI desestacionalizado me refiero al PBI ajustado por fluctuaciones estacionales. Con esta medida se pueden computar las tasas de crecimiento de mes a mes. Este indicador está en negativo desde noviembre pasado.
¿Afirmaría que las medidas del gobierno para mitigar la desaceleración económica están siendo efectivas?
El gobierno ha dado tantas medidas que cuando me hablas de medidas no queda muy claro a cuáles te refieres (sonríe irónicamente). Las primeras que dictó no tuvieron ningún impacto porque básicamente se abocaban a reducir la tramitología. Eso repercute en el mediano o largo plazo, pero en el corto plazo no tiene impacto alguno. Las que probablemente repercutan son las que ha dictado recientemente, pero es muy pronto para que se sienta que se frena la desaceleración. Eso seguramente se sentirá entre el tercer y cuarto trimestre de este año si es que el gobierno actúa adecuadamente.
Entonces, ¿para el cuarto trimestre la economía peruana se recuperará?
Es altamente probable que la desaceleración económica se detenga en el tercer trimestre de este año y que la economía empiece a levantarse en el cuarto trimestre. La mejora dependerá en gran parte de que salga el proyecto Toromocho. 
¿Por qué Toromocho es tan importante?
Son 250.000 toneladas de cobre. Si esa mina no entra en operación en este año, la economía va a estar en problemas. Por el contrario, si empieza a operar en el último trimestre del año, la producción minera subirá y la economía se expandirá.
¿Depender tanto de un solo proyecto no es muy riesgoso para el país?
No porque es una mina que ya está en proceso de construcción y ahora está en pruebas. Ha tenido retrasos, pero la inversión ya terminó. Lo que falta es que comience a producir. Esa mina debería salir en el cuarto trimestre del año. Actualmente estamos produciendo 1.200.000 toneladas de cobre. Toromocho en plena capacidad implicaría un incremento del 25% de la producción total. Como son solo dos meses, el impacto será pequeño pero bastante producente.
¿Cree que la recuperación económica de Estados Unidos acreciente la desaceleración o según su parecer nos beneficiará?
Su impacto es un poco ambiguo. Por un lado puede que promueva la recuperación de las exportaciones no tradicionales. Pero también puede impactar negativamente porque si la economía norteamericana se recupera es probable que sus tasas de interés suban y que la inversión tienda a fluir a Estados Unidos.
¿Qué implicancia tendrá la evolución de la economía china en el Perú?
China está directamente ligada al precio de las materias primas y este está cayendo. Eso explica la desaceleración de su economía. El gran dilema es que la reactivación estadounidense puede hacer que China se recupere y los precios podrían aumentar. Si aumenta la demanda agregada de Estados Unidos, China también se verá beneficiada y si China se recupera, puede que incremente el precio de las materias primas. 
¿Cree que el ministro Luis Miguel Castilla ya le prendió velas a sus santos para que China se recupere?
No solo las velas, sino también ha sacado al Señor de los Milagros para que lo ayude (ríe). Si China no se recupera es altamente improbable que el precio de las materias primas lo haga. Cuando mayores son los precios, mayores son las utilidades de las empresas mineras y este aumento a su vez tiene un triple impacto. Primero es que las reinversiones crecen y eso incrementa la inversión privada. Justamente la falta de reinversión ha acrecentado la desaceleración económica. Lo segundo tiene que ver con el aumento de los cánones y el gasto público regional. Si el canon disminuye también lo hace el gasto público. Y lo último tiene relación con el ingreso del Estado. A mayores utilidades, mayores ingresos estatales.
¿Considera que el modelo económico es el más adecuado para sentar las bases del crecimiento prolongado en el largo plazo? 
No. Actualmente está muy concentrado en el sector primario exportador. Debemos diversificar la economía y sofisticarla más para poder ser sostenibles en el largo plazo.
¿Esto se conseguirá con el Plan Nacional de Diversificación Productiva?
El gran problema del plan es que es demasiado general. Dice que mejorará e igualará la producción en múltiples sectores, pero primero debe focalizarse en sectores específicos y eso les tomará entre cinco y seis años. Y para cuando esté listo ya habrá estallado el problema externo. 
¿El ministro Ghezzi peca de optimista con el plan?
Creo que el plan de Ghezzi es razonable, pero hay un problema con el tiempo de implementación. Creo que tendrá grandes efectos recién en cinco años.