viernes, 31 de octubre de 2014

CARICATURA DE NETANYAHU PILOTANDO AVIÓN DEL 11S: SUEÑOS VERSUS REALIDAD


Una caricatura de Netanyahu pilotando un avión del 11-S desata polémica


Publicado: 31 oct 2014 | 9:41 GMT

El periódico israelí 'Haaretz' publicó este jueves una caricatura que muestra al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, como piloto de un avión que se dirige hacia una de las torres del World Trade Center de Nueva York.

"El mensaje es que Bibi [Netanyahu] es arrogante y solo quiere destruir los lazos que Israel mantiene con EE.UU.", escribió el autor del dibujo, el artista israelí Amos Biderman, en Twitter.

En su opinión, el primer ministro israelí podría llevar al país a una situación tan grave como la del 11-S.

 "No era mi intención insultar o herir a nadie", aseguró Biderman a 'Haaretz', después de que su dibujo fuera calificado de "grosero" e "irrespetuoso".
SSMM------------------------------

El dibujo parece decirlo todo respecto de las implicancias de la inteligencia israelí en el atentado a las Torres Gemelas del World Trade Center de New York como consecuencia de las previsiones económicas globales previas al 11S.

Sería exagerar al tratar de considerar este dibujo como prueba fehaciente de la política gubernamental israelí y no solo lo que es, la expresión de un ciudadano más israelí. La presión internacional hacia Israel desatada no hace mucho como consecuencia de su ataque indiscriminado a Gaza en Palestina que los ha desenmascarado de sus mentiras supuestamente piadosas que venían desde después de su consolidación económica global mundial (no después de la II Guerra Mundial) está motivando que Netanyahu ya no pueda dejar de lado dicha opinión que puede construir un gran cerco mucho más grande que el que tiene construida en Israel para distanciarse de los palestinos.

Eso no le ha gustado a los plutócratas degenerados judíos israelíes norteamericanos que han despotricado contra este individuo y ante los cuales coincide en la misma postura el pintor israelí de dicho dibujo. Es consciente que más allá de dicho cerco debe seguirse bombardeándose con aviones F-17 para ampliarla sin importar consideraciones de índole moral o ético (dado que no tienen nada que ver con la religión del judaísmo y el Dios Jehová que defienden) pues de no hacerlo (como lo han venido haciendo) se corre el riesgo de exponerse a los vaivenes de la presión religiosa y cultural de los países árabes que no coinciden con su racionalidad y además con la presión geopolítica de esos países que pondrían en jaque su sobrevivencia no solo como estado sino como civilización que ha influido durante siglos en el pensamiento y el desarrollo de la humanidad en general, al menos hasta ahora.

El hecho de quedarse ‘acorralados’ les forzaría a atacar incluso a sus propios aliados de marras (el cual es el sentido concreto del dibujo) para forzarlos a mantener la integridad del territorio y el estado israelí mediante el chantaje a sus congéneres norteamericanos. Netanyahu en su actitud casi timorata, prudente diremos nosotros, estaría forzando con su actitud negligente y cobardona (no es cobarde para el autor del dibujo el hecho de despanzurrar niños, mujeres, ancianos y enfermos con bombas inteligentes como en Gaza) a que los israelíes recurran al terrorismo (incluyendo al terrorismo mercenario como el que han consolidado en el actual Medio Oriente de la mano con Al Qaeda) como mecanismo para garantizar su ‘inteligente pureza racial y religiosa’.

Lamentablemente las cosas no han salido tal y como se habían planeado mucho antes del 11S. Hoy los desafíos generados no se pueden desaparecer simplemente con un misil inteligente ni reeditando los ‘frutos’ de la inteligencia sionista de la “lucha contra el terrorismo” global mucho menos financiándola o incluso ejecutándola abierta y descaradamente (a lo Breivik) pero que tal y como podrían ir las cosas eso no sería nada extraordinario ni difícil de imaginar (lo cual equivale a las palabras del dibujante: “el primer ministro israelí podría llevar al país a una situación tan grave como la del 11-S”).

Definitivamente sí que tendrán que repensar toda su política hasta su racionalidad y los que lo rodean, y el mismo Netanyahu no solo presiente eso sino que ha sacado los pies del paraíso judío (quizá infierno) y los ha puesto sobre la tierra. De otro modo no les queda otra cosa que ‘vencer’ o ‘morir’.