sábado, 29 de noviembre de 2014

REDEFINIENDO EL PANORAMA NACIONAL DEL PERÚ, LAS CONSECUENCIAS DE LA GUERRA INTERNA Y DEL CONTEXTO GLOBAL. MAFIAS EMPRESARIALES FUJIMONTESINISTAS PERUANAS VERSUS LAS MAFIAS SIONISTAS GLOBALES.

Todo indica que los periodistas de hoy en día están intentando darle una interpretación razonable a las relaciones sociales, políticas, militares, económicas e incluso religiosas generadas y establecidas como consecuencia de la Guerra Interna contra un sector del PCP, contra Sendero Luminoso desde 1980.

Para el título del artículo del diario la república en http://www.larepublica.pe/29-11-2014/mafia-de-rodolfo-orellana-tiene-conexiones-con-oscar-lopez-meneses# cabría haberla escrito así: ‘Mafia de Rodolfo Orellana tiene conexiones con mafia de López Meneses’.

Podría decirse que están (estamos) exagerando dado que las estructuras del poder actual, y las que como administradores se seguirán turnando electoralmente, tienen su fundamento en las relaciones sociales de producción establecidas en el contexto del modelo neoliberal construido desde el Fujimontesinismo, y luego de ellos, está siendo implementado y mejorado acorde las circunstancias que vive el país.

Esta es una de las razones principales por la que se ha sugerido como explicación del origen de la corrupción en el Perú de hoy que es Sendero Luminoso la fuente, la causa, el origen de esta corrupción. Entenderla de otra manera es imposible, dado que la corrupción ya estaba sembrada en el sistema capitalista peruano y tiene antecedentes digámoslo casi histórico en las estructuras del poder en el país incluso luego de la independencia del Perú como resultado de la revolución de los criollos y afines. Que quizá la haya agudizado aún más es aceptable pero habría que investigar al respecto y demostrarlo para no especular (tal y como se hace con la foto que se publica en dicho diario dado que se asume que las imágenes dicen tan igual como las palabras).

El ‘error interpretativo’ es solo una cuestión de gustos del poblador común y de quien quiera interpretar dichas relaciones desde su propio interés o perspectiva. No se puede ser sin embargo ingenuo para entender los vínculos que los periodistas a través de dicho medio tratan de resaltar. Si me vieran con ex Senderistas hablando o con presuntos militantes combatientes en armas de la guerrilla maoísta o de miembros del MRTA, los que señalara seguridad del estado reaccionario, ya el lector o el observador tendrían sus deducciones con la total y absoluta certeza que le sugieren los miembros de las fuerzas policiales que lo manifestaran.

Como periodistas, no deben caer en el tremendismo o la exageración oportunista que solo es válida en contextos como la Guerra Interna y no precisamente en un contexto menor como lo es la corrupción funcional del sistema capitalista peruano actual. No en vano hasta la propia Iglesia Católica peruana hace llamados a la ‘cordura’ que eviten que incluso se autodestruyan (el llamado a los religiosos, no a los que ni tienen ni Dios ni religión como el bloguero).

Que ambas mafias (como entre muchas otras) se hayan nutrido (y seguirán) en medio de la pugna y colusión de las ventajas colaterales de la Guerra Interna contra la guerrilla de Sendero Luminoso a su entender ocupado en destruir este podrido sistema peruano, no es producto de la mera casualidad. El sistema supo defenderse mejor y lograr una victoria mediática y sus promotores utilizarla para hacerse millonarios  y prosperar (sujetos de envidia, como decía la ex fiscal fujimontesinista ‘cementerio cementerio’), es decir, que Montesinos por envidia de los peruanos está preso ‘injustamente’ como lo estarán probablemente López Meneses y Rodolfo Orellana. Obviamente, desde una perspectiva defensora del podrido estado peruano es injusto, incluso desde la premisa de sus aliados como los que viven en la embajada norteamericana.

No es un delito que la gentita ‘caída en desgracia’ se reúna con empresarios exitosos (hasta el momento como lo era Rodolfo Orellana) sobre los que no pesan acusaciones ningunas excepto los dimes y chismoserías de alto nivel, obviamente empresarios legalmente exitosos.

Durante la Guerra Interna estos empresarios tenían todo el derecho de cerrarnos las puertas o la de negarnos el trabajo cortésmente, eso era totalmente válido como principio político o ideológico aunque eso se llame defensa de la democracia. No es que sean víctimas de venganza o envidia alguna, al contrario, son víctimas de la crisis global, de las propias leyes actuales y de su ‘democracia’ por sostener (algo que los imperialistas norteamericanos y sionistas no quieren permitir en el Medio Oriente de hoy). No es casual que las posiciones fascistas e incluso neonazis a nivel global estén cobrando fuerza y actuando descaradamente al amparo de defender una pseudo democracia inexistente en los países ‘modernos’. No es gratuito que los invasores sionistas vía la OTAN bajo el pretexto de la “libertad y la democracia” hayan promovido las ‘primaveras o revoluciones naranjas’ cuyo objetivo en concreto es la de generar estados fallidos y no precisamente la de consolidar la ‘democracia’ que en nada les conviene tal como sucede en Libia y la perseguirán de la misma manera en el Medio Oriente con el barajo de la “lucha contra el terrorismo” (en lucha junto con sus mercenarios terroristas mediáticos y de siempre).

Solo algo es concreto, las mafias de tendencias y prácticas fujimontesinistas están vigentes en el país. Los kekos que hace la candidata presidencial Keyko Fujimori por distanciarse de ellas son solo eso, fintas que no calan en el sentido común de la población que también se ha achorado con estos asuntos y a la que le ha comenzado a gustar el convivir en pestilencia y en aroma de democracia a la peruana al amparo de cualesquier gobierno de turno. Nos guste o no, pero eso se llama democracia.

La participación de católicos y de evangélicos en el entramado de las mafias progresistas de nuestro país no es la excepción, son seres humanos y nada más, que pretenden ampararse en la idea de un Dios incongruente con sus usos, hábitos, necesidades y costumbres. Ellos nos dan un alcance de los efectos de la Guerra Interna y de la por aquel entonces ofensiva de Sendero Luminoso bajo la jefatura del líder maoísta Abimael Guzmán Reinoso que se contenta con que no le impidan la visita legal de su esposa suspendida desde hace casi un año (levantada recientemente) dado el contexto de planes de seguridad del estado reaccionario para enfrentar al PCP en conjunto en el país, o para utilizarlos como cucos que ondear y levantar banderas de guerras falsas y peligros realmente inexistentes, más que solo los que produce este podrido sistema. Eso sin negar el carácter de poder oculto que aunque desorganizado aún representan Sendero Luminoso y el PCP en general en el país que en determinado momento se pretendió ingenuamente ocultarle al país con eso de la pacificación, la paz, la victoria contra el ‘terrorismo’ y su derrota.

Ciertamente, lo que hizo EEUU después del 11S hasta hoy en día sí que ha cambiado radicalmente el escenario político a escala global. Obviamente, pretender convertir a América Latina en su wáter o retrete dónde defecar sus inspiraciones intelectuales va a ser un poco difícil pese a contar con todo el capital material y humano para ejecutarlo.

Aquí a continuación reproducimos dicho artículo.

MAFIA DE RODOLFO ORELLANA TIENE CONEXIONES CON ÓSCAR LÓPEZ MENESES

Convergencia. En una fiesta de cumpleaños del empresario Vicente Díaz Arce, se juntaron Rodolfo Orellana Rengifo y el coronel PNP (r) Manuel Áybar Marca, cómplice de Vladimiro Montesinos. Áybar alquilaba un inmueble de su propiedad a la empresa Police Security, cuyo dueño es Sandro Espinoza, socio de López Meneses.
Doris Aguirre

Una foto del cumpleaños del empresario Vicente Díaz Arce celebrado el 22 de enero del 2012 confirma la vinculación que existe entre Rodolfo Orellana Rengifo y el ex operador montesinista Óscar López Meneses.

En la imagen aparecen Rodolfo Orellana, Vicente Díaz y el coronel PNP (r) Manuel Áybar Marca, conocido brazo derecho de Vladimiro Montesinos Torres.

Resulta que Manuel Áybar alquiló una residencia de su propiedad en la calle Armando Blondet 250, en San Isidro, a Ludith Orellana, hermana de Rodolfo Orellana. Ludith a su vez rentó la residencia al capitán PNP (r) Sandro Espinoza Flores, donde instaló las oficinas de su empresa "Police Security", entre cuyos socios se encuentra el ex operador montesinista Óscar López Meneses.

Las autoridades que investigan a la red de Rodolfo Orellana han determinado que existe estrecha relación entre la organización del abogado con López Meneses por intermedio de Manuel Áybar.

Tanto Óscar López Meneses como Manuel Áybar Marca estuvieron presos por su pertenencia a la organización criminal de Vladimiro Montesinos.

El empresario Vicente Díaz Arce, investigado por su pertenencia a la red de Orellana, confirmó a La República que conoce a Manuel Áybar Marca desde el gobierno de Alberto Fujimori, periodo en el que estrechó su amistad con el sindicado "brazo derecho" del jefe de facto del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN).

Este diario le mostró a Vicente Díaz la fotografía en que aparece flanqueado por Rodolfo Orellana y Manuel Áybar. Y dijo: "Sí, es Manuel, mi amigo desde hace años".

Áybar purgó condena por haber participado en varios actos ilícitos dirigidos por Montesinos durante el gobierno de Fujimori.

 PECADORES Y ACUSADOS

No obstante los antecedentes criminales de Áybar, Vicente Díaz señaló: "Fue un  buen policía en el gobierno de Alberto Fujimori. Era el año 1995.  Cuando Áybar cayó preso fui a visitarlo para hablarle de la palabra de Dios. No he cometido ningún pecado por hacer eso. Así como he ido a visitar a Áybar, también visité al presidente Alberto Fujimori, para sanarle de su enfermedad. Yo le dije a Fujimori: 'Mire, presidente, usted no va salir de acá, hasta que Dios lo permita'. Yo le dije eso a Fujimori".

Vicente Díaz Arce es acusado de lavar dinero ilícito de la mafia de Rodolfo Orellana Rengifo. Díaz es predicador de la iglesia evangélica "Reparamos Vidas", Por eso, ahora lo defiende.

"¿Usted es amigo de Rodolfo Orellana Rengifo?", le preguntó La República.

"Claro, cómo no voy a conocer a Rodolfo Orellana. Él  vino a mí para curarlo. Rodolfo Orellana sufría del colon y mediante oraciones yo lo sané", respondió.

"¿Y desde cuándo es amigo de Orellana?", le insistimos.

"Desde hace muchísimos años", contestó.

"¿Cuántos?", le pedimos que precise.

"Como cinco años o más", afirmó.

"Rodolfo Orellana está acusado de dirigir una organización criminal de tráfico de terrenos y lavado de activos. ¿Cuál es su versión?", interrogamos.

"Mire, ¡si de mí han hablado tanto! Que era contrabandista, narcotraficante, en fin. Para mí, Orellana es un abogado y como profesional es correcto, nunca vi nada malo en él. Rodolfo Orellana es inocente hasta que la justicia lo condene.

"Orellana se ha apropiado de muchas propiedades, no solo de entidades privadas, sino también ha chocado contra el Estado. Ha arruinado a muchas familias, que lloran por lo que Orellana les ha despojado. Orellana es un pecador sin perdón", le decimos.

"En esta vida nadie es bueno. Y con relación a las apropiaciones ilegales que se le imputan, desconozco. Mire, yo que he sido un pecador, me he sanado con la palabra del Señor", arguyó.

"A usted se le relaciona con la red de Orellana, ¿cuál ha sido su participación?", le recordamos.

"No sé por qué me vinculan con esta organización. Yo soy un próspero empresario. Soy el fundador de Gamarra, nada tengo que ver con esas investigaciones de lavado de activos. He pedido a la fiscalía que me expliquen por qué me están involucrando", manifestó Vicente Díaz Arce, autotitulado el fundador del "emporio de Gamarra", en La Victoria.

Lo cierto es que con la declaración de Vicente Díaz Arce se confirma que existe vinculación entre Rodolfo Orellana y Manuel Áybar Marca.

MAFIA CON MAFIA

El seis de febrero de este año, La República destapó que "Police Security", la empresa de seguridad del capitán PNP (r) Sandro Espinoza Flores, amigo y socio de Óscar López Meneses, funcionaba en la calle Armando Blondet 250, en San Isidro. Según Registros Públicos, la residencia estaba a nombre del montesinista Manuel Áybar Marca.

En esa ocasión, Áybar le dijo a La República: "En 2007, cuando me encontraba en el penal San Jorge, en mi representación mi hija alquiló el inmueble a Ludith Orellana. Y en 2010, ella subarrendó la propiedad a Sandro Espinoza".

En un primer momento, Sandro Espinoza desmintió a Manuel Áybar, pero este le aclaró: "En varias oportunidades me escribió cartas y me llamó por teléfono. Entonces, no es verdad que no me conocía. Y él conocía mi situación legal".

Efectivamente, cuando era un oficial en actividad, y estaba asignado al penal San Jorge, Sandro Espinoza hizo amistad con Óscar López Meneses y Manuel Áybar Marca.

Hasta ahora no se sabía que Orellana estaba relacionado íntimamente con Áybar Marca. Otro fotografía obtenida por La República revela que ambos llegaron juntos a la fiesta de cumpleaños de Vicente Díaz Arce. El que llevaba el regalo bajo el brazo, era Rodolfo Orellana.

INFILTRACIÓN POLICIAL

Entrevistado por este diario, el empresario Vicente Díaz Arce confirmó que el coronel PNP (r) Jorge Reyes Matos, promoción del coronel PNP (r) Benedicto Jiménez Bacca, miembro de la mafia de Rodolfo Orellana, también es su amigo y apoderado.

Como informó ayer este diario, el ex director de la Escuela de Criminalística, coronel Jorge Reyes, presionaba a efectivos del Departamento de Grafotecnia de la Dirección de Criminalística (Dircri), para que convalidaran documentos fraguados de Vicente Díaz. Reyes es acusado de integrar la red de Orellana.

Vicente Díaz, como era de esperarse, defendió al coronel Jorge Reyes, a quien le entregó un poder para que lo representara.

"¿Cómo conoció al coronel Jorge Reyes, promoción de Benedicto Jiménez?", preguntamos.

"A Jorge lo conozco desde hace más de ocho años. Él también es miembro de la iglesia cristiana a la que pertenezco. Es un policía recto", alegó.
El 13 de noviembre de este año, Ludith Orellana Rengifo fue detenida por un equipo especial de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimín), dentro del Center Hotel, de Huaral. 

Con ella estaba el coronel Jorge Reyes, como confirman las fotografías que se publican en estas páginas. Cuando Ludith Orellana se encontró con la policía, Reyes les dijo a los agentes: "Tienen que darle el trato que se merece". Ella lo abrazó fuertemente. Recién la policía se la llevó.

"Usted le entregó una carta poder a Jorge Reyes para que lo representara, ¿no es cierto?", interrogamos a Vicente Díaz, amigo de Jorge Reyes.

"Claro, porque necesitaba una persona de mi entera confianza para que recogiera los dictámenes periciales en la Dirección de Criminalística.  Yo no podía subir hasta el sétimo piso porque soy un hombre  de edad y  estaba enfermo", arguyó Vicente Díaz.

El empresario de Gamarra admitió que Ludith Orellana, brazo derecho de la organización que encabezaba su hermano, era otra amiga de su círculo íntimo.

 "Oramos juntos varias veces", indicó Díaz.

Según la acusación de la empresaria Norma Egas Cáceres, Vicente Díaz Arce recurrió a un laudo arbitral dirigido por el abogado Alberto Vásquez Ríos para definir la propiedad de cuatro hectáreas en Huancayo valorizadas en 9 millones de dólares. Vásquez falló a favor de Díaz.

Norma Egas no sabía que Alberto Vásquez era miembro de la organización de Orellana, el amigo íntimo de Vicente Díaz.

Increíblemente, Vicente Díaz Arce admitió que Alberto Vásquez Ríos era su amigo y que incluso lo "sanó" de sus males.

"Sí, Alberto Vásquez es mi amigo. Lo conocí en una reunión de abogados. Yo lo sané a él y a otros muchos abogados que me llamaban para que yo les orara. Yo lo hice de buena fe. Hasta el decano del Colegio de Abogados de Lima, Raúl Chanamé Orbe, me llamó para que le rezara", aseguró Vicente Díaz Arce.

Las autoridades que investigan a la mafia de Rodolfo Orellana, enteradas de los vasos comunicantes con Óscar López Meneses, ha comenzado a explorar profundamente las vinculaciones de estos personajes relacionados a su vez con Manuel Áybar, pieza fundamental de la mafia de Montesinos. Son sospechosos comunes.

MÁS QUE UN "CHALECO" DE LA NÚMERO DOS, LUDITH ORELLANA

El coronel en retiro PNP Jorge Reyes Matos aprovechaba del grado que tenía para proteger a Ludith Orellana Rengifo, sindicada como el brazo derecho de su hermano Rodolfo.

El coronel Reyes mostraba su insignia y conseguía trasladar de un lugar a otro a Ludith Orellana en una camioneta con lunas polarizadas para evitar su captura.

Dos días antes de captura de Ludith Orellana, agentes de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimín) enrumbaron a Huaral e instalaron un sistema de vigilancia en el Hotel Center. Informantes de la Digimín señalaron que ella había alquilado cuatro habitaciones para su familia.

Ludith Orellana estaba junto a sus  tres menores hijos y una niñera, además de su esposo Óscar Castillo Yáñez, en el hotel huaralino.

Cuando el coronel PNP (r) Jorge Reyes vio a los agentes de la Digimín, se identificó como su abogado.

De acuerdo con las escuchas electrónicas de la Policía Nacional, Jorge Reyes se comunicaba con distintos teléfonos con Ludith Orellana y le advertía de los movimientos de los efectivos que la buscaban.

Sin embargo, al momento de la detención de Ludith Orellana, Jorge Reyes no tenía orden de captura. Se desconocía su verdadero papel en la mafia. Pero eso ya terminó.

_______________________________________________________


El artículo siguiente ha sido incluido el domingo 14 de diciembre del 2014.


15 COLABORADORES EFICACES DELATAN A MAFIA DE ORELLANA

Domingo, 14 de diciembre de 2014 | 7:31 am

Lo sabe todo. Wilmer Arrieta Vega conoce todas las transferencias ilegales de propiedades y de dinero de Orellana. (Luis Enrique Saldaña)
Ondas expansivas. Testigos que pertenecieron a la organización criminal del abogado se acogieron al beneficio legal que les ofreció el Ministerio Público y facilitaron a las autoridades la plena identificación de 52 cómplices, la ubicación de 55 empresas de fachada y la incautación de por lo menos 20 inmuebles. 

Doris Aguirre, María Elena Hidalgo y Lupe Muñoz.

La Fiscalía de Lavado de Activos que investiga las dimensiones de la red de corrupción del abogado Rodolfo Orellana Rengifo, estima haber avanzado en un 70 por ciento en la identificación de los cómplices y de los delitos perpetrados.

La explicación del considerable avance es que las autoridades consiguieron que 15 miembros de la organización criminal se acogieran a la ley de Colaboración Eficaz. Desde la época de la red de corrupción del régimen de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos, no se registraba un considerable número de testigos dispuestos a entregar información clave.

De acuerdo con fuentes relacionadas con el caso que fueron consultadas por La República, los colaboradores eficaces han aportado datos reveladores sobre tres aspectos:

a) Cómo funcionaba la organización desde el vértice hasta la base y quiénes la conformaban.

b) La identificación de las propiedades mediante las operaciones ilícitas de la mafia y de los testaferros que participaron.

c) La identificación de ex  notorios integrantes de la organización de Vladimiro Montesinos enlazados con personajes de la red de Orellana, entre ellos el coronel  EP Roberto Huamán Azcurra y el coronel PNP (r) Manuel Aybar Marca.

Algunos de los 15 colaboradores eficaces fueron los que facilitaron los datos que permitieron rastrear la ubicación del escondite de Rodolfo Orellana Rengifo en Cali, Colombia; y de la hermana de este, Ludith Orellana Rengifo, en un hotel en el norte chico, en Huaral.

"La colaboración eficaz se otorga únicamente si es que la información proporcionada es cierta y permite descubrir delitos y a sus autores. En el caso de la ubicación de Orellana, la información que nos entregaron los colaboradores eficaces resultó verdadera. Estas personas entonces recibirán los beneficios de la colaboración eficaz, como por ejemplo, la reducción de pena", explicaron  fuentes del Ministerio Público.

Wilmer Arrieta Vega, quien era un simple empleado de limpieza del estudio de abogados de Orellana, fue utilizado como testaferro por la organización criminal. Era uno de los prófugos más importantes, hasta que los colaboradores eficaces filtraron los datos de su ubicación. Arrieta fue detenido el cinco de diciembre en un inmueble de San Juan de Miraflores.

"Wilmer Arrieta es un personaje clave de la organización porque fue él quien hizo la mayoría de transferencias ilegales de inmuebles y de dinero de origen ilícito", explicaron las fuentes.

"BOOM" DE IMPLICADOS

La fiscal de lavado de activos, Marita Barreto Rivera, inició el caso solamente con 20 inculpados. Gracias a una estrategia investigativa con la participación de los colaboradores eficaces, Barreto ahora cuenta con 52 procesados y la cifra probablemente alcance el centenar o más.

Además, la fiscalía de lavado de activos ha identificado 55 empresas de fachada que controlaba la red de Rodolfo Orellana, y por añadidura, incautó 20 inmuebles y 24 mil hectáreas de terrenos en Tumbes.

"La colaboración eficaz es como dominó. Cae uno y arrastra al otro. Con la excepción de los cabecillas, a los investigados se les da la oportunidad de acogerse a la ley. Un primer beneficio, por ejemplo, es que no se dicta detención inmediata contra los investigados que desean entregar información. Si la información es verdadera, no habrá mandato de detención. Si los datos son falsos, se procede a la captura", señalaron las fuentes.

Mediante la estrategia descrita las autoridades han conseguido identificar a ex miembros de la organización criminal de Vladimiro Montesinos, quienes, luego de haber salido de la cárcel, se relacionaron con la mafia de Rodolfo Orellana. Ellos son los coroneles de la policía Manuel Aybar Marca y del Ejército Roberto Huamán Ascurra.

Los colaboradores eficaces  señalaron que los abogados Rodolfo Orellana y Blanca Paredes Córdova conspiraron para arrebatarle la propiedad de la plaza de toros "Sol y Sombra", en La Victoria, a Giovanni Paredes Ruiz, y vendérsela al empresario Vicente Díaz Arce, procesado por presunto lavado de activos. Las autoridades han detectado que Blanca Paredes está vinculada con Roberto Huamán, quien luego de nueve años de carcelería, recuperó la libertad el 29 de noviembre de 2011.

Y con respecto a Manuel Aybar,  el Ministerio Público constató que cuando se encontraba en la prisión, entregó un inmueble en San Isidro a Ludith Orellana Rengifo, quien lo usufructuaba.

FÁBRICA DE DINERO

La Fiscalía de Lavado de activos también ha avanzado en desmontar el negocio millonario de las Cartas Fianza  ilegales que suscribía la empresa Coopex, de propiedad de Rodolfo Orellana.

Al margen de la supervisión de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), los documentos de Coopex fueron presentados por empresas en licitaciones en 11 regiones del país (Madre de Dios, Ica, Áncash, Loreto, Tumbes, Huánuco, Huancavelica, Cusco, Arequipa, Ucayali y Lambayeque), por un monto que supera hasta el momento 600 millones de soles.

Se investiga si las autoridades regionales también estaban implicadas en la concentración fraudulenta.

Los procesados en Coopex, además de Rodolfo Orellana, están Churchill Orellana Rengifo, Jorge Flores Yupanqui, José Valderrama Contreras, Óscar Pantoja Barrero, y William Cruzálegui Caballero.

Los colaboradores eficaces han señalado que Cruzálegui cumplía funciones de tesorero de la organización y se encontraría oculto en Canadá.

Respecto al hijo adoptivo de Orellana, Churchill Orellana, este reportaba entre 50 mil a 100 soles diarios derivados de las cartas fianza fraguadas por Coopex.

"Era probablemente uno de los negocios más rentables de la organización", dijeron las fuentes: "Desde 2011 se han detectado movimientos de ingentes cantidades de dinero que efectuaba Churchill Orellana, quien reportaba directamente con la cabeza de la organización".

Las autoridades no han descartado que Churchill Orellana –cuya verdadera identidad es Churchill Ríos Vela–, aprovechó el esquema financiero de la red de su padre para lavar dinero del narcotráfico.

Los fiscales han detectado que Churchill Orellana recibió poderes ilimitados por parte de Laura More Tejada, hermana del narcotraficante Ricardo More Tejada, sobre propiedades y cuentas de este de probable origen ilícito.

Ricardo More fue asesinado el 15 de septiembre de 2004 por un presunto ajuste de cuentas. A su vez Churchill transfirió los bienes de Ricardo More a Rodolfo Orellana. El círculo perfecto.

LAS CONEXIONES CON EL NARCOTRÁFICO DE LA MAFIA DEL ABOGADO ORELLANA

La investigación por narcotráfico que involucra a Rodolfo Orellana también es parte del ámbito del fiscal de lavado de activos, Marita Barreto.

La investigación por narcotráfico se basa en el informe de la Unidad de inteligencia  Financiera (UIF) de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS).

De acuerdo con el reporte de la UIF, los narcotraficantes Hugo Diaz Lozano y Ricardo More Tejada, quienes fueron detenidos con clorhidrato de cocaína del Cártel de Tijuana, están vinculados con la mafia de Orellana.

Como se ha mencionado, la hermana del narco Ricardo More le entregó poderes sobre propiedades de este a favor de Churchill Orellana, y este se los traspasó a Rodolfo Orellana.

La actual pareja de Rodolfo Orellana, Ester Morales Schaus, registra un anterior matrimonio con un procesado por narcotráfico: Hugo Díaz Lozano, a quien Dirandro lo encontró con 900 kilos de droga.

En la investigación, Rodolfo Orellana también aparece como apoderado especial de la empresa “Faminco”, esto en conjunto con los medios hermanos: Manuel Asunción Villacrez Arévalo y Hernán Villacrez Torres (testaferros de Orellana). Villacrez Torres realizó depósitos a favor del investigado por narcotráfico, Roger Javier Poémape Chávez.

EN CIFRAS

600 millones de soles están comprometidos por la estafa de la empresa Coopex.

11 regiones fueron afectadas por las cartas fianza fraudulentas de Coopex.

52 personas están implicadas por el caso de Rodolfo Orellana y siguen aumentando.