domingo, 14 de diciembre de 2014

GREENPEACE SOBRE LAS LÍNEAS DE NAZCA Y EL PENSAMIENTO MINERO DEL PERUANO PROMEDIO



Luego de la tremenda patinada de los miembros de Greenpeace que pareciera ser que mejor se llamen Greenwar, se metieron sobre las pampas de las líneas de Nazca como si estuvieran en su casa y sin pedir permiso, autorización ni nada hicieron su propaganda justo al lado del colibrí como si fueran una grandiosa flor verde.

Hasta Ollanta Humala se ha indignado por dicha acción que creo exagerada, cínica e hipócrita más habida cuenta conocedor del escenario nacional así como de las instancias judiciales o legales que se encargan supuestamente de proteger el patrimonio nacional. Me refiero a su disposición de proseguir con las mineras contaminantes como Bambas y otras en Cajamarca donde se pretende intervenir legal y mañosamente tratando de remodelar el escenario local para lograr el ‘desarrollo’ y la economía vía la ‘inversión’. A ver si apretándole más el cuello a Gregorio Santos en la cárcel pueden conseguir chantajear a la población cajamarquina para que se dobleguen, se pongan en cuatro y permitan las inversiones mineras.

Leía el artículo de un periodista de un diario nacional y decía que bien que se debe sancionar dicha acción pero no se puede hacer demasiado escándalo en razón a que dicha ONG nos provee de beneficios diversos ambientales, es decir, que como nos cae su platita debemos de meternos la lengua en el poto o cosa por el estilo.

Los peruanos ya están acostumbrados (no todos por supuesto) a que las empresas mineras dañen sus entornos naturales y por el hecho de vivir del canon y de beneficios anuales económicos prefieren mantenerse en silencio cada vez que ocurren lamentables accidentes mineros que contaminan las aguas que beben y los campos sobre los que pastan sus animales. En ese escenario las autoridades peruanas y las instituciones legales contribuyen a las ‘soluciones’ que permitan seguir recibiendo los ingresos que perciben por  dicha acción minera, claro, por supuesto que a todos nos beneficia.

De modo similar, dicho periodista me sorprende que contagiado por la emoción de los peruanos promedios haga similar razonamiento con respecto al daño provocado por esta ONG tan solo por el hecho de proporcionarnos dinero y beneficios ambientales y económicos. Creo que hasta la respuesta escandalosa de la ministra de cultura es la más sensata hasta ahora pese a que su exigencia sea exorbitante con respecto al pago de reparaciones económicas, que en lugar de exigir eso, debieran constituirse inmediatamente equipos de trabajo incluyendo a los de Greenpeace para que analicen, busquen, encuentren e implementen las soluciones del caso. De eso ya tuvimos una experiencia malsana con lo del Intihuatana que fue rota en su aguja del tiempo por una empresa dedicada al rubro alcohólico de las costumbres del peruano promedio y luego de ello no diré precisamente que entre borrachos se entienden.

Si hubiera el voluntario ofrecimiento de otras entidades nacionales y/o internacionales por resolver este problema ambiental natural que lesiona la sensibilidad de no todos los peruanos por supuesto, serán bienvenidos como para no recurrir a la acostumbrada frase de Greengo (gringo) o esa de la de ‘Yanquis go home’.

Bajo el mismo razonamiento del peruano promedio, dicho periodista, entre otros muchos, expone su razonamiento en similar analogía de la intolerancia al deshonor sexual de la virtud de algunas mujeres de determinados lugares locales de nuestro país, es decir, que los foráneos o ajenos al lugar no tienen derecho de levantarse o a burlarse de sus mujeres pero que sus varones locales sí tienen todo el derecho a burlarlas o a burlarse de ellas y no pasa nada, pura indignación puteril. Obviamente, si para una cosa están acostumbrados para otras será de manera similar. Al final de cuentas, todo va bien si se cumplen con las responsabilidades y el compromiso de llenarles la boca y los bolsillos. Greenpeace debería tomar muy en cuenta esto tal como nos parece sugerir el periodista.

Greenpeace, Greenwar, Greengo.