sábado, 20 de diciembre de 2014

LA ‘DEMOCRACIA’ Y LA ‘LIBERTAD’ DE BARAK OBAMA Y DE EEUU YA NO SON UN NEGOCIO Y SIN EMBARGO…

BARAK OSAMA
A todo nivel de organización social, política, económica, cultural (incluso periodístico) se ha lanzado una campaña de concentración de fuerzas y de defensa de la ‘institucionalidad democrática’ a nivel global, es decir, en todo el mundo y en todas las instancias más reaccionarias incluyendo las fascistas. Eso incluye a las formas reaccionarias solapadas de ‘nacionalistas’ y ‘nacionalismos’ como sucede en el Perú con el fujimontesinista promotor de la impunidad de la corrupción al más alto nivel Ollanta Humala.

Los medios de comunicación masiva (a nivel global) que un día sirvieron de paladines de la información y de su ’democracia’ para demostrar a cualesquiera de las fuerzas de oposición existentes y de izquierda y de extrema izquierda (los que devinieron de la guerra fría después de la II guerra mundial) como baluartes y ejemplos de conducta cívica frente a cualesquier otro intento ‘demagógico’, ‘extremista’ y hasta ‘terrorista’ ha llegado a su final mediático frente a las arremetidas de la crisis y la búsqueda de soluciones que pervivan al sistema capitalista global en su funcionalidad y productora modelo de ‘democracia occidental sionista’.

Se ha llegado a la conclusión internacional de que los medios informativos que masificaron la información (aunque sea parametrada) como parte del contexto de la globalización, tan cacareada durante fines del siglo pasado XX, hoy se ha convertido en una herramienta contraria o perniciosa a los intereses del sistema capitalista global y hay la necesidad de controlarla sino suprimirla en razón a que ha sido la razón fundamental que ha coadyuvad a desestabilizar la ‘democracia’ de marketing, aquella que se vendió como panacea e incluso como el “fin de la historia” hace algo más de dos décadas.

España es el referente mediático actual. En el Perú se han iniciado tibios intentos de controlarla salvo algunos intentos del Chongreso peruano de aplicar la mordaza y la de criminalizar el derecho y la libertad a la opinión, aquella que ha sido catalogada de ‘terrorismo’ en sus versiones de ‘apología’ contraria a los postulados ‘democráticos’ que tanto se ufanaron en representar y defender. Dicen que son abiertos a ello pero que ya no son los ingenuos de no hace mucho y que han aprendido de los errores y hoy están dispuestos a poner coto e implementar las medidas necesarias para recuperar o mantener el control en el caso específico de Latinoamérica el que no pudieron convertir en su antro de terror pentagonal operativizado por sus mercenarios y delincuentes terroristas en el caso de las primaveras árabes en el Medio Oriente (similar al caso venezolano del que piden se de libertad a los detenidos por actos de subversión en analogía a la que se pediría por los detenidos de la extrema izquierda en el Perú presos políticos bajo el pretexto del ‘terrorismo’ que en el caso venezolano dicen ingenuamente que no lo son).

Caben varias lecturas al caso de la ‘apertura’ de EEUU frente a Cuba. Lo más adecuado es que Cuba cierre nuevamente sus fronteras a EEUU y no permita el ingreso de los delincuentes terroristas norteamericanos disfrazados de embajadores. Unas conversaciones que se asemejan a los diálogos de las FARC con el sector reaccionario de Colombia. Las similitudes entre Cuba y EEUU actual se verán próximamente en los que las diferencias serán mínimos, quiero decir, que las políticas neo fascistas de los EEEUU saldrán a la vista y estarán a la altura de los mismos ‘terroristas’ comunistas ‘autoritarios’ cubanos, como consecuencia de que la democracia en el contexto multipolar ya ha dejado de ser un gran negocio. Ya no vende.

La posición venezolana de Nicolás Maduro debe persistir en la línea que ha asumido puesto que Cuba solo está jugando a la apertura y la ‘democracia occidental’ de la mano del sujeto llamado Obama y compañía. Quien crea que esas acciones de ‘apertura’ norteamericana lo son está totalmente fuera de foco. Sería como asumir que los delincuentes terroristas israelíes ya no seguirán robándole a los palestinos sus tierras y asesinando impunemente a sus pequeños hijos con el apoyo y defensa de los EEUU.

La liberación de sus mercenarios de Al Qaeda de Guantánamo incluso con los auspicios del ingenuo presidente saliente de Uruguay, lo mismo que la liberación de los 5 cubanos que estuvieron detenidos en cárceles norteamericanas por enfrentarse a los delincuentes terroristas  norteamericanos y a sus terroristas mercenarios cubanos son solo actos propios de quienes ya han perdido la razón y también la fuerza pero que pretenden reeditarla dado el dominio que todavía disponen sobre las fuerzas reaccionarias (de ‘derecha’ y de ‘izquierda’) y los hechos sociales sobre diversos países latinoamericanos.

 La ‘llegada’ de los norteamericanos desde el Medio Oriente ya la esperábamos hace muchísimo tiempo. Han llegado sedientos de sangre inocente pero ya se están limpiado la cara y las manos y parecen unos angelitos incluso para establecer ‘lazos’ de amistad con la ‘Cuba autoritarista’ que tanto desprecian, semejante pendejada de los gringos y gringas. Solo falta esperar que pretendan ‘copiarse’ unos a otros.

La emergencia de una “izquierda” dura y radical (para no decir eso de ‘moderna’), no solo en el Perú, en Latinoamérica es de necesidad imperiosa. La ‘izquierda’ tradicional es más que solo una fantasía, una palabra indefinida, una utopía, una aberración mental por no decir que en la praxis no existe que se le podría hasta catalogar de amigos de los EEUU e incluso de China y de Rusia en el actual contexto multipolar donde los verdaderos enemigos de los capitalistas globales ya no son solo los enemigos fantasmas actuales como lo son Rusia y China sino las actuales fuerzas de ‘izquierda’ que se podrían generar en todo el mundo.

En el Perú se viven similares coyunturas políticas y económicas en el contexto de la crisis global. Todos los políticos de este país venidos y por venir ya no significan absolutamente nada trascendental a las necesidades de cambios estructurales que necesita nuestro país, ya están definitivamente muertos y se han convertido en rémora ‘necesaria’ que tienen que cargar voluntariamente los ciudadanos de este país. El show llamado Perú como bien lo puede ser en los EEUU.

Como diría el poeta Vallejo: “Hermanos, hay mucho por hacer…”.