martes, 30 de diciembre de 2014

LA RETIRADA DE EEUU Y DE SUS ALIADOS EN EL MEDIO ORIENTE: CASO DE AFGANISTÁN


Una Cuba Libre, deliciosa
¿El trabajo en la lucha “contra el terrorismo” ya está terminado o es que están por gusto en Afganistán?

Es decir que vuelven las cosas a CERO, que la lucha “contra el terrorismo” que en lugar de resolver el estado de cosas en esa región lo único que ha provocado es agudizarla y empeorarla aún más a la que se tenía mucho antes de las respuestas al 11S. Qué oportuno resultó Al Qaeda pues de lo contrario el sistema unipolar sionista se habría derrumbado más rápido y la confrontación económica actual en ciernes se hubiera dado sin interrupciones desde el 2004 o 2005 sino antes.

La posición de EEUU y de la OTAN así como de la ONU es insostenible en el Medio Oriente, no se puede estar entre la espada y la pared permanentemente como lo tenía planeado el imperialismo sionista unipolar si hubieran prosperado sus planes de alianza estratégica con el enemigo de la red Al Qaeda, en medio del conflicto, lo que ha pesado más para dicho retiro.

La presión económica, la crisis financiera global, entre otros factores de alta presión tanto internos como externos han llevado a que se proponga sin excepción a todos los aliados del imperialismo norteamericano a redefinir sus políticas económicas entre ellos los laborales.

La forzada polarización de la sociedad para su control y maniqueísmo político, en Latinoamérica especialmente, no está funcionando tal y como hubieran querido, caso de la masacre de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa donde la actitud del gobierno narco delincuencial de Peña Nieto está tratando de estirar, hasta la confrontación, para degenerar políticamente aún más la situación social de dicho país. En ese similar contexto en el Perú se ha direccionado la actitud figuretti (las cifras de actividades delincuenciales muestran un aumento sostenido contrario a los logros manifestados) del ministro del Interior Urresti al sembrar a sus ternas en las violentas protestas de los jóvenes contra la ley laboral que quiere imponerles el gobierno neo fujimontesinista de Ollanta Humala. Le pica el bichito del aniquilamiento de senderistas y pro senderistas e inoportunos periodistas como en aquellos tiempos.

La actual defensa política y económica más que militar por parte de los EEUU y de sus aliados ha comenzado dentro del contexto de la guerra económica contra Rusia, China y sus aliados. La lucha “contra el terrorismo” global se está desinflando progresivamente (ahora más rápido que antes) puesto que ha degenerado a instancias de sus desesperados e ‘inteligentes’ requerimientos y errores propios y los provocados por sus ‘enemigos’ y los aliados de sus enemigos.

La guerra por el petróleo y derivados ha pasado de las instancias militares geopolíticas intervencionistas a otras instancias de orden económico en un contexto emergente de competencia. El alto costo del fracking (extraer el petróleo y el gas retenido en las rocas profundas del subsuelo fracturándolas, licuándolas y succionándolas) en EEUU es insostenible económicamente en el mediano y largo plazo. La idea de regular o fijar el precio del petróleo por ambas partes durará lo que dure la resistencia sionista judío árabe y su probable ‘apertura’ a nuevas relaciones internacionales.

EEUU y sus aliados se han visto en la necesidad de querer subvertir el orden en América pero todavía no encuentran la llave para ello, para luego correr rápido tal y como lo hicieron con el contexto post 11S el cual es muy difícil que se vuelva a repetir pues resultaría contraproducente al control del que intentan demostrar incluso con ‘sanciones’ (que en un contexto inverso calificarían ellos mismos de antidemocráticos) a países como Venezuela. El caso de Rusia se irá resolviendo progresivamente dado que volverá a ser el aliado mediático en razón a los intereses comunes que ambos tienen a nivel global. La rémora del lustrabotas de Poroshenko buscará seguir todavía el juego de sus nuevos amos para sostenerse en el poder y mantener el control y manipulación de la población, dado que es difícil que prospere la mexicanización de Ucrania y su desgaste será inevitable con o sin el apoyo de sus amos sionistas en el escenario de la ya definida nueva Guerra Fría del siglo XXI.

Son nuevas circunstancias a escala global. La factura por la aventura intervencionista de los EEUU y de sus aliados la tendremos que pagar todos sin excepción (ya se la quieren hacer pagar a Rusia por haber bloqueado los planes de ocupación y remodelación militar-terrorista unipolar del mundo), no es solo de los norteamericanos en razón al encadenamiento político, económico y financiero que tendrán que sostener a toda costa para regionalmente intentar competir con las potencias emergentes multipolarmente. La oportunidad que les ofreció Al Qaeda a los sionistas imperialistas ya la han perdido, ambos han fracasado. Al Qaeda, EI o ISIS y demás mercenarios asalariados tendrán que redoblar los esfuerzos para recuperar el poder y el gobierno ya sin el auxilio directo del ejército norteamericano. Solo así vendrán mejores tiempos para los dos y como para intentar hacer nuevos planes.

Las víctimas por esta aventura genocida intervencionista de ambos aliados (Imperialismo-terrorismo o Binomio de Bush) mediáticos, en revisión, no valen nada en relación a las nuevas y futuras víctimas que vendrán. Los norteamericanos tendrán que asumir sus propias víctimas en dicho país o sino tendremos nosotros que asumir las nuestras. En términos vulgares o simples, nadie que haya entrado al Cielo va a querer que lo arrojen así de fácil al infierno.

Bienvenidos a nuestro infierno natural y quien sabe artificial. Un paso atrás y dos adelante puesto que todavía tienen el control. Ahora sí que será hermoso observar la inteligencia de los sionistas y no su barbarie inteligente casi gratuita y natural. Bienvenidos a nuestro planeta Tierra. Estará dura la calle.

Ciertamente, la permanencia oportuna de EEUU por aquel entonces hoy es inapropiada, fuera de lugar, insostenible en las condiciones actuales y obtendrán más beneficios retirándose que quedándose allí (al margen de seguir observando el proceso de definición en el Medio Oriente). Ese cuento de amenazar a Corea del Norte o atacarla será propaganda hasta agotarse, se orinan.

Las nuevas decisiones de los sionistas en las nuevas circunstancias sí que serán de preocupación general y principalmente regional. La ‘apertura’ norteamericana para con Cuba apuntará a conformar, consolidar y fortalecer a la gusanera de Miami y generar así el brazo derecho político ‘democrático’ para fracturar a la Cuba socialista post Fidel Castro in situ. No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, eso lo hemos visto con el intervencionismo norteamericano en el Medio Oriente que solo el terrorismo mercenario de Al Qaeda y el terrorismo inteligente de los sionistas norteamericanos permitirán mantener el control en el Medio Oriente salvo que a ellos les den también de su propia medicina.

PAKISTÁN DE PROTECTOR DE AL QAEDA Y DE OSAMA BEN LADEN A EJECUTOR DE LOS MISMOS.

Cómo cambian aparentemente las circunstancias al día de hoy. De protectores a perseguidores de sus amigos mediáticos, todo un show para impresionar a la población pakistaní que debe estar tragándose todo lo que se le da, no es para menos si las víctimas son niños de una escuela en respuesta a bombardeos indiscriminados a bases talibanes cuyas víctimas superan el millar, un gran contraste con lo que hace Israel con los niños palestinos impunemente bajo la protección de EEUU y sus aliados.

Todo indica que los mandos pakistaníes (con el nuevo presidente) no van a medias tintas  así sean los mercenarios de los Talibanes (no de todos por supuesto) contra quienes han lanzado ofensivas para acabarlos aparentemente en definitiva. Quizá la intensión sea obligarlos a salir de Pakistán para que los enrolen en las fuerzas mercenarias de los sionistas, es decir, en los del EI o en los de los 'Rebeldes' Sirios o Libios o en toda sarta de grupos mercenarios que se puedan formar.


PAKISTÁN EJECUTARÁ A 550 TERRORISTAS Y AMPLIARÁ SU OFENSIVA CONTRA LOS TALIBANES

Islamabad, 22 dic (EFE).- Pakistán ejecutará a unos 550 condenados por terrorismo en las próximas semanas y ampliará su ofensiva contra los insurgentes por todo el país, tras la masacre en una escuela hace una semana, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

El Ministerio del Interior prevé que en las próximas dos o tres semanas unos 500 sentenciados sean ejecutados tras haber rechazado sus peticiones de clemencia el presidente del país, Mamnoon Hussain, dijo un portavoz de ese departamento, Alí Khan.

El ministro del Interior, Chaudhry Nisar Alí Khan, afirmó ayer que Pakistán se encuentra "en estado de guerra", un conflicto "interno" y "no una guerra de fronteras", porque "los militantes y sus simpatizantes se parecen a nosotros y viven con nosotros".

Otros 55 condenados serán ahorcados en los próximos días tras rechazar el presidente sus súplicas de clemencia y autorizar las ejecuciones, aseguró la portavoz de la presidencia pakistaní, Sara Mehmood.

Estas peticiones llevaban pendientes desde 2012 ya que el anterior presidente, Asif Ali Zardari, ni concedió ni rechazó la clemencia, declaró la portavoz.

Las ejecuciones suelen llevarse a cabo en Pakistán hacia las 04.00 de la madrugada y al menos catorce días después de su autorización.

Sin embargo, el Gobierno de la provincia de Punyab (este), donde están encarcelados la mayoría de los condenados, ha decidido que los ahorcamientos sean a cualquier hora y en el plazo de solo dos días, según la televisión local Dawn.

El primer ministro pakistaní, Nawaz Sharif, anunció una nueva operación, similar a la ofensiva militar Zarb-e-Azb Operation que lucha contra los insurgentes en zonas tribales, en este caso "contra el enemigo que está escondido en nuestras ciudades y pueblos" y sin diferenciar "entre terroristas y quienes les protegen".

"El terrorismo y el sectarismo son como un cáncer para Pakistán y ya va siendo hora de librarse de esta amenaza", declaró en un comunicado.

Las fuerzas de seguridad pakistaníes detuvieron desde el sábado a más de 600 personas en Islamabad por su supuesta relación con actividades terroristas en una operación conjunta del Ejército, la Policía y los servicios secretos.

Las detenciones forman parte de la respuesta del Gobierno de Pakistán al asalto a una escuela el martes pasado en Peshawar (noroeste) en el que murieron 132 niños y doce empleados del centro y que fue reivindicado por un grupo talibán.

Tras ese ataque, el Gobierno del país asiático levantó la moratoria vigente desde 2008 para la ejecución de penas de muerte, y el fin de semana fueron ahorcados seis condenados por terrorismo en varias cárceles.

El principal grupo talibán pakistaní, el TTP, reivindicó el ataque de Peshawar y lo justificó señalando que fue una respuesta a la operación militar que inició en junio el Gobierno en áreas tribales de Waziristán del Norte y en octubre extendió a Khyber, en la que han muerto más de 1.100 supuestos insurgentes, según fuentes oficiales.

(Agencia EFE)