domingo, 14 de diciembre de 2014

LOS ‘MAMARRACHOS’ DE OLLANTA HUMALA, EN GENERAL, DE LOS FUJIMONTESINISTAS CONTRA LOS NEO FUJIMONTESINISTAS

Había dicho hace mucho tiempo que la investigación del caso a la protección policial a la casa de López Meneses (y al de su padre) debía incluir al asesor militar presidencial de Ollanta Humala llamado Adrián Villafuerte. Recién se dice que hay ‘indicios razonables’ lo cual era más que evidente que Villafuerte era el operador neo Fujimontesinista entre Ollanta Humala y Vladimiro Montesinos Torres específicamente en el tema de la lucha contra la guerrilla maoísta en el VRAEM.

Es que el corazoncito de cachaco de Ollanta es tan sensible que le puede dar trabajo a todo el que estuvo directa o indirectamente en la lucha contra los de Sendero Luminoso, sino veamos al ministro del interior actual Urresti que hoy goza de mediática popularidad similar al ex general Edwin Donayre, el chistoso ese de por aquel entonces.

Es innegable que Ollanta Humala era consciente de dicho resguardo (sino sería otro presunto idiota más como el Alberto Fujimori Fujimori que dizque no sabía nada de lo que pasaba en su gobierno) dado que todos están involucrados en la producción de la inteligencia necesaria para acabar con los rezagos del Partido Comunista en Armas lo que se concretizó con el bombardeo de la choza de Alipio y su acompañante bajo las instrucciones del propio Ollanta Humala Tasso, lo que en términos concretos de dicha lucha no ameritan restarles los logros a los objetivos mediáticos propuestos y que tratar de involucrarlo a actos propios de la política nacional doméstica del país se tendría que investigar, como ejemplo por mencionar el caso Orellana.

La ‘acusación’ de la Comisión Díaz Dios tiene de por sí pies de barro y se vendrá abajo por sí sola. Pretender hacer uso político y politiquero de esta protección gubernamental al operador de Vladimiro Montesinos y a otras personalidades todavía en la clandestinidad (ya puestos a buen recaudo) a todas luces ilegal pero necesaria en el contexto planteado, es pues un absurdo. Como ya lo dije, el Estado corrupto y podrido peruano no puede investigarse a sí mismo ni mucho menos sancionarse. Una aberración mental total que sirve para meterles el dedo a todos los peruanos ingenuos y a los que necesitan chuparse algo.

Me atrevo a suponer con la absoluta certeza de que todos los miembros del Congreso (quizá excepto algunos contaditos) sabían de esta protección y que en razón de la reserva de la lucha contra el PCP en armas simplemente no dijeron esta boca es mía motivo por el que López Meneses y compañía se presentaban a ceremonias policiales y reuniones militares públicas con la absoluta confianza del caso.

En conclusión, se está gastando dinero de todos los peruanos en ‘investigaciones’ que no deberían existir sino que de frente deberían responder que sí se le dio protección en aras de la pacificación nacional y la lucha contra la guerrilla peruana bajo el presunto cliché de “lucha contra el  terrorismo” a la misma usanza sionista en el Medio Oriente. Con razones así todos nos meteríamos la lengua al trasero, ¿o es que debemos entender que se ‘sobreentiende’?


PREINFORME DE COMISIÓN LÓPEZ SUGIERE QUE VILLAFUERTE HABRÍA INFLUIDO EN EL ILEGAL RESGUARDO

Domingo, 14 de diciembre de 2014 | 7:57 am

Debate. Documento entregado a integrantes de la comisión contiene las conclusiones de la investigación. Su aprobación generará gran controversia. (Virgilio Grajeda).
Por debatir. Según investigación de grupo presidido por fujimorista Juan Díaz Dios, existe "indicios razonables" de la participación del ex asesor presidencial en este caso. Documento ha recibido fuertes críticas de los legisladores Wong y Lescano, integrantes de este grupo de trabajo.

Enrique Patriau

El preinforme de la comisión investigadora del caso Óscar López Meneses establece, quizás como su más importante conclusión, que el ex asesor presidencial Adrián Villafuerte habría estado detrás del irregular resguardo policial al ex operador de Vladimiro Montesinos.

El documento que aún no ha sido debatido señala que “existen indicios razonables” que llevan a determinar que Villafuerte “tuvo una participación activa” en el resguardo.

De acuerdo con la investigación, el 29 de mayo del 2012 el general (R) Aldo Miranda Soria, ex director de seguridad ciudadana de la PNP, elaboró el memorándum múltiple 326-2012 por el cual se dispuso el resguardo en la vivienda de la calle Batallón Libres de Trujillo, 209. Un día antes, a las 18:43 del día 28, Miranda recibió una llamada del ex director de la PNP, Raúl Salazar, sostiene la comisión.

Para la comisión “resulta sorprendente” que “minutos antes” de esa conversación telefónica entre Salazar y Miranda, el primero haya tenido otra conversación telefónica con el propio Villafuerte, a las 18:24.

El preinforme sostiene que estas comunicaciones telefónicas resultan “indicios reveladores de coordinaciones previas” de la instalación del servicio de resguardo. “Se evidencia una estrecha relación entre Villafuerte y Salazar, a pesar de que ambos lo han negado”, explica el texto.

De hecho, entre el 27, 28 y 29 de mayo del 2012 Villafuerte y Salazar se comunicaron telefónicamente por un tiempo de 17 horas con tres minutos.

Como reveló Panorama el domingo pasado, entre marzo del 2012 y diciembre del 2013 el ex asesor presidencial y el ex director de la PNP se comunicaron, en total, 461 veces.

Así, el preinforme sostiene que “podríamos llegar a establecer que el resguardo irregular se inició” por una “concertación entre Raúl Salazar y Adrián Villafuerte”.

OTROS NOMBRES

Este preinforme no ha sido debatido aún. A inicios de semana, el presidente de la comisión, Juan Díaz Dios (Fuerza Popular), entregó a los demás integrantes nueva “información actualizada, unas cien hojas adicionales”, según le comentó a este diario. Se supone que el martes debería empezar el debate sobre su contenido. 

La información consignada en esta nota corresponde, precisamente, a esa segunda versión elaborada por el equipo técnico de la comisión.

Yonhy Lescano (Acción Popular) y Enrique Wong (Solidaridad Nacional), compañeros de Díaz Dios en la comisión, han sido muy críticos con el parlamentario fujimorista por su conducción. Ambos no han tenido reparos en señalar los que consideran los vacíos de la investigación. En particular, lamentan que se haya perdido mucho tiempo en tratar de vincular, como sea, al presidente Ollanta Humala.

Ciertamente, el preinforme admite que no se ha podido establecer si el resguardo fue una orden de Villafuerte derivada, a su vez, de una indicación de Humala.

En todo caso, el preinforme establece “presunta complicidad” de la Municipalidad de Santiago de Surco, a través del alcalde Roberto Gómez Baca, “quien dispuso un resguardo de seguridad municipal irregular paralelo al resguardo policial, así como medidas de seguridad adicionales”. Añade que “indicios reveladores” determinan que López Meneses se comunicaba con el asesor principal del alcalde, Ángel Tito Murillo, primero para coordinar el resguardo y luego para desactivarlo, una vez denunciado públicamente.

El preinforme también recuerda que hasta la casa de López Meneses llegaban de visita “importantes personalidades políticas y militares”, entre ellas el congresista nacionalista y ex ministro José Urquizo y el ex comandante general del Ejército Paul Da Silva Gamarra.

Además, la comisión recomienda al Ministerio Público investigar, entre otros, a Villafuerte, a Salazar, a Miranda y al alcalde Gómez Baca. También sugiere al Congreso investigar en la subcomisión de Acusaciones Constitucionales al legislador Urquizo por supuesto delito de tráfico de influencias al haber recomendado al coronel (R) Oswaldo Zapata, tío de López Meneses, paraque ocupe un cargo en la Dirección de Inteligencia del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Finalmente, a pesar de que no le han encontrado vínculos directos con el caso, se recomienda al Congreso y al Ministerio Público investigar al presidente Humala una vez concluya con su mandato presidencial, en julio del 2016, “a efectos de esclarecer su participación en los hechos”, teniendo en cuenta su cercanía con Villafuerte, “quien de manera única le reportaba”. 

EL 954717650 Y SUS MÚLTIPLES CONEXIONES

Un elemento clave del caso es el celular 954717650 desde el cual, según oficiales de la PNP,  se llamó solicitando el resguardo al condominio en el que vive el ex operador montesinista. Como se sabe, su propietario era el taxista Francisco Lara Rojas. 

Dicho número –hoy desactivado– tuvo intensa actividad, según el pre-informe. Por ejemplo, desde ahí se llamó siete veces a la Defensoría del Pueblo; dos veces al superintendente de Migraciones, Edgar Raymundo; a un teléfono fijo registrado a nombre de la Fuerza Aérea; al Cuartel General del Ejército; a la Comisión de Presupuesto del Congreso; al congresista Roberto Angulo, quien acaba de renunciar a la bancada nacionalista; y a un número asignado al Despacho Presidencial. 

“Se debe destacar que el número perteneciente al Despacho Presidencial está activo y desarrolla comunicaciones con funcionarios de alto nivel”, dice el documento.