lunes, 28 de julio de 2014

LAS FALSAS PRUEBAS TÉCNICAS DE EEUU DEL ACCIDENTE DEL BOEING MALASIO DERRIBADO POR ÓRDENES DE POROSHENKO EN UCRANIA



Las mismas patrañas que está utilizando el gobierno de Ollanta Humala dentro del contexto del plan de “Consolidar la Impunidad a todos los actos del Estado durante la Guerra Interna” en el Perú, EEUU y sus aliados están intentando forzar la presentación de pruebas trucadas y falsas de presuntas imágenes satelitales de las fuerzas militares de Kiev durante el lanzamiento de un misil contra un avión Malasio que fue derribado adrede luego de habérsele permitido navegar por la zona de conflicto.

La presión de Kiev continuando los combates impide adrede la posibilidad de los investigadores y observadores de la OSCE en el lugar del accidente a seguir haciendo las indagaciones para hallar a los responsables de un acto propio de terrorismo contra civiles.

Lamentablemente aquí en el Perú también se intenta consolidar con el militar Ollanta Humala la limpieza de la imagen del gobierno de turno utilizando a todos los poderes del estado en consenso para ese objetivo. No en vano (sin confirmar en este caso particular, se está concediendo becas de estudio a alguno de los familiares de las víctimas del atentado de terrorismo blanco en Surco de quienes en un medio de comunicación televisivo atribuyó la autoría a Sendero Luminoso sin siquiera haberse hecho pública y oficial todavía esa presunta autoría ni saberse de quienes son los autores del caso). Kiev y EEUU deben de estar pensando ya en hacer lo mismo para con los familiares de las víctimas del avión Malasio.

Esto quiere decir que se hará quedar impune estas atrocidades y acciones de terrorismo en el caso peruano del gobierno y de seguridad del estado (incluyendo a la Embajada Norteamericana), y en el otro del caso del gobierno de Kiev, es decir, que no se va a sancionar ni a uno ni a otro de los involucrados y se llevará hacia el olvido como si fuese un acto circunstancial y casual sin ninguna importancia.

Es lamentable que EEUU siga intentando traficar con lo sucedido a los pasajeros de ese avión Malasio asesinados por una decisión del alto mando del gobierno de Kiev. El uso político de ese caso solo debe ser respondido con la misma acción y/o de la misma magnitud por los familiares de aquellas víctimas, salvo les vayan a pedir perdón de rodillas y a pagarles una indemnización económica por haberlos asesinado y de ser cómplices de ese homicidio.

Es lamentable también que la justicia internacional no haga absolutamente nada y se haya convertido en un mero espectador que se mete la lengua al culo por que viven de la paga de dichos gobiernos y su estabilidad laboral está en razón de aquellos.

Condenamos la acción criminal e invasora de Israel en Gaza propia de delincuentes  terroristas, a quienes los he considerado a muerte por muchas razones que no detallaré aquí pese a que mi ascendencia es judía en mis orígenes (se dice) y hasta el nombre me delata. Voy a estudiar el hecho de cambiar de nombre y el apellido que me liga a esos delincuentes terroristas.

sábado, 26 de julio de 2014

PUYA RAIMONDI CERCA A ASCENSIÓN HUANCAVELICA

Si bien la fotografía no es la más nítida que he tomado puesto que lo hice con la couster en movimiento y la ventana trasera estaba sucia pude captar la imagen de una Puya Raimondi a no más de unos cuantos kilómetros de la ciudad de Huancavelica después de Chuñuranra.

No se si los trabajos que están realizando por allí se deben a alguna obra pública o a deslizamientos naturales de tierra por la zona pero creo que debe el municipio de Huancavelica y/o la policía ecológica de garantizar que dicha plantita (que solo existe en la ciudad como material de concreto y de hojalata adornando la plaza Bolognesi) no sea destruida o dañada.

Espero que los trabajadores no provoquen que esta especial plantita termine muriendo por descuido, negligencia o bajo la acción inescrupulosa de cualesquier personas que podrían dañarla. Las personas que la vean lo hagan de lejos sin necesidad de acercarse ni tocarla.



viernes, 25 de julio de 2014

HESBOLLA DEBE PASAR DE LA RETÓRICA Y EL OFRECIMIENTO A LOS HECHOS. APOYAR A HAMAS

Hesbolla debe iniciar acciones armadas contra Israel inmediatamente en apoyo a Hamas. No hay otra.

La abismal y desigual correlación de fuerzas en el conflicto de Gaza debe contrapesarse con la intervención de Hesbolla.

La acción delincuencial y terrorista de Israel no debe pasarse por alto. Las "treguas" no deben aceptarse mucho menos ante Israel dado que están invadiendo territorio palestino y cometiendo genocidio indiscriminado ante la impune aceptación de los miembros de la ONU. Los miembros de la ONU carecen de valor moral, ético, político o lo que fuese para que sean escuchados o al menos tomados en serio. Son solo rémora delincuencial y promotores de genocidios.

Los palestinos deben de arrojar de su territorio a todas las organizaciones sociales y políticas norteamericanas y pro israelíes inmediatamente. Las que están gastando su dinero o dólares norteamericanos que se los lleven a sus casas, a EEUU que tanta falta les hace.

viernes, 18 de julio de 2014

DE LA CRIOLLADA ESTADÍSTICA CATÓLICA DE JUAN LUIS CIPRIANI A SU POSTERIOR ACCIÓN SOCIAL COHERENTE



Basándose en la evaluación censal del año 2007 sobre la religión profesada por los habitantes del país (Perú) y habiéndose llegado a la cifra nacional del 72% como católicos, 12% como evangélicos y 6% como ‘otros’; dichas cifras son utilizadas por Cipriani para intentar sorprender a la opinión pública nacional e internacional respecto a que debido a la existencia de esa cifra estadística aplastante de católicos en el país, intenta hacerla corresponder con la voz de la Iglesia del país en cuanto a la oposición al aborto terapéutico que se intenta aprobarse en el Chongreso.

Es un manejo muy burdo y simplista de la información dado que para el caso de la aceptación o rechazo del aborto terapéutico para correlacionarla correctamente con la real opinión de los católicos debería haberse realizado una encuesta nacional sobre el respecto y solo así poderse afirmar si dicha cifra se corresponde o no con ese tema.

Todos los católicos del Perú no coinciden necesariamente con Cipriani y sus monsergas. Por ejemplo, grandes sectores católicos de la izquierda peruana ni siquiera aceptan la presencia de este personaje en la dirección de la Iglesia católica en el país mucho menos si ni siquiera han participado en su designación (a dedo por supuesto desde el Vaticano), es decir, que Cipriani a estos peruanos los quiere tomar por cojudos en aras de la religión y la Fe en cuanto a la oposición al aborto terapéutico (como para no mencionar los temas de la unión civil entre ciudadanos del mismo género). Lo peor de ello es que asumen ingenuamente que debemos de creerle esa mentira como a las mentiras piadosas a las que tiene como fundamentos la Fe y la religión católica en el globo.

No dice nada de aquellos católicos que pese a su condición religiosa sí están de acuerdo con dicha medida médica en extremo para salvarle la vida a la madre gestante.

Obviamente, para un puto y achorado país en ciernes e individuos ‘profesionales’ pendencieros y adeptos también de las criolladas peruanas, dicha legislación bien que podría utilizarse para implementar el aborto como algo natural y ‘aceptado’ por ley. Oponerse bajo esa premisa sí que es racionalmente válido pero no el hecho de estar mezclando las cuestiones de la Fe, es decir, recurrir a la populachería (en términos de populismo) cuando es oportuno y despotricar contra ella cuando no es adecuado o no está acorde a las exigencias del también modelo neoliberal de la Iglesia católica, o sea, pasarlos por alto y restarles cualesquier valor legal o moral.

Lamentablemente las cuestiones de la Fe en cuanto a temas como el aborto terapéutico se manejan desde varias perspectivas muy cuestionables incluso desde la misma Iglesia católica.

Por ejemplo, en cuanto al tema de la famosa píldora del “día siguiente” la que consideré como abortiva pero que la Iglesia por cuestiones de control poblacional, la de darse de tenedores de la verdad, del poder y/o de aceptación oficial de la Santa Sede o por lo que fuera, aceptaron dicha píldora argumentando pendencieramente de que mientras el huevo o zigoto no está formado no es ningún ser humano (ni siquiera ‘criatura’ del Dios ese), solo porque no tiene la forma de ser humano (ojo, se habla solo de formas y no de esencias), por ende se puede eliminar, abortar. Eso demuestra la también doble conducta moral, la actitud cínica, pendenciera y de criollada de los miembros de la Iglesia católica que en el mismo decir de Cipriani, en sus términos, diremos que son de todos los miembros de la Iglesia católica del Perú y por qué no del mundo sin ninguna excepción.
Desde el mismo instante en que se une el espermatozoide (23 cromosomas) con el óvulo (23 cromosomas) y se combinan sus materiales genéticos (46 cromosomas), desde ese mismo instante se ha constituido un nuevo ser concreto a partir del cual derivamos todos, lo resto que viene solo es la forma  en desarrollo de aquel ser, algo trivial y secundario que se interrumpe sea con la píldora del ‘día siguiente’, con el aborto terapéutico o el aborto ilegal. Los filósofos de la Iglesia son simple basura humana que en sus degeneraciones mentales manifiestan incluso su rechazo a la unión civil entre individuos del mismo género (después de haberles garantizado su desarrollo y supervivencia en el vientre de sus madres). Desde mi propia racionalidad, a todos los miembros de esta ridícula Iglesia católica bajo ningún aspecto los puedo tomar en serio ni mucho menos en broma.

A partir de esa cínica e hipócrita doble conducta o razonamiento moral y ético, es también putería barata, mediocre y pervertida la opinión que emerge de boca de los miembros de la Iglesia católica en estos temas, no se puede, no se debe tomar en serio. Asumen arbitraria y concertadamente que lo de la ‘píldora del día siguiente’ es un caso ‘especial’ dado que pasa solapa nomás debido a la aceptación de los “defensores de la vida” y de la Fe de la Iglesia católica, de los colegios de médicos del país y de los negociantes de medicamentos. Lo digo sin reparos así se me califique en los mismos términos y no tenga ni ‘la autoridad moral’ para hablar ni comentar al respecto.

Tampoco voy a mencionar a los católicos que están desarrollando alguna neurosis o enfermedades mentales (que podrían derivar en ateos sin dejar de ser católicos o que pueden reincidir) a los que bien les podría caer la aceptación del aborto (sea cual sea este) pero que siguen considerándose católicos por eso de no ser rechazados por su condición de presuntos inadaptados o enajenados mentales de la moral de la sociedad y la religión. Ni para mencionar a aquellos que dicen serlo solo por las apariencias pero que en su práctica social les llega hondamente los preceptos de la Fe y del catolicismo.

Del rebaño del pastor Jesucristo lo tenemos bien claro. Pero, el rebaño de Juan Luis Cipriani Thorne es pues variopinta por no decir cachacienta, más o menos de uno de sus católicos lo alabaría a rabiar y más o menos de uno desearía pisotearlo en vida (sino pregúntenles a los familiares católicos de los miembros del MRTA asesinados traicioneramente en la Embajada Japonesa, los que Cipriani incluye en sus ‘estadísticas’ de catolicismo y como evidencia de apoyo o soporte religioso a su rechazo al aborto terapéutico).

“Los católicos somos más” dice el señor. “Eso dice el señor”.

Habida cuenta de la necesidad de reforzar sus “estadísticas” de “poder popular”, Cipriani ha buscado el apoyo de diversas organizaciones religiosas en el país con los cuales manifestar su disconformidad y rechazo exclusivamente politiquero (lo moral deviene en un innecesario acto absurdo que no cabe mencionar aquí ni en el que se debe insistir puesto que nadie lo tomará en cuenta) por parte de los miembros de la Iglesia católica al aborto terapéutico en el país. Afirmar y defender lo contrario a lo que manifiesto, son solo mentiras y fanfarronadas.

La respuesta a la pregunta ¿en qué momento se jodió el país?, tiene  sus respuestas no en los que obedecen parámetros, órdenes y Fes ciegas sino en quienes las formulan y las pretenden seguir manteniendo cínica e ingenuamente como ‘actos de Fe’.

A estas alturas de mi tardío desarrollo físico y mental, me siento feliz, alegre y contento de haber arrojado de mi estructura mental toda esa basura religiosa católica que más que guiarme, educarme y hacerme crecer como un ideal ser humano, solo ha producido desviaciones, exabruptos, vergüenzas y ‘abortos’ indeseados. De haber permanecido en ella, solo me habría conducido al hospital psiquiátrico, a la cárcel o al cementerio, o ¡por qué no!, ¡quizá me hubiera llevado a ser Cardenal de la Iglesia en el Perú!, ¡qué bueno haberme muerto a tiempo!

Podría creerse una tomadura de pelo, pero no; Cipriani me tendrá como un individuo incondicional más a favor de su posición anti aborto e ¡incluso anti gay!, ¡tampoco, tampoco, horrorrrrr!, si es que reconoce públicamente y hace una defensa cerrada de que la píldora del ‘día siguiente’ es abortiva (contradiciendo su versión inicial que ha dado luz verde a su comercialización), que se comete un asesinato contra la vida de un ser humano como ‘creación’ de su Dios (en boca de ellos mismos); sino, junto a su Iglesia, simplemente que se vayan a la misma mierda. Así fabricaremos algún día una marca de delicado papel higiénico llamado “Cardenal” o “Iglesia” o quizá finalmente “Profesor”. De lo contrario, (mirando el escenario peruano) su Dios para sí mismo se estará diciendo: “¡estos curas sí que me han resultado una sarta de pendejos!”, “¡urgente, Juan Luis Cipriani para mi Papa!”. 

¿Este es el Reino del Señor aquel?: ¡carajo, pobre hombre!...

CÓMO SE “DEBE” EVALUAR A LOS EDUCANDOS EN EL ÁREA DE EDUCACIÓN RELIGIOSA: ¿CIENTÍFICA O RELIGIOSAMENTE?



Desde mi perspectiva de profesor de aula ha emergido una circunstancia diré especial en cuanto a cómo debería evaluar los logros de los niños en el área de Educación Religiosa. ¿Debería evaluarse sólo como conocimientos o conceptos de la Fe?, ¿sólo como un acto de Fe?, o ¿sólo como conductas coherentes y correspondientes con los principios ideológico-religiosos?

Debemos entender que en las respuestas elaboradas por los niños y niñas a las preguntas adecuadamente formuladas en cualesquier cuestionario escrito u oral, se están poniendo de manifiesto las situaciones de sus propias experiencias y vivencias personales (pros y contras), su propia comprensión de los eventos religiosos y de la Fe religiosa (según el nivel en el que se hallen).

Para quien entiende la evaluación sabe que se debe evaluarlos desde todas las premisas arriba mencionadas y no por separado. Le dicen evaluación integral o algo así.

Sin embargo, desde mi modo de ver las cosas, en mi propia comprensión de los fenómenos del pensamiento y de la naturaleza como medio circundante, de predominio en mí de las concepciones científicas a las religiosas, he llegado a la percepción que: sobre las conclusiones científicas y demostrables de las ciencias en general, predominan los de la Fe de las personas, es decir, que pese a que las respuestas en cuestiones religiosas de los educandos no guardan correspondencia con las verdades científicas y se aceptan como mentiras llámense piadosas, los educandos no pueden ni deben ser desaprobados puesto que priman las cuestiones de la Fe por sobre las verdades científicas, así de simple.

Les dije que el Cielo y el Infierno están dentro de nosotros mismos y pese a ello ratifican que está fuera de la Tierra (el Cielo) y en el interior del mismo (el Infierno), una enseñanza que deriva de la religión pese a que hemos aclarado cómo es el espacio estelar, las capas internas de la Tierra y su función como soporte de la vida sobre la misma y además de su traslación alrededor del Sol (sostenida por este).

En la evaluación del primer trimestre se han puesto de manifiesto las situaciones de desazón y de desconcierto natural que se generan a partir del apego por lo conocido, por lo ya ‘experimentado’, por lo ya aceptado como verdad ‘incuestionable’ los que les sirven como parámetros de conducta y de pensamiento; inconsistencias cognitivas (y emocionales) provocadas por el todavía incipiente nivel cognitivo científico en ellos. Además de una suerte de sectarismo inherente a dicha situación que a muchos educandos les obliga a rechazar cerradamente las verdades científicas y a defender a toda costa las ‘verdades’ de su Fe como lo han puesto de manifiesto la mayoría de los mismos.

Sobre ese aspecto, hemos conversado que pese a que más del 80% tiene desaprobado el cuestionario en cuestión y no aceptado como válidos las conclusiones científicas, ninguno de ellos en Educación Religiosa será calificado con menos de “A” para las notas que se pondrán en el SIAGIE. Es decir, nadie será desaprobado en razón a que priman las cuestiones de su Fe y el respeto a las mismas pese a que hay más que evidentes contradicciones entre aquella y las Ciencias en general.

Cierto, vendrán otros temas y circunstancias que tendrán diferente evaluación y que se corresponderán a cuestiones más sociales, psicológicas y emocionales, que no ponen en tela de juicio los preceptos o cimientos de la Fe que a todas luces tienen pies de barro y que no están al nivel del desarrollo de las ciencias en la actualidad. No por esas razones se puede rechazar totalmente a esta área educativa en razón a que dichas evidentes e indiscutibles contradicciones (incluyendo la de aquellas que se suceden dentro de los mismos preceptos religiosos que se van acomodando y modificando conforme las ciencias avanzan) han llevado erróneamente a muchos maestros del país a proponer que la Educación Religiosa no deba ser enseñada en las instituciones educativas.

Queda a libertad de los educandos el decidir sobre las cuestiones de su Fe (o de los que deciden por él). Si en determinado momento de su nivel de experiencias personales y sociales, le lleva a defender y sostener su Fe, debe ser respetado y no contradecido arbitrariamente. Bajo esa misma premisa, si el educando halla la necesidad de apoyarse en las premisas científicas, del mismo modo debe ser respetado como así la de aquellos que decidan dejar de lado dichas cuestiones religiosas temporal o definitivamente. Pero, lo mismo no debe suceder con aquellos que intentan conciliar Religión y Ciencia en todos los términos dado que es falso pues que no haya contradicciones o antagonismos entre las cuestiones de la Fe y la Ciencia, al menos en los fundamentos básicos del origen de la vida y de la organización de la materia. Quizá no la haya en las expresiones del pensamiento como fenómeno cultural-religioso social y/o bioquímico-conceptual de la materia.

No se les puede exigir a los educandos más de lo que pueden ser, pueden dar o lo que necesitan ser según sus propios contextos y niveles de desarrollo. No en vano se hace referencia de los ritmos y estilos de aprendizaje y en el área de la Educación Religiosa no puede haber excepciones.

Tampoco se pretenda pues formar educandos exclusivamente religiosos o exclusivamente científicos ni mucho menos creer que deben ser ateos por una supuesta verdad científica o no. Eso los propios individuos y las sociedades mismas lo irán resolviendo progresivamente. Dado la inestable naturaleza humana y de su pensamiento, nunca se ha de llegar a resolver estas contradicciones ni menos creer ingenuamente que se puedan uniformizar los pensamientos en torno a un solo criterio sea este el científico y/o el religioso.

Desde esa perspectiva también, el mensaje de la frase asignada por los hombres al Dios de los humanos de “no deberán comer del fruto del árbol prohibido” politiqueramente reformulada a través del tiempo como “no deberán comer del fruto del árbol de la ciencia” están sujetas al maniqueísmo político de los hombres según sean estos los intereses del poder (de la ‘Fe’) o el interés social. Contradicciones interpretativas existentes más dentro de la propia Fe y la religión que con los preceptos de la Ciencia en sí. Lamentablemente, la obediencia al Dios pasa por la obediencia a los hombres de las Iglesias en general puesto que la supervivencia de dicho Dios está sujeta a la Fe y a las necesidades de estos.

En las circunstancias en que venimos recién conociéndonos este año, los educandos bajo mi cargo son conscientes ya de la necesidad de respetar la libertad de pensamiento y de aceptarnos con nuestras ‘virtudes’ y defectos, lo que no nos hace menos ni más que los demás.