martes, 13 de enero de 2015

CHARLIE HEBDO: ¡DE EXTREMA IZQUIERDA!, ¡EL COLMO!


La acción terrorista de presuntos miembros de Al Qaeda contra el semanario que publica las caricaturas de los Charlies Hebdos si bien nos cogió por sorpresa, algunos hechos nos están dando más luces sobre la real dimensión de los propósitos y tendencias de los miembros de esta revista burlona y satírica. Veamos.

(19-julio-2008) En el artículo que provocó el despido de Siné, que así es como firma sus dibujos y sus textos, ironizaba sobre la posibilidad de que Jean Sarkozy (hijo del ex presidente de Francia, el mismo que apoyó con tropas y armas el bombardeo indiscriminado, genocidio contra la población musulmana en Irak sin discriminar, nota del bloguero), de 21 años de edad, se convierta al judaísmo antes de casarse con Jessica Sebaoun, la hija del fundador de la gran cadena de tiendas de electrodomésticos Darty, de ascendencia judía.

Nacida en los años 60 bajo el nombre de 'Hara-Kiri', 'Charlie-Hebdo' ha sido prohibida varias veces por sus críticas. Sobrevivió al colapso de las ideologías gracias a su corte irreverente, mezcla de anarquismo y extrema izquierda.

En esta ocasión, la polémica ha dejado solo a Siné, puesto que si en otras ocasiones había sido apoyado por sus compañeros, esta vez no (se han) manifestado contra su despido. Además, las palabras del dibujante provocaron la inmediata reacción de ciertos sectores de la opinión pública francesa, que le acusaron de antisemitismo.

Philippe Val, columnista y director editorial del semanal, ha corroborado el despido de Siné y ha declarado que "muy pocas veces estoy de acuerdo con las cosas que cuenta Siné, pero hay espacio para expresar opiniones diferentes de las mías. Ese espacio, sin embargo, está limitado por una carta que proscribe cualquier declaración racista y antisemita en el diario y Siné transgredió ese límite", ha agregado.

Siné, que ve presiones políticas tras su despido, tachó ayer a todos sus detractores de "serviles".

También se ha despachado a gusto con el director de la revista, de quien dice que es "un sinvergüenza que atenta contra la libertad de prensa, puesto que el semanario publica artículos contra los musulmanes y eso no le plantea ningún problema".

Lo anterior ha sido tomado de: http://info7.mx/a/noticia/43833

Ya se sabía que el fundador de la publicación (de Charlie Hebdo), Philippe Val, era amigo de Sarkozy.

Ahora nos enteramos súbitamente de que Charb, el nuevo director del semanario, estaba involucrado sentimentalmente con una ex ministra de derecha, Jeannette Bougrab.

Charlie Hebdo se oponía a la libertad de expresión cuando abogaba por la ilegalización del Frente Nacional o militaba a favor de la censura de internet.


En razón a los vínculos un poco extraños de los Charlies Hebdos es que se puede correlacionar lógicamente los dibujos que produjeron para hacerle el juego al imperialismo intervencionista en el Medio Oriente (amparados en la libertad de expresión) y las respuestas nada casuales de los árabes que promovieron y llevaron a cabo las revueltas sociales de las Primaveras Árabes (y sus secuelas mediáticas y posteriores de muertos). Ellos producían las caricaturas de burla de la Fe musulmana y los demás medios a escala global se encargaron también de hacer el resto para soliviantar los ánimos de los Árabes que miembros foráneos de al Qaeda (franceses principalmente sino de otras nacionalidades también) instrumentaron para ejecutar o llevar a cabo planes intervencionistas y terroristas digitados desde fuera (caso de Libia y el asesinato de Gadafi).

De allí que me parecía incongruente que se les pudiera vincular con la ‘extrema izquierda’ y su accionar mediático que encajaba justo con las circunstancias precisas del intervencionismo imperialista y de la necesaria respuesta musulmana. Sea cual sea la explicación que dé cuenta de la colaboración voluntaria o involuntaria, premeditada o no de los Charlies, el resultado fue el que conocemos dado que el crimen no paga ni tiene castigo en los países imperialistas.

Esta “extrema izquierda” al no representar ninguna alternativa de gobierno o de poder en la Francia imperialista, solo es furgón de cola del sistema francés. Como aquí en el Perú, la “oposición” al gobierno, solo es ficticia, una mentira, una manera civilizada de simular un ‘juego democrático’ para el ejercicio del poder.

Se les catalogó de ‘anarquistas’ sin siquiera representar un sector coherente por la praxis política organizada que representan los anarquistas como para que se les pueda catalogar a los Charlies como tales. La gente cree que ser anarquista es hacer lo que se le viene la gana a uno, sin recalar que a lo que se refieren es al libertinaje y esa es la palabra precisa que deberían emplear para explicar acciones como los de los Charlies.

Es falso que los Charlies Hebdos sean laicos como se cacarea; se escudan detrás de ello. Laico es una palabra indefinida que puede significar varias cosas a la vez, incluso es la manera más moderna para denominarse así y no como ateo dado la connotación despectiva que representa históricamente.

Pero emulando las frases del Cristo: por tus actos te conoceré. Es decir, que los Charlies ni saben de lo que hablan con Laico. Podría significar hasta el perro macho de Laica, la perrita hembra.

Según Wikipedia, el término laico o laica puede hacer referencia a:

El Estado laico, Estado independiente de cualquier organización o confesión religiosa.

El laicismo, corriente de pensamiento que defiende la existencia de una sociedad organizada de forma independiente a cualquier confesión religiosa.

El laico, fiel de la Iglesia católica que no es miembro del clero.

La congregación laica, congregación religiosa que no depende de la jerarquía católica.

Asimismo, en política y derecho, puede referirse a:

La derecha laica, ala libertaria, socialmente liberal o no religiosa de los movimientos y partidos conservadores.

La izquierda laica, término que engloba a personas, grupos, asociaciones y partidos políticos con ideología de izquierda política y laica.

Las leyes laicas, legislación aprobada y promulgada en Chile, entre 1883 y 1885, durante el gobierno del presidente Domingo Santa María.

Además, puede hacer referencia a:

La ética laica o ética secular ; rama de la filosofía moral en la que la ética se basa únicamente en facultades humanas como la lógica, la razón o la intuición moral, y no deriva de una supuesta revelación o guía sobrenatural.

Antología laica, libro de filosofía del año 2009, de los autores Henri Peña-Ruiz y César Tejedor de la Iglesia.

Como podemos ver, los significados expuestos en Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Laico nos dan varios significados racionalmente válidos. Quizá la que menos encaja con los Charlies Hebdos sea la de la Ética Laica. Decir que uno es ‘laico’ puede significar muchas cosas y nada a la vez dado que ninguno de estos individuos ‘laicos’ podría darnos respuestas válidas y científicas al origen del hombre, del pensamiento, del Dios ni menos explicarnos las función que desempeñan los dioses regionales (salvo la política y la politiquería) en la sanación de las personas con diferentes dolencias o enfermedades que recurren a estos y consiguen sanarse.

Es terrible escudarse detrás de la jerga de ‘laico’ y no saber ni de lo que se habla porque creen que en algún sector o definición deben de recalar.

Quienes dirigen y reproducen Charlie Hebdo en concreto son ateos dada la racionalidad que manifiestan a través del contenido de sus caricaturas o en todo caso, fungen inteligentemente de ateos para instrumentarlo a favor de intereses protervos más afines a los vínculos del poder en Francia que al parecer no discrimina entre ‘derechas’ e ‘izquierdas’ dada su condición de país émulo promotor inevitable del colonialismo (una similitud al de los demócratas y republicanos en EEUU).

Lo que denota este asesinato en masa de los Charlies Hebdos es a mi manera muy simple de ver. Los grupos de poder imperial no saben todavía a ciencia cierta cómo hacer ingresar a sus mercenarios de Al Qaeda y a otras formas de terrorismo del que se puedan valer para remodelar sus contextos de emergentes crisis internas. Pretender seguir metiéndonos, engañándonos con el cuento de que las ofensas religiosas se castigan con la muerte para ‘vengar’ a sus dioses mediocres no tiene asidero ni la fuerza suficiente.

Peor aún si representantes de todas las iglesias del mundo y de religiones y de posturas filosóficas de toda índole se han reunido recientemente para ‘evaluar’ el acto criminal a la libertad o al libertinaje del pensamiento en Francia. Han condenado que se ‘utilice’ al Dios como excusa para matar, es decir, le quitan más todavía razones para seguir traficando con la fe y la religión de cualesquier letrina celestial a los mercenarios de Al Qaeda incluyendo a la de los cruzados cristianos. Lo lamentable de ello es que estos miserables oportunistas religiosos no hayan dicho nada concreto, como esta acción reciente, para condenar en el momento oportuno a las acciones de Al Qaeda mientras se redefinía el mercado global (después del 11S), en este caso del Medio Oriente, con la complicidad de los estados aglutinados en la OTAN, podría decir que una actitud pasiva y casi cómplice que podría ponerse sin querer a la altura de los Charlies, es decir, de los Charlies de las Iglesias a quienes nadie les garantiza los respeten también.

Los grupos de poder global capitalistas no creen en nada ni en nadie por poner en salvaguarda sus intereses económicos y financieros, ellos son los verdaderos ‘dioses’. Los Charlies en su juego de doble filo terminaron por convertirse en sus víctimas.

Las oligarquías globales van a tener que hacer algo más que terrorismo contratado para convencer o hacerle creer a la población que son imprescindibles, que piensan en su gente, que los protegen de un Al Qaeda ahora sin un Dios asesino, sin ello, ¿de qué servirán?, ¿con qué se justificarán para asesinar y dar soporte a sus amos?, ¿cuál será ahora el pretexto, la excusa de laboratorio?, ¿acaso blandiendo el argumento de la lucha de clases del marxismo o similar?, ¿cómo los vincularán?, ¿solo con acciones de propaganda? Ciertamente, dado que para matar, no hace falta Dios alguno (y que si es necesario, lo inventamos). Y que todos los asesinos y genocidas que utilizan el recurso de cualquier Dios, por defensa, venganza reivindicativa o por lo que fuera, están definitivamente muertos.