sábado, 30 de mayo de 2015

EL VERDADERO CONGRESO DEL PERÚ: LA HERENCIA FUJIMONTESINISTA Y CON CONSTITUCIÓN POLÍTICA PROPIA

(Gatos viendo la tele, al fondo el Congreso de la República de Perú. Dice: GATOS QUEDAN FASCINADOS AL VER TANTAS RATAS JUNTAS)

De niño escuchaba comentarios propios y ajenos respecto de la esencia leguleya del Congreso del Perú en referencia a un congresista jaujino que decían solo iba a dormir y era mudo.

No me refiero a aquel congresista sincero que juró "por Dios y por la plata" traicionado por su lengua.

Actualmente, una mujer es la rata mayor la que preside dicho concilio de ratas, ratones y ratoncitos (aquellos que calladitos por la 'reserva' del caso comen solo de las migajas que sobran por allí) de todas absolutamente todas las tiendas políticas de derechas y de 'izquierdas'. Sin exclusión.

lamentablemente están cayendo redonditos en las trampas que ellos mismos las han tendido leguleyamente por querer morder el queso.

Ya está absolutamente demostrado que con mentiras, engaños y falsas promesas se llega al Chongreso (no solo al gobierno) y que la gente común y corriente se la come todita (porque les gusta), a fondo. Ya no pueden haber más sorpresas sino la re-edición de lo mismo.

En honor de la "defensa de la democracia" incluso a propuesta de la Iglesia peruana en su conjunto debemos meternos la lengua al poto. Tampoco, tampoco. Hasta a Alberto Fujimori se le permitió hacerles un autogolpe, es decir la de disolver el Chongreso de aquella época lo que le permitió configurar al actual chongreso neo fujimontesinista, es decir, en esencia más de lo mismo.

Con tanto escándalo e impotencia para encubrirse (como lo hacen los gatos con la mierda que cagan y tapan), los chongresistas están buscando cortinas que permitan taparle u obstruirles el cerebro a los peruanos en su conjunto.
Ya con la adrenalina saturada en el cerebro hasta están hablando de un NEO SENDERISMO la que la pretenden extrapolar al caso de las protestas anti-mineras y protectoras del medio ambiente de Tía María en Arequipa. Al menos aunque sea electorera e irresponsablemente al recinto democrático algún chongresista aspirante a la reelección debería ir contra la corriente chongresal pues en el populorum hay también gatos y gatas a los que les gusta la rata a saciar.