sábado, 22 de agosto de 2015

¿CUANDO LA IZQUIERDA “SE FUE A LA MIERDA” EN EL PERÚ Y EN EL MUNDO?

La “izquierda” versus la “derecha” (ilustración tomado de internet).

En el caso peruano se decía que por causa de la insurgencia maoísta con Sendero Luminoso desde 1980. Muy discutible por cierto pues de finiquitarse esa insurgencia, otro argumento baladí, mediocre y trivial vendrá a ocupar su lugar mediático.

Pues actualmente la “izquierda” deviene en demócrata al estilo EEUU por ejemplo, es decir, la misma porquería de los republicanos pero que con caretas o mascaradas les sirven para hacer la misma cantaleta de la ‘democracia’. Para algo tienen que servir las ‘izquierdas’ neoliberales, como en el Perú, como en Grecia, como en España, etc.

No en vano el fenecido cojo Javier Diez Canseco metió la mano bajo los auspicios de las leyes neoliberales y los pendencieros miembros del Congreso peruano terminaron por hundirlo de buena gana tal como ahora se quiere hacer de mala gana con Belaunde Lossio y la compañía humalista que luego de la hoja de ruta, ya en ruta del modelo neoliberal, intentaron llenarse los bolsillos sin que los demás dijeran nada en olor de democracia, de 'justicia a lo Villa Stein' (el San Pedro sobre la Tierra) y santidad cardenalicia.

“Juro por Dios y por la plata” dijo el congresista, sincero el hombre.

Humala devino de “hombre de izquierda” en hombre de no se sabe qué, que no emula a ‘machucao’ en ‘cómo me gusta las mujeres’ sino en cómo me gustan las mentiras, emboscar, traicionar y llenarme los bolsillo de dinero no declarado dado que el tiempo de sus monsergas de “izquierda” fueron a parar a las expresiones de desilusión y de despertar amargos en palabras de Ollanta: “no sabía que ya existían estas estructuras de poder en el Perú, que no se pueden hacer revoluciones ni transformaciones, mucho menos grandes”, en otras palabras, tan infantil resultó tal argumento humalista. Con una mujer como Nadine, el viejo patriarca de los Humala hace mucho tiempo ya sabía dónde iba a terminar el hijo.

Dijimos que en este nuevo proceso electoral debemos tirarles piedra a estos tipejos que se presentan con careta de “izquierda” e incluso de “revolucionarios”. Ya al Ollanta le han tirado tierra y piedras en Chimbote y solo falta que se digan por parte de la “izquierda” desilusionada. La ‘derecha’ en otros contextos habría traficado bien con estas acciones, del mismo modo como el presidente regional de Ancash Waldo Ríos pretende permitir el tráfico politiquero de tierras con asignaciones que se hacían al puro estilo del “izquierdista” Alan García Pérez, el santo de los narcos peruanos (San Alan haciéndole la competencia a Sarita Colonia patrona de los reclusos). Es decir, pasarse por encima de las leyes a lo macho y eso sin considerarse ser los dueños de Ancash como pretendió el hoy preso ex presidente regional de Ancash César Álvarez Aguilar (de quien el poder judicial del lugar era su chingana).

Las malas costumbres y actitudes del Montesinismo hoy se han trasladado también a los sectores no fujimoristas (incluso de afinidad de “izquierda”, solo por embaucar miopes, tontos e ignorantes o desesperados por sobrevivir en el pueblo de Perusalén como decía el hermano Pablo) al amparo del por entonces mediático recurso de la “lucha contra el terrorismo” que de vez en cuando determinados tipejos enarbolan para escudarse y defenderse frente a amenazas que emergen de sus propias degeneradas y oscuras actitudes.

Ni para hablar de la prostituida “izquierda” en Brasil donde Dilma es un esperpento neoliberal pero le dicen ‘menos nocivo’. Ni para mencionar al presidente Correa de Ecuador o al de Bolivia donde se pondrá en tensión su manido argumento de si es “revolucionario” de “izquierda” amparándose mediáticamente en un “anti imperialismo” casi a la altura del de Haya de La Torre en Perú cuyo discípulo también está a la altura de las circunstancias con eso de “la plata llega sola papá”.

Nuevos desafíos emergen en Latinoamérica y todo dentro del círculo vicioso del neoliberalismo, de la democracia presunta, del que los opositores de “derecha” están tratando de capitalizar para recuperar los mismos espacios que la “izquierda” hoy administra y no necesariamente a su favor. Al amparo de este escenario puteril democrático, Corea del Norte sí que es un peligro para los EEUU y sus aliados pues no se mueve al antojo y capricho de las decisiones de quienes tienen el poder no solo económico sobre la población sino sobre sus pensamientos al amparo de una presunta libertad que en su correspondiente nor-coreano se dice “no existe” y es de “imperiosa necesidad” el de llevárselos (pobrecitos los esclavos norcoreanos) para que lo conozcan si es necesario vía la intervención militar con la OTAN.

Cierto, administrar el burdel de la Nené debe ser aparentemente muy fácil pues hasta el Congreso y el Municipio de Lima quieren reglamentar usos, recursos y hábitos más allá de permitir su funcionamiento y hasta están pensado la creación de una Zona Rosa en el centro de Lima, ¿y por qué no lo hacen dentro del Congreso de la República del Perú si es el lugar ideal? Allí sí que sería bacán tirarse un polvito y con la rompe catre sobre los restos de madera de la curul de Miguel Grau.

Todos, absolutamente todos (incluso, sin temor a equivocarme, los que emergerán como presuntos out siders o como se les llegue a llamar para armar el circo, chongo del escenario electoral) los candidatos para el proceso electoral presidencial del 2016 son la misma cosa. Se quiere equivocar adrede el mismo elector solo por eso de escoger a quien le puede permitir meter mano como todos lo hacen cada trienio o quinquenio pues para algo debe servir la política, es decir, una manera elegante y civilizada de hacer plata fácil y tener empleo aunque sea temporal. Probablemente estaré tentado a subirme al coche de algún candidato que aparezca por allí para chupar de la mamadera aunque sea el de Alan García que ya se la hemos visto que la tiene bien grande.

La “izquierda” ya no vende ni sindicalmente en el Perú. Los sindicalistas de “izquierda” incluso están llegando al colmo de la desfachatez de ‘quejarse’ de otros ‘izquierdistas’ pero no frente a otros ‘izquierdistas’ sino frente a la patronal (a propósito de la huelga última magisterial), del que dependen funcionalmente. Esto a propósito del sector educación en Huancavelica que en la Ugel algunos parecieran estar dedicándose más a satisfacer demandas maritales (a exigencias al estilo Nadine, tipo Cosito) que a cumplir sus obligaciones funcionales y legales por eso de las “delicadezas” con el magisterio (nadie les está pidiendo ‘favores’, ‘consideraciones’ o ‘tratos especiales’ mucho menos frente a una ley como la de Reforma Magisterial). El distrito de Huachocolpa en la provincia de Huancavelica (a 2 horas y media en auto) nos acoge temporalmente en el sector educación y no precisamente para pretender quedarnos de por vida (ni en el trabajo) ni mucho menos para creernos dueños de ningún distrito como algunos presidentes regionales suelen asumir respecto de algunas regiones tal como fue el caso de Ancash y su hoy procesado y detenido ex presidente regional.

La “izquierda” en nuestro país es una FALACIA, una MENTIRA, un ENGAÑO, una EXAGERACIÓN al igual que en Latinoamérica. Hagan como los norteamericanos: denomínense demócratas u otra cosa y asunto resuelto. Demócratas venezolanos, demócratas ecuatorianos, demócratas bolivianos, demócratas norteamericanos, demócratas peruanos, en fin, hasta la denominación de “socialistas” les cae muy bien aunque ya suene sangrón a razón de la integración neoliberal latinoamericana.

La terminología de “izquierda” ya murió (esa que la mediocre pero inteligente prensa reaccionaria peruana y los ideólogos trasnochados neoliberales y democráticos suelen resucitar y agitar como cucos para sus procesos de recambio electoral). Mejoren el debate y la terminología electoral mostrando las cosas como son sin embaucar direccionadamente al ingenuo elector, déjensela para los ultras a nivel global, a los ideologizados del planeta que mal que bien sobreviven todavía por los recovecos del planeta y que no necesitan ser domesticados por la democracia y la libertad occidentales ni mucho menos orientales.

Al paso del juego de la democracia y la libertad occidental (u oriental), puedo terminar siendo de ‘izquierda’ o de ‘derecha’, todo depende de cómo se quiera eliminar a la competencia, cómo sacarlo del paso para así poder meter mano y bien adentro en el amplio sentido de la palabra y estar bien. Total, empírica y también científicamente comprobado diremos que somos parte de la inteligente selección natural-social de la humanidad, con base en la detestada Selección Natural de Darwin que paradójicamente detestan, odian y rechazan a muerte los más recalcitrantes religiosos norteamericanos pero que lo promueven con sus políticas imperialistas unipolares en la hegemonía del capital global.


En esos términos bipolares (geopolítica y neurolingüísticamente hablando) ya no ocurrirán las posteriores tendencias políticas de diferenciación sino en el contexto de la multipolaridad. El Dios de los humanos también nos recoja confesados, mientras dure. No nos extrañe el retorno a experiencias de décadas pasadas en el Perú y de siglos pasados a nivel global que aunque nos vayamos a vivir al planeta Marte, el hombre siempre seguirá siendo hombre donde quiera que vaya, sea al puto Cielo o al puto Infierno, siempre tendrá que pelear como el animal que es, es decir, por la sobrevivencia y la reproducción, la generatriz, del que el pensamiento, la inteligencia y sus productos son sus accesorios, sus armas, el medio, un recurso de la evolución. ¡Y encima quieren perennizar un alma, un espíritu! que asumo no es de ‘izquierda’ ni de ‘derecha’ y que bien se va al Cielo o bien al Infierno según los religiosos por una cuestión más de congruencia que por arbitraria posición. No está mal ¿no?