sábado, 22 de agosto de 2015

SOPORTE ALIMENTARIO PARA EL PROGRAMA DE EDUCACIÓN FÍSICA EN EL SECTOR EDUCACIÓN (¿QALY DEPORTE?)


Como opinión personal y siendo miembro del CAE de la IIEE donde laboro, resulta tedioso incurrir en argumentos que sostengan sugerencias que emergen a raíz de las necesidades de los niños con mejores habilidades físicas con respecto a los demás niños y niñas de la misma institución educativa que han sido seleccionados para representar a sus instituciones o distritos específicamente de los ámbitos rurales de la región Huancavelica en este caso.

Lo manifiesto en relación a la reciente competencia deportiva realizada en la ciudad de Huancavelica al nivel de distritos de la región donde al respecto tuvimos ciertos impases. La condición física de los niños del ámbito rural dista demasiado de ser condición para ganar y recala básicamente en la mera pero necesaria participación, es decir, hacer de tripas corazón, pese a que los padres de estos competidores sienten y traducen que sería mejor no participar y que se entornillen en las sillas de sus aulas por algo de dignidad u orgullo por el estilo (quizá por sentido común frente al conocimiento de la problemática nutricional de los educandos seleccionados).

No estoy manifestando que el programa de Qaly Warma cubra estas necesidades específicamente para estos niños y niñas dado que su objetivo es general a todos los miembros de la institución educativa sino que se genere un acápite de dicho programa que pueda abarcar la nutrición exclusiva de estos niños y niñas ‘talentos’ físicos.

Para los docentes que tenemos que seleccionar y entrenar a estos niños y niñas deportistas se nos pasa por alto la condición nutricional de aquestos y les exigimos lo máximo de lo que pueden dar sin recalar si han bebido y comido bien nutricionalmente en sus hogares o simplemente han llenado sus barriguitas con lo que pudieran haber conseguido sus padres.

El caso del descuido y casi desprecio por los medallistas ganadores recientemente en Toronto nos muestra que hay esa tendencia en nuestro país de exigir lo máximo sin importar las condiciones de quienes se espera el máximo de rendimiento y que muchas veces solo el orgullo, el valor y el pundonor son los soportes para sus victorias. Me refiero al caso de aquel medallista de plata que se quedó exhausto metros antes de llegar a la meta y siendo rebasado por el cubano que mantuvo un ritmo lento y propio y a grandes zancadas rebasó al peruano quitándole las ganas quizá de seguir corriendo, digo nomás.

Da mucha pena que a los niños seleccionados de un distrito ‘X’ en plena competencia sean superados por los competidores, que estén sacando la lengua antes de finalizar el medio tiempo y echándose para atrás tan solo para resistir a la humillación si se diera. Se ha llegado a un tope en ese sentido, la de no pasar más allá de aquella limitación física y nutricional. El chuñopasi (chuño con huevo) o la sopa de fideos del desayuno no suele ser suficiente para retos de mayor envergadura aunque haya las ganas suficientes y necesarias para enfrentarlos. Obviamente sin desmerecer el valioso aporte del programa Qaly Warma.

Ni para hablar de la dentadura de estos educandos, del que los programas de salud del DIRESA no han hecho revisión para nada y solo se han centrado en revisiones oculares (sin que hasta la fecha se les haya proporcionado los anteojos de los que se habló o que deberían venderlos en el mejor de los casos), talla y peso (que servirán para registros comparativos y estadísticos en Siagie). Así, se hace urgente la provisión de envases de yogurt de 100 ml o según la edad de los niños en botellitas pequeñas de plástico para cada niño (dos veces por semana) pues la degeneración dental de los educandos me parece debe contrarrestarse vía Qaly Warma y no solo con el lavado dental.

El gobierno se está mal acostumbrando a exigir más de lo que los niños pueden dar. No todos los adolescentes tienen las mismas ventajas económicas como para alimentarse bien y resistir dicha exigencia. Muchos tienen que caminar desde lugares lejanos para llegar a su colegio y no pueden volver a sus casas por la distancia y falta de transporte específicamente me refiero a las zonas rurales y alejadas de las ciudades capitales.

No solo es en ese aspecto, ocurre también que se pretende exigir más de lo que pueden dar sin el soporte nutricional (quizá no solo alimentario) a cargo de un nutricionista para el caso de las prácticas en educación física del que se seleccionan niños con talentos o con mejores destrezas físicas con respecto a los demás para competencias deportivas, distritales, provinciales, regionales y nacionales como sucede en el nivel primario pero se les exige el máximo de rendimiento sin recalar si están o no bien nutridos dado que el programa Qaly Warma solo cubre la alimentación de manera general para todos los educandos sin discriminar. Así estamos actuando a ciegas, seleccionando solo lo que existe como potencial y no generando otros que bien con una buena alimentación direccionada con un subprograma de Qaly Deporte por ejemplo se podría lograr.

Pero como todo lo asistencialista, es criticado, lo que se pueda rescatar sin costo alguno será bien recibido y expuesto al contexto internacional.

Como dicen algunos especialistas que la inteligencia no depende de la alimentación sino que ya está 'demostrado' que es un atributo innato o que se desarrolla por estrategias metodológicas del docente y por capacidades propias del estudiante esa racionalidad estaría primando para que se actúe de esa manera. Obtener lo máximo de rendimiento sin invertir, es usurero, obtener el plus-valor del trabajo estudiantil, un trabajo negrero.

Con respecto al programa de la Jornada Escolar Completa paso a transcribir el artículo siguiente tomado de: http://larepublica.pe/impresa/sociedad/399066-sin-soporte-alimentario-proyecto-de-jornada-escolar-completa-fracasara-sutep

SIN SOPORTE ALIMENTARIO PROYECTO DE JORNADA ESCOLAR COMPLETA FRACASARÁ

En la sierra liberteña algunos padres han retirado a sus hijos de planteles porque al salir tarde no los ayudan en el campo.
Alumnos necesitan buen soporte alimentario para poder asimilar las lecciones durante el nuevo sistema de Jornada Escolar Completa. La República
Nilton Escobar advierte que proyecto del Ministerio de Educación fracasaría. La República
Alumnos necesitan buen soporte alimentario para poder asimilar las lecciones durante el nuevo sistema de Jornada Escolar Completa Nilton Escobar advierte que proyecto del Ministerio de Educación fracasaría
Uno de los proyectos del Ministerio de Educación, con el cual se busca elevar la calidad de la enseñanza en nuestro país es la Jornada Escolar Completa, la cual se inicia a las 7:30 de la mañana y culmina a las 3:30 de la tarde. Sin embargo, una de las críticas que se le hace es que no ha previsto un programa de soporte alimentario a los educandos bajo tal régimen de clases.
TAMBIÉN PUEDES VER: Para el 2016 serán 1604 los colegios que tendrán jornada escolar completa
Precisamente el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores en la Educación del Perú (Sutep) en La Libertad, Nilton Escobar Villanueva, manifestó que esa fue una exigencia que el gremio de maestros le hizo al Gobierno Central desde el 2014, año en que se anunció la puesta en marcha de este nuevo sistema.
“Hay un informe de las Asociaciones de Padres de Familia (Apafa) de Lima y Callao, donde se manifiesta que solamente un 10% de los alumnos de estos colegios con tal régimen educativo llevan loncheras. Es decir, la gran mayoría, el 90% de niños se van sin nada más que el desayuno, porque sus padres, tal vez por ser pobres, no tienen para darles comida aparte”, lamentó Escobar.
Entonces, según el sindicalista, es incongruente que a los alumnos se les tenga más allá de la hora de almorzar, que normalmente es a la 1 ó 2 de la tarde, hasta pasadas las 3, cuando el niño ya no tiene alimentos en el estómago, lo que ha originado casos de desmayos. Además, la falta de una buena alimentación impedirá que los educandos asimilen las lecciones o las explicaciones del profesor en el aula de clase.
“Creo que en ese sentido hay una tremenda falencia del Ministerio de Educación, que no quiere invertir para un programa de soporte alimentario. Entonces pensamos que no hay seriedad por mejorar la educación en nuestro país. A mediano o largo plazo esto no va a tener resultados y el proyecto de Jornada Escolar Completa será un fracaso”, advirtió el dirigente sutepista.
TAMBIÉN PUEDES VER: Otros mil colegios de secundaria tendrán jornada escolar completa el 2016
En otra parte de sus declaraciones, Nilton Escobar reveló que tiene información de que en algunas escuelas de la sierra con Jornada Escolar Completa, los padres de familia han retirado a sus hijos.
“Ello debido a que como los niños salen tarde de los planteles, ya no pueden ayudar en el trabajo agrícola o con el ganado, y eso no le conviene al campesino, por lo cual optan por retirarlos. Sé que eso ha ocurrido en una institución educativa del pueblo de Sicchal en el distrito de Calamarca, en la provincia de Julcán, pero esto debe darse en otros colegios de la sierra peruana”, aseveró.

En la región La Libertad hay actualmente 39 instituciones educativas con el programa de Jornada Escolar Completa, pero no tienen soporte alimentario, ni de salud, ni psicológico. Peor aún, a decir del titular del Sutep liberteño, ni siquiera hay soporte pedagógico, porque lo que ha hecho el Ministerio de Educación es nada más que aumentar las horas de clase.