miércoles, 30 de diciembre de 2015

LA PARTICIPACIÓN DEL GOBIERNO PELELE DE LOS CHIÍES DE IRAK EN LA GUERRA CONTRA EL “ESTADO” ISLÁMICO.


Yihadistas del EEII son alcanzados por misil lanzado desde dron del ejército del gobierno de Irak (chií). El bombardeo ocurrió en Samarra, ciudad situada al norte de Bagdad. La grabación también recoge otros ataques iraquíes contra instalaciones del grupo terrorista.
Ficticia Torre de Babel (la real fue construida muy probablemente en antiguo territorio de Irak https://es.wikipedia.org/wiki/Torre_de_Babel ). Una manifestación alegórica de la oposición a la creencia religiosa del diluvio judío. Idea similar que sería trasplantada literalmente a Sudamérica para explicar el origen de las pirámides que no se corresponden en nada con la teoría religiosa judío cristiana aunque guardan similitudes de índole religioso astronómico.

Cómo es que los chiíes del gobierno iraquí puestos por la invasión norteamericana se mantenían calladitos sin decir esta boca es mía, cooperaban y se hacían de la vista gorda con la creación del EEII o "Estado" Islámico para amenazar a todos los países del mundo con el barajo del terrorismo, de la amenaza terrorista por parte de los grupos de poder del mundo. Luego de la intervención Rusa en Siria y de bloqueo a estos planes terroristas del más alto nivel (consentidos hasta por las más altas jerarquías religiosas del mundo, caso de Benedicto XVI con su silencio y medias tintas) los del gobierno iraquí en su desenmascaramiento "asumen" la necesidad del reordenamiento interno y hasta deberían esperar que los alabemos, les agradezcamos por destruir al EEII.

Irak está haciendo las cosas por obligación presionado por las circunstancias. Con gobiernos así qué se puede esperar. De allí la necesidad de asumir acciones como la ejecutada por Rusia para aplastar planes imperialistas que en alianza con el terrorismo (incluyendo su propio terrorismo mercenario del capital y democrático) se nos pretende imponer por la fuerza de la inteligencia o de lo que fuera.

No había intensiones de parte de la OTAN de estabilizar el Medio Oriente ni mucho menos la de que los suníes se reinsertasen o reintegrasen al nuevo contexto político de Irak sino más bien la de instrumentarlos políticamente con el argumento del “terrorismo” made in Pentágono para administrar el terror a favor de la construcción y consolidación del imperio del capital en este caso de un sector tradicional del sionismo y árabe.

Para eso transaron la designación de Abu Bakr al-Baghdadi (أبو بكر البغدادي) como “Califa” del chulillo “Estado” Islámico para formar una suerte de religiosos pendejos y fantoches que se prestaran a este juego del terror mercenario del capital en aras con la correspondiente sobrevivencia y destino incierto del ex régimen suní en territorio iraquí, hablando estrictamente en términos de millones de individuos de población cautiva suní y afín que en términos políticos ni ideológico-religiosos asumirá la sumisión ni dominio de parte de los chiíes en los términos actuales.

La presencia rusa obliga a tomar las decisiones coherentes y políticas correctas en la medida de lo posible para estabilizar un país en el que la fragmentación y la guerra civil seguirán desarrollándose pues la justicia había sido burlada con el pretexto creado de la “amenaza terrorista” y tarde o temprano deberá alcanzarle a los Estados Unidos y principalmente el encarcelamiento de George Bush (sino fusilamiento, horca y decapitación) luego de su juicio ante tribunales de justicia internacional por terrorismo, crímenes de guerra y genocidio.

La opinión pública actualmente se centra ciegamente en la eliminación de la “amenaza” terrorista específicamente de quienes se prestaron bajo amenaza de liquidación o exterminio al juego de los intereses del imperio del capital específicamente sionista y árabe aglutinados en los países miembros de la OTAN y aliados.

De no haber habido la pretensión de las sanciones a Rusia y demás países del Asia en un afán ciego de intervencionismo desesperado por parte de la OTAN, esto no estaría ocurriendo y la amenaza  terrorista que hoy se desinfla sí que verdaderamente lo habría sido.

Cierto, el autor del blog presente no es del agrado de los miembros de la OTAN ni de los grupos de capital hegemónico incluido el Ruso o el Chino pues no está “certificado” por ellos o “acreditado” por la opinión favorable a sus términos (legales, formales) y puede convertirse en un peligro a sus intereses geoestratégicos tan igual como lo son otros indeseables que no siguen la corriente de determinados sectores de poder en el mundo.

La encrucijada rusa, china e india será la misma no en el mediano plazo sino en el largo plazo, es decir, están con los ricos del mundo o están en contra pues van en la misma línea política y económica. Una pugna de índole más cultural emergente que política y económica en una suerte de construcción de Torre de Babel global.

La “amenaza terrorista” ya no tiene los ribetes de peligro que se pensaba construir desde tipo de gobiernos fantoches y serviles al imperio del capital tal como el “Estado” Islámico EE.II. Tendrán que emerger toda suerte de formas de amenazas diversas específicamente dentro de cada uno de los países y a partir de allí armar una suerte de alianza o coalición con carácter internacional para “luchar” contra estas amenazas emergidas a instancias del sistema capitalista global que las produce, que es la causa central, en una suerte de lucha de clases enmascarada, tergiversada hasta retóricamente por la lingüística necesaria tal y como ha sucedido el siglo pasado XX para defenestrar y debilitar toda suerte de posiciones ‘comunistas’ y consolidar la postura unipolar hegemónica hoy sustituida por la postura multipolar en términos de una suerte de descentralización del poder del capital.

Los lectores y la opinión pública nacional e internacional deben entender que es hora de que comprendan el gran poder que pueden ejercer en sus países y en el resto del mundo y no andar como simples manadas de ovejas libertarias, burros inteligentes, zorrosquetes por sobrevivencia, aglutinados solamente en sindicatos politizados. Las “primaveras árabes” sí que han sido una manifestación de las posibilidades del poder popular (a los que incluso apoyaron diversos sectores de ‘izquierda’) pero que solo sirvieron para hacerle el juego a los grupos de poder nuevos que simplemente han sustituido a los viejos sin negar el hecho de la conquista de derechos que bajo las circunstancias anteriores no les habrían alcanzado. De ello hay que entender la necesidad del imperio del capital de querer haber constituido una suerte de estados sectarios y fanáticos (como el EE.II.) que contra toda suerte de aperturas democráticas o de reales expresiones de la democracia (incluyendo la democracia popular en sus diferentes vertientes) solo han servido y servirán para afianzar el poder del capital y de sus tradicionales promotores y defensores que al igual que como las víctimas registradas hasta el día de hoy desde el 11S son también intrascendentes.

México es otra realidad, allí se ha avanzado bastante en la creación del caos inteligente y concertado entre todos los actores involucrados en ese conflicto interno, tienen mucho por enseñarles a los jerarcas del poder peruano. En el Perú ya se ha comprendido esta problemática en las más altas esferas del poder y de la seguridad del este estado reaccionario neoliberal. Pretender instrumentar la delincuencia y a las bandas armadas es una manera de organizar y administrar las contradicciones de la incompetencia del sistema capitalista peruano. Que nos quieran convertir sin distinción en víctimas involuntarias de ello ya es otra cosa; tenemos derecho a organizarnos, a defendernos y a hacer que se respeten nuestros derechos, la verdad, la justicia, y tal como entendemos, la democracia y no precisamente solo la de los grupos de poder en nuestro país. Como miembros o simpatizantes del Partido Comunista en el Perú no solo tenemos opciones político electorales pues no se descarta el uso legítimo de las armas también tal y como sucede en Siria y demás países donde la OTAN apoyó directa e indirectamente en todos los aspectos para su emergencia que ahora se han desvirtuado por el uso político y geopolítico que se les ha venido haciendo, es decir, la de prostituir los anhelos de los pueblos a favor del imperio del capital. Hacer revueltas por el simple hecho de hacerlos y fortalecer así la industria de las armas de estos países que trafican con el terrorismo, los derechos humanos, la libertad, la justicia y la democracia, habría que meditarlas muy bien.

Las soluciones en Irak debieron implementarse desde hace mucho tiempo y no esperar a que por la presión de las circunstancias geopolíticas se ejecute de mala gana. Definitivamente que los  miembros de la OTAN y hasta Vladimir Putin entienden que la paz no es un buen negocio en ningún lugar del planeta y que por esa razón hoy se sientan a negociar y hasta discutir de diversos temas que en otras circunstancias ni las habrían pensado. Deberán construirse otros organismos internacionales para la solución de los conflictos pues las existentes poco o casi nada podrán hacer pues no se corresponden con las circunstancias actuales que ya no son las mismas a las del siglo pasado post segunda guerra mundial y que la impunidad y la corrupción bajo la tutela del imperio del capital no permitirán que se viabilicen ni efectivicen dichas soluciones.

Creo que si hay la voluntad, no se necesitan más de 5 años para resolver las consecuencias de la guerra en Irak y por ende en el Medio Oriente. Los alcances de los atentados planificados concertadamente (Binomio de Bush) y permitidos en New York el 11S no podrán seguir extendiéndose más ni siquiera con otros 11S pues ya hay las experiencias de quienes son los que han estado y están detrás de la gran “Lucha” contra el terrorismo y habría que ser por demás más que ciegos para no haber entendido las enseñanzas de más de una década en el mundo y de más de tres décadas en el Perú.

La disyuntiva global es bastante simple. Si no son capaces de hacerlo, entonces hagámoslo nosotros aunque no sea de su agrado.
Maqueta del zigurat Etemenanki hecha en el Museo de Pérgamo en Berlín, que reconstruye la antiquísima y afamada edificación identificada como la Torre de Babel. Destaca su cúspide en esmalte azul y sus siete escalones hasta más de los 91 metros. Dedicada al Dios Marduk.