martes, 9 de febrero de 2016

FACTORES ENDÓGENOS Y FACTORES EXÓGENOS PARA EL DESARROLLO DE TRASTORNOS MENTALES O NEUROLÓGICOS EN EL HOMBRE. EL PARÁSITO MICROSCÓPICO DE LOS GATOS, VIRUS DEL ZIKA Y SÍNDROME GUILLAIN-BARRÉ


¿RECETA CONTRA EL MIEDO?: UN PARÁSITO GATUNO ALTERA EL COMPORTAMIENTO DE LOS HUMANOS

Publicado: 9 feb 2016 20:07 GMT | Última actualización: 9 feb 2016 20:07 GMT

En los seres humanos el Taxoplasma gondii está vinculado al deseo suicida, la adopción de riesgos y a los trastornos de personalidad.

Un parásito microscópico que se reproduce en los gatos reduce el miedo que los chimpancés tienen a sus depredadores. El hallazgo contribuye también al estudio del efecto del microbio en la conducta de los humanos. Se trata del Taxoplasma gondii, que infecta a miles de personas a diario. El parásito hace que los chimpancés infectados se vuelvan más atraídos por la orina de leopardo, su depredador principal en la vida salvaje.

La investigación se basó en el estudio de 33 primates infectados y no infectados en cautiverio en Gabón. Los científicos descubrieron que la propensión a acercarse a la orina del leopardo fue tres veces mayor en los infectados que en los no infectados. Normalmente los chimpancés son repelidos por el olor.

Este cambio en la conducta no se registró, sin embargo, en relación a la orina de león o tigre, que no son depredadores naturales de los chimpancés.

Los hallazgos del estudio apoyan la opinión de que el Taxoplasma gondii puede influir en el comportamiento de los humanos infectados, posiblemente por ser transportado en el flujo sanguíneo hacia el cerebro, donde puede formar quistes en la amígdala, la zona cerebral responsable por el miedo y otras emociones.

Varios estudios han vinculado la infección de humanos con el parásito a la propensión a adoptar más riesgos, al suicidio y a padecer enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia.

Las metas del parásito

El Taxoplasma gondii puede infectar a un amplio número de especies, incluidos roedores, pero necesita terminar en una especie felina para reproducirse y completar su ciclo de vida, según explica la autora principal del estudio publicado en la revista 'Current Biology' Clémence Poirotte, del Centro de Ecología Evolucional y Funcional de Montpellier (Francia).

Las especies felinas se infectan con parásitos tras comer una presa infectada. El hecho de que eviten como presas otras especies felinas como los roedores representa un obstáculo natural para el parásito", afirmó la investigadora en declaraciones recogidas por 'The Independent'. Estudios previos han demostrado que si el parásito felino infecta a los ratones, los roedores pierden su miedo natural a los gatos.

Hasta ahora se creía que la influencia del Taxoplasma gondii en humanos era un mero efecto colateral de la capacidad del parásito de manipular a otros tipos de 'presas sin salida' como los roedores. Pero el experimento con los chimpancés, "nuestros parientes más cercanos", sugiere un vínculo evolutivo más antiguo, señaló la doctora Poirotte.

"Nuestro estudio más bien apoya la hipótesis de que las habilidades manipulativas del T. Gondii han evolucionado en el linaje humano desde que nuestros antepasados todavía tenían depredadores felinos", precisó.

COMENTARIOS DEL BLOGUERO:

Durante millones de años el género humano ha estado expuesto a todo tipo de agentes exógenos que probablemente han alterado su fisiología, sus funciones orgánicas, así como también el normal desarrollo del pensamiento, ende de las actitudes.

Se sabe que la infección viral como el del virus del Zika, está asociada al desarrollo de microcefalia en los fetos de las mujeres gestantes. “Durante la epidemia en la Polinesia Francesa, se confirmaron 73 casos de síndrome de Guillain–Barré y otros padecimientos neurológicos, y se sospecha que podrían ser complicaciones del virus, aunque no hay estudios que lo confirmen.” Tomado de: https://es.wikipedia.org/wiki/Virus_del_Zika#cite_ref-11

Los trastornos neurológicos de índole bipolar (los que entendemos como de origen ‘psicológico’ o específicamente como psicosomáticos de naturaleza endógena), en términos de efectos en el organismo derivados de las contradicciones mentales bioquímico-conceptuales a nivel de antagonismos en la estructura mental cerebral o del pensamiento, pueden llevar al desarrollo de parálisis faciales (pese a que las ideas o conceptos son el resultado de la función neurológica por el que yo denomino más específicamente como pensamiento bioquímico-conceptual) u otros trastornos en diferentes partes del cuerpo los que no se pueden generalizar como solo de causa ‘psicológica’ (a sabiendas ya que lo ‘psicológico’ es una manifestación, una expresión del funcionamiento neurológico material, una expresión del movimiento de la materia organizada en células llamadas neuronas integrados e interconectados en toda la masa cerebral, no la expresión de un ‘alma’ o ‘espíritu’ o alguna ‘energía especial’).

Si la causa es por una afección exógena como la acción de determinados virus como en el caso del Síndrome de Guillain-Barré (“En enero de 2016 se asociaron casos del síndrome con el virus del zika, debido al aumento de casos del virus en América Central y del Sur y los casos de síndrome de Guillain-Barré; en Puerto Rico se confirmó que un paciente enfermo de zika desarrolló el síndrome de Guillain-Barré.” Tomado de: https://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_de_Guillain-Barr%C3%A9 ) otros deberán ser los diagnósticos, ende, los tratamientos (no todo se puede generalizar a una causa ‘psicológica’ como el lector pudo haber leído en artículos de años iniciales en el blog de los que hicimos las aclaraciones del caso como por ejemplo en el tema del Bullying).

Por ejemplo, si tenemos algún caso de parálisis facial y/o atrofia muscular temporal en las manos por estrés emocional, preocupaciones diversas (principalmente los económicos, personales y familiares) que generan inestabilidad emocional y mental, no podemos generalizar todas las parálisis o afecciones orgánicas solo a situaciones de carácter ‘psicológico’. Tenemos el caso del Taxoplasma gondii un parásito microscópico, a los virus como el del Zika, entre muchos otros.


No sé si estaré en lo correcto pero he llegado a afirmar aquí a través del blog que en razón a que el pensamiento es una forma exclusiva del movimiento de la materia, una expresión de la organización dinámica y sistemática de la materia en las redes de células neuronales de la masa cerebral, por tal razón, los trastornos bipolares desarrollados a un nivel de antagonismo son la causa de la formación de determinados o específicos tumores cerebrales. Para nada me atrevería a hablar de algunas formas específicas de cáncer (como aquellos que muchas personas dicen que se curaron con la ‘ayudita’ del concepto del Dios como por ejemplo el del Cristo Jesús).