jueves, 4 de febrero de 2016

JULIO GUZMÁN EL CANDIDATO “DE TODOS” LOS PERUANOS.


"Por fastidiar" ¿qué otras imágenes más le podríamos poner al outsider?

Julio Guzmán es el candidato de todos los peruanos, digo de todos aquellos que tienen cuentas “con la justicia” me refiero a aquella justicia que no pasa por el triturador del Poder Judicial. No en vano su partido se llama así: Todos por el Perú (solo le falta incluirme en su lista).

Todos los candidatos y candidatas saben que van a perder y el Julio ese emerge como la panacea que puede aglutinar la concertación nacional para la gobernabilidad tan venida a menos por la corrupción institucionalizada en todas absolutamente todas la instancias del poder y que el Poder Judicial necesita limpiar, pasar por el tamiz de la mujer promiscua que coge la balanza y tiene la venda transparente sobre los ojos.

Lo presentaron como el “outsider” en un acto de manosear a la opinión pública nacional y darle en la yema del gusto a quienes necesitan instrumentar fuerzas de ‘oposición’ afines a sus necesidades e intereses, es decir, por la democracia representativa en el Perú.

Me ocupo de este personaje en razón a su expresión simbólica de la necesidad de los mecanismos democráticos electorales de buscar ‘alternativas’ sociales y políticas que le den viabilidad al poder del capitalismo peruano puesto que los demás partidos políticos están más que cuestionados y la desviación de las decisiones de la población pueden provocar ausentismo, votos viciados, blancos y nulos como no han sucedido en las elecciones pasadas lo que le restaría valor a dicho mecanismo para la continuidad del modelo neoliberal.

En el Perú NO EXISTE OPOSICIÓN dado que incluso la “izquierda” es solo una quimera, un cuco muerto, una falacia; de allí la necesidad de los mecanismos de la inteligencia peruana (tal y como lo vienen haciendo desde muchísimas décadas atrás) de instrumentar el show mediático del “outsider” que no lo es y que solo constituye a “Todos por el Perú” en un magro y Frankenstein político que intenta “rellenar” los vacíos generados en las expectativas de la población electoral de manera burda a como lo hizo el transformista del Ollanta Humala Tasso con eso de su show del levantamiento de Locumba.

Que nos importa todo eso, claro que sí. No vivimos en una isla, sus decisiones mediocres e incompetentes (inteligentes quizá) o no, nos afectan a todos por igual. La delincuencia organizada (formal e informal) desde las instancias del propio sistema capitalista peruano, desde la corrupción del sistema también.

Julio Guzmán es el candidato inteligente de la población más inteligente del Perú, es decir, de “Todos los peruanos”.

No me ocupo de otros candidatos pues no recurren a las mentiras ni al engaño para ‘convencer’ a la población ingenua que se las cree todo lo que les dicen y ven por la TV y por los medios de comunicación escrita además porque ya son más que conocidos y no sorprenden a nadie.