domingo, 28 de agosto de 2016

EN LA CRIOLLA IGLESIA CATÓLICA (PERÚ) SE HACEN A LOS HUEVONES CON LO DE “LA PÍLDORA DEL DÍA SIGUIENTE”


Desde el momento en que emergió la posibilidad del uso de esta píldora que elimina el óvulo fecundado, la Iglesia Católica en el Perú ha asumido una postura mediocre, cínica e hipócrita frente a cuestiones de fondo más que de forma.

En ese tiempo, todos, absolutamente todos los representantes de la iglesia peruana argumentaron pendencieramente que dicha píldora no era abortiva porque dizque el óvulo fecundado NO TIENE FORMA HUMANA y que por esa razón carece de importancia su eliminación a través de esa píldora pues supuestamente no le había llegado a poseer a ese huevo o cigoto el alma, el “soplo divino” que lo convierte en “humano” para “protegerlo”.

Ahora salen con medias tintas y posturas medianamente moralistas basándose en estudios de laboratorios norteamericanos que dicen que es abortivo aunque no en todos los casos sino en algunas excepciones.

No es que hayan sentimientos de culpa ni toma de consciencia por lo que decidieron aceptar en aquellos años del lanzamiento de dicha píldora. No es de mi interés contentar a nadie, menos a aquel público que quisiera leer que estoy en desacuerdo o en acuerdo con el uso de aquella píldora o con el aborto.

Creo que debemos precisar los términos para no actuar mediocre, cínica e hipócritamente frente a la concepción humana que como ser vivo comienza desde el momento en que las dos mitades de genes del padre y de la madre se juntan para dar origen a un nuevo ser vivo que aunque no tenga la forma humana tiene la esencia de la materia (de esa puta materia del que reniegan los imbéciles religiosos idealistas), de la vida en los genes combinados. Lo demás es mera criollada que caracteriza incluso al mismo Cipriani que debería recibir su sueldo solo por ser locutor de radio y no por cardenal.

Ya lo dije en un artículo pasado, daré mi apoyo a la Iglesia en el Perú, incondicional si precisan esta concepción criolla y pendenciera de la “forma” humana.

De no haberse notado efectos ‘abortivos’ como dicen en ninguno de los casos, la Iglesia habría dado el “permiso” cabal y total a este engendro terminológico del que sería interesante escuchar la opinión del Cristo, digo nomás, pues en última instancia, en la praxis, es lo que menos le importa al ser “humano”.

Señor Jesús Cristo: ¿Un óvulo fecundado no es un ser humano?, para no comprometerlo mucho preguntémosle al Dios primigenio católico, apostólico, romano, judío: Señor Yahvé, yo sé que usted no es un pendejo como nosotros, su entendimiento va más allá de la pendejada por exceso de población que los imperialistas sionistas y árabes pretenden eliminar a punta de bombazos, ¿un óvulo fecundado no es un ser humano?, Señor Alá, sí, sí, sí, ¿no debo hacerle esas preguntas porque me cortará la cabeza el “Estado” Islámico?, bueeeeno, mejor preguntémosle a Cipriani que parece más inocente, cándido y celestial: Monseñor, ¿un óvulo fecundado no es un ser humano o ni siquiera un ser vivo?

¿Tenemos el derecho de matar o no? si es bajo los términos de la Iglesia católica peruana, sí y no. esa es la respuesta, igual a la de cualquiera, contranatura no, sino contra el dogma. Tremenda contradicción como el atreverme a escupirle en la cara a cualesquier Dios engendrado en la mente y en la lengua humana, total, viniendo de una pobre mierda como yo, pasa y no representa absolutamente nada en la opinión pública nacional arrecha de satisfacciones mediáticas del dolor-error ajeno y faranduleras para escapar de la violencia cotidiana, de las frustraciones mundanas que les hacen sufrir.

Aunque no está mal lo que dice el Cipriani cuando manifiesta que deberían hacerse más hospitales, mejorar la salud de la población, etc., etc., mesmo demagogo politiquero electorero, pero siempre bajo la premisa de una incompetencia filosófica moral de los pensadores religiosos peruanos.

Por eso se puede medir el coeficiente intelectual de este pobre ser humano religioso idealista cuya esencia y fondo de la materia en movimiento (la esencia de la vida) es intrascendente y solo vale la forma, la apariencia y por lo cual podemos escuchar semejantes argumentos como este: “Lo que está en discusión es si tiene un efecto abortivo o no. Ese es el tema. He escuchado que solo explican los efectos. El órgano de control más serio que existe en Estados Unidos, que es el que le da el visto bueno a las pastillas, te dice ‘hay un efecto que es abortivo’. Yo no puedo vender una pastilla en la que, de cada veinte, uno se intoxica. Una pastilla que hace daño no la puedo vender. El Estado no la puede dar ni gratuita ni cobrando”.

¿No sería mejor decir que: todo lo que no parece humano es mejor abortar y destruir? Bajo esa premisa habría que abortar a muchos individuos en este país tal y como lo venía haciendo un comando de la Policía Nacional del Perú “ajenos” de la praxis y dignidad policial como argumenta el actual ministro del interior limpiándose el poto con quienes de aquí en adelante lo pensarán mejor antes de obedecer ideas y órdenes de estímulo justiciero y vengador “inteligente” vengan de donde vengan así sean desde el Pentágono norteamericano; ¡qué fiasco!, bueno aunque eso es un hecho que quedará impune pues es la práctica de protección a los actos del estado militarizado encubiertos o no que incluso permiten a candidatos presidenciales como Alan García postular alegre y positiva y responsablemente.

“¡Ag!, qué asco los gais y lesbianas” como diría el Cipriani. Ni para comentar de todos los putos y putas ciudadanos y ciudadanas que esperan ansiosamente esta contradictoria píldora y le piden a Jesús su perdón y a la Iglesia su no intromisión tildándose facilistamente de “laicos” sino de “ateos” a los que, en la práctica, les llega hondamente la religión y su Dios y con eso creen que solucionan tanto cinismo, mediocridad religiosa e incompetencia criollística peruana expresado en forma de simples costumbres religiosas. ¿No ven a tanta gente como ésta vistiendo su estúpido y ridículo vestidito morado esperando un milagro en octubre?

ACLAREMOS LAS COSAS, INCLUYENDO LOS PRECEPTOS DE LA IGLESIA CATÓLICA EN EL PERÚ. ¡Un poco más y vamos a creer (ingenuamente) que el Cipriani habla como senderista carajo!

Pedir que, en un tema tan delicado como este, se le consulte a la población del país denota la incompetencia y valor absurdo de la iglesia como representante del Dios que dicen representar y defender. ¡Qué pena!, no por mí por supuesto, sino por quien murió hace más de dos mil años en una cruz disque por todos nosotros y hoy solo sirve para promover los intereses mezquinos del poder del capital gay o no gay, terrorista o no terrorista; además de la sobrevivencia de mequetrefes religiosos de cualesquier tendencia filosófica-religiosa a escala global.



CIPRIANI: “LA PÍLDORA DEL DÍA SIGUIENTE NO ESTABA EN LA AGENDA DE PPK”

El Cardenal Juan Luis Cipriani dijo que son tres ministras las que “empujan” al presidente “a una agenda que el Perú no quiere”.

Redacción27 de agosto del 2016 - 11:15 AM

El cardenal Juan Luis Cipriani se refirió a la píldora del día siguiente. | Fuente: RPP Noticias

El Cardenal Juan Luis Cipriani dijo en el programa Diálogos de Fe que la distribución de la píldora del día siguiente no estaba en la agenda del actual gobierno de Pedro Pablo Kuczynski y que son tres de sus ministras las que “empujan” al presidente “a una agenda que el Perú no quiere”.

¿Es abortiva? “Lo que está en discusión es si tiene un efecto abortivo o no. Ese es el tema. He escuchado que solo explican los efectos. El órgano de control más serio que existe en Estados Unidos, que es el que le da el visto bueno a las pastillas, te dice ‘hay un efecto que es abortivo’. Yo no puedo vender una pastilla en la que, de cada veinte, uno se intoxica. Una pastilla que hace daño no la puedo vender. El Estado no la puede dar ni gratuita ni cobrando”.

Defensa de la vida. “Es abortiva, ese es el tema. Nosotros defendemos la vida y, por lo tanto, un juez no le puede señalar al Estado cuál es su política de población. El tema merece infinitos cambios de ideas en niveles adecuados (…). Creo que hay una campaña de algunas minorías, ONGs que defienden a los gais y los lesbianos (sic), y laboratorios.

No estaba en agenda. “El presidente PPK no tuvo en su agenda nunca estos temas. Ahora le han salido tres ministras respondonas empujándolo a una agenda que el Perú no quiere. Creo que la gran mayoría de nuestro país defiende la vida y defiende a sus niños”.

Pide consulta amplia. “Debe haber una consulta generosa y amplia de población sobre todo C, D y E. La A y B tiene la formación que quiere y tiene acceso a todo. Cuando me dicen que la pastilla es ‘una injusticia con los pobres’ yo le digo ‘no le hagas daño a los pobres’, simplemente dales mejores hospitales, una mejor nutrición y un colegio mejor”.

El Primer Juzgado Constitucional de Lima dispuso a través de una medida cautelar que se haga efectiva la entrega gratuita del anticonceptivo oral de emergencia (AOE o píldora del día siguiente) en todos los centros de salud públicos del país. | Fuente: EFE


La ministra de Salud, Patricia García, dijo que el Minsa ha iniciado un proceso de las compras para cumplir con la distribución de las píldoras del día siguiente en los 30 días dispuestos por el Poder Judicial. | Fuente: RPP Noticias.