miércoles, 15 de febrero de 2017

LA DEA Y LA “LUCHA” CONTRA EL “NARCO” “TERRORISMO”. LAS FIRMAS DE NARCO MILITARES Y NARCO POLICIALES.


Debemos aclarar que no hacemos mención sobre Sendero y demás grupos subversivos de nuestro país pues es de harto dominio a través de la prensa nacional de todo tipo y hacemos mención de algo que parece novedoso para muchos pero que está enraizado hasta los tuétanos en nuestra sociedad y economía peruana desde tiempos inmemoriales o específicamente desde el desarrollo de la industria.

Lo que viene para Latinoamérica no es tan halagador para la población en general en cuanto a la “paz” en esta región. Eso se corresponde con las nuevas necesidades forzadas del imperialismo sionista norteamericano específicamente que está casi atado de manos en el Medio Oriente para seguir promoviendo clandestinamente el avance del terrorismo mercenario a su favor como en lo que constituyeron al “Estado” Islámico dentro de Irak cuyo gobierno se presta a los mismos tejemanejes geopolíticos.

En EE.UU. se ha perdido la brújula, no es que con Donald Trump se haya perdido la brújula sino que desde el propio gobierno de George Bush y seguido por su par Barak Obama no hay objetivos claros (se quedaron sin argumentos) que puedan concretizarse ahora ni en el futuro inmediato. El sector financiero y empresarial montado a instancias de la “lucha” contra el “terrorismo” está más que sensible en los EEUU y es mucho lo que están por perder y cabe pues que se defiendan a través de diversos mecanismos como los que instrumentaron (movilizaciones “democráticas”) hasta ahora o simplemente la de dejar de existir por no decir la de suicidarse (que es intrascendente) de modo equivalente como se determinan ñas acciones para exterminar a población cautiva de esta falsa “lucha” contra el terror. La peliculina y el figuretismo se le terminó a Donald Trump y recién pisa tierra (no sé por qué pero me parece haber oído eso a un ex “presidente” peruano recién salido).

En ese antro llamado México que gobierna Peña Nieto que se puso a llorarle con los argumentos electorales y faranduleros de Trump. Peña Nieto pensó que se le terminaría la mamadera sangrienta pero dolarezca de la “lucha” contra la delincuencia y el narcotráfico que involucra por extensión la desaparición controlada y forzada de poblaciones opositoras, hoy debe estar respirando más tranquilamente pues esos planes persistirán y nada va a cambiar en dicho país centroamericano. Una mamadera similar de la que los norteamericanos están haciendo berrinche para con sus ‘inversiones’ en la “lucha” contra el “terrorismo”, Peña no está solo en el mundo.

Sobre la falsa “lucha” contra el terrorismo global ya está extinto este mecanismo de inteligencia operativa.

La DEA como organismo rector de la todavía incipiente “lucha” contra el “narco” “terrorismo” en Latinoamérica no encuentra todavía la manera más eficiente para hilar fino para desarrollar su falsa lucha contra el narco terrorismo. Sus posturas hasta ahora solo han sido peliculina barata sin productos concretos.

¿Por qué es falsa?

México es la prueba viviente de lo que decimos, es decir, que la idea central de la mexicanización de Latinoamérica sigue vigente, no se ha terminado pues poseen argumentos con los cuales sostener mediáticamente pese a lo que ya es conocido por todos sobre cuáles son sus propósitos reales y concretos.

Hablamos de las firmas del narcotráfico en Latinoamérica sin hacer mención de las firmas que operan al interior de los EE.UU.

En Perú, el golpe cívico militar de 1992 sirvió para tapar las relaciones del poder de este estado reaccionario con el narcotráfico pero que pese a ello en el largo plazo diversos acontecimientos nacionales han servido para vislumbrar las relaciones entre el poder político y el narcotráfico del que hoy se puede hablar con sustento de un narco estado peruano.

Hay dos firmas del narcotráfico muy evidentes sobre los que pocos han investigado con detenimiento. El periodista asesinado Emilio Choy al parecer estaba en los intentos de investigar a la firma Los Fuji pero fue aniquilado por encargo de los narco paramilitares que se configuran alrededor de esta firma. La otra es la firma Le Garcí que opera bajo los mismos mecanismos del sistema capitalista peruano con la permisividad no solo de los poderes del estado peruano sino hasta de la indiferencia comprensible y premeditada de la DEA, una operatividad dentro de un contexto de permisividad análoga a la que venía sucediendo con los casos descubiertos de los sobornos y coimas como los recientemente descubiertos en el escándalo de Odebrecht.

El partido y los partidos derivados a partir de Alberto Fujimori Fujimori están más que compenetrados con los planes de la falsa “lucha” contra el “terrorismo” global de la OTAN, es decir, están proclives de ejecutar toda suerte de acciones inteligentes perversas al mismo nivel como los que ejecutaban los aliados del Binomio de Bush (los mercenarios pro capitalistas de Al Qaeda y los oligarcas del imperio del capital sionista y árabe) y hoy lo hacen los esclavos políticos y militares del “Estado” Islámico (es demasiado graciosa la postura norteamericana y árabe de disque “enfrentar” al Daesh para aparentar fingida e hipócritamente ante el mundo que junto con Rusia dizque combaten también al terrorismo).

No ha habido (no puede haberla a instancias del sistema reaccionario peruano) hasta hoy una investigación concreta con respecto al ataque de presuntos “terroristas” a policías en la región Junín donde murieron muchos de estos de los que la candidata keyko Fujimori en esos momentos electorales previos al 2016 hizo alarde de repudio puesto que habríase tratado de un ajuste de cuentas entre estas firmas y no como mencionan ciertos medios de comunicación oficiosos (el diario el Correo da muestras de ser el vocero de los narco paramilitares) y el gobierno central al involucrar a los grupos subversivos del VRAEM. No porque lo diga la policía o el ejército debemos de creerles y futuros enfrentamientos nos darán la razón o no de lo que aquí se afirma; sería como creerle a Alvarado Fournier que iba a conversar con José y Alipio en Anapati para lograr la “paz” definitiva en el país y no conformar grupos nercenarios “rebeldes” posteriormente a esta rendición como le es esa agrupación diseñada por el ex SIN denominada como “Mantaro Rojo” engendro de la inteligencia reaccionaria peruana (más rabiosos que Sendero y el PCP en armas) al puro estilo de los grupos “rebeldes” sirios, nada novedoso ahora.

La actual reactivación de paramilitarismo en Colombia (que en su historia tuvo como antecedentes determinados agentes de narco militares y narco policiales) obedece a instrucciones de las fuerzas de seguridad de las fuerzas armadas del gobierno reaccionario de Colombia con la asesoría del Pentágono norteamericano en el contexto del ficticio y falso plan de “lucha” contra el “terrorismo” global bajo la premisa de la “lucha” contra el “narco” “terrorismo” en el caso específico nuestro. Bajo este esquema se generarán situaciones similares en nuestro país y las firmas Los Fuji y Le Garcí están para devenir en eso, en narco paramilitarismo con los auspicios de la DEA aunque hagan toda la finta de la “lucha” contra el “narco” “terrorismo” (incluso atacándolos militarmente y con juicios de carcelería, deportación y esas tonterías). Si fuese así, mínimamente a algo concreto se habría llegado con eso de los Panamá Papers y con lo de Odebrecht pues como lo dijera algún embajador norteamericano en el Perú, en pleno apogeo del Fujimontesinismo, sobre las “bondades” de los capitales del narcotráfico para la “movilización” de la economía peruana y la reactivación del empleo. Una de las razones poderosas por las que lo que manifiesta Donald Trump es pura peliculina.
En ese contexto, es fácil prever los alcances de esta falsa “lucha” contra el “narco” “terrorismo” por parte de los EE.UU. y sus aliados en Latinoamérica en general.

Ya sabemos que estas firmas cívico militares policiales peruanas Los Fuji y Le Garcí no se dedican a producir ni a comercializar cocaína sino que se dedican básica y exclusivamente a nivel nacional a criar zorrinos para exportar como productos no tradicionales para el consumo cárnico de los ciudadanos del “Estado” Islámico y poderosos escudos de piel para los “rebeldes” sirios para resistir los bombardeos Rusos.

Las acusaciones contra el vicepresidente de Venezuela se circunscriben dentro del contexto de esta falsa “lucha” contra el “narco” “terrorismo”, una acusación vacía, estéril y farandulera al estilo Trump dentro de la todavía inoperativa y deficiente administración del narco terrorismo por parte de organismos de seguridad de los EEUU (los mismos que permitieron los atentados del 11S) y de la OTAN en general. Trump apesta y al parecer no es porque no se baña.

En este país ya nos conocemos muy bien como para sorprendernos entre nosotros. Le deseamos a la DEA “suerte” en su “lucha” contra el “narco” “terrorismo”.

El imperialismo está entendiendo que por el lado de la verdad, la moral y la ética no tienen cabida pues representan a la demostrada farsa pública global específicamente en eso de la “lucha” contra el “terrorismo”. Como consecuencia del enlodamiento y desenmascaramiento de los actos de corrupción y robo a la ciudadanía peruana de manera descarada por lo de Odebrecht, presidentes regionales, entre otras perlas peruanas y criollas, del mismo razonamiento son todos los partidos políticos de nuestro país, sean de “izquierdas” o de la derecha sin excepción, a los que solo les queda el camino de la concertación o el Acuerdo Nacional por la defensa de la todavía oficializada e institucionalizada corrupción democrática a la cabeza con Luz Salgado Rubianes ya no en la salita del ex SIN sino en las curules del Chongreso de la República, algo así como el estercolero de nuestro país adonde toda la mierda envidiable del más alto nivel confluye con los auspicios de un gran sector de la población nacional.
La palabra "propiedades" de la hoja de coca tiene una nueva acepción y es la que se relaciona con los usos que se generan con la industrialización de la hoja en cocaína por parte del narcotráfico ilegal (de la competencia) y la permisible y administrado convenientemente por las economías de diversos países.