sábado, 29 de abril de 2017

DELINCUENCIA ORGANIZADA AL MÁS ALTO NIVEL. LOS SUBPRODUCTOS DE LA PRIVATIZACIÓN DE LA SEGURIDAD EN EL PERÚ

Si más no recuerdo en este blog se dijo que el Ollanta Humala Tasso estaba promoviendo una suerte de delincuencia organizada desde los propios mecanismos de seguridad del estado reaccionario siguiendo a pie juntillas las órdenes del Pentágono no solo para el Medio Oriente en su presunta y falsa “lucha” contra el “terrorismo” sino también aquí en el Perú donde las cosas han cambiado drásticamente. Contrario a su “revolucionarismo” contestatario juzgador y presionado por la corruptela política en la que definitiva y clandestinamente estaba inmerso, era previsible que prosiguiera con los mandados del neoliberalismo que ayudó a construir en las épocas de Madre Mía en su condición de Capitán “Carlos” asesinando civiles sospechosos o ‘probados in situ’ de pertenecer al PCP de entonces, a Sendero Luminoso.

Lo que no se entiende, todavía, es por qué PPK no quiere asumir lo que en el Pentágono se ha definido no solo para el Medio Oriente sino para América Latina también pues sus mercenarios están migrando a diversas partes del Oriente y África incluido (no solo por la ofensiva Rusa en Siria sino también  de los aliados del capital imperial sionista y árabe en Irak). Quizá quieren fingir luchar contra esta "lacra" y "deslindar" conveniente y oportunamente (estas acciones eran de conocimiento y aprobación del dúo dinámico, Fujimori Montesinos). Eso lo veremos después pues nada ha cambiado en los planes principales de la "lucha" contra el "terrorismo". Eso de que "los altos mandos no sabían" eso no se lo traga ningún "comunista" en este país. Si parece cómico: las fuerzas policiales y militares eliminaron a los secuestradores del MRTA en contra de empresarios y los sustituyeron por otros digitados por ellos mismos según sus necesidades, ¿lo que es la inteligencia Fujimontesinista no?

La historia del Perú desde la década de los 80 no registra oficialmente hechos similares a estos por la situación misma de la guerra interna. Si estos delincuentes hubieran estado en esa década habrían sido aniquilados por los miembros del PCP y obviamente sus enemigos habrían salido a vociferar por dicha eliminación por involucrar militares y policías del estado reaccionario que bien que le hacían el juego por aquel entonces pero que ahora (bajo repliegue de la subversión) carecen de la fuerza que podrían tener como por ejemplo lo tienen hoy en México donde la narco delincuencia organizada desde las más altas esferas del poder reaccionario mexicano (y norteamericano) hacen lo que se les viene en gana. Con la Keyko en el gobierno, esto habría estado garantizado pues el Fujimontesinismo cívico-militar se mueve también en estas esferas del ‘poder’.

Lo que resulta un poco extraño es la actitud de este gobierno de la de estar desmantelando determinadas fuerzas militares en zonas como del VRAEM y no precisamente por haber “derrotado” a la subversión (la que se ha replegado totalmente), al narcotráfico ilegal ni a la narco delincuencia organizada al amparo del poder de este sistema capitalista que ha demostrado que se puede mover incluso dentro de los cuarteles de invierno de las fuerzas armadas con total tranquilidad.


EXSUBOFICIAL DE LA FAP Y POLICÍAS ACTIVOS ENTRENABAN A DELINCUENTES EN BASE MILITAR

Durante un megaoperativo, que desbarató una organización criminal de tráfico ilícito de armas, se detuvo al ex suboficial de la FAP Roberto Subauste, quien articulaba con policías en actividad.

  Foto: Michael Ramón / La República.

Esta madrugada, se realizó un megaoperativo contra el tráfico ilícito de armas en seis distritos de Lima: Rímac, Independencia, Los Olivos, El Agustino, Breña y Pucusana, con la que se desbarató una organización criminal.

El ministro del Interior, Carlos Basombrío informó que el cabecilla de esta banda fue identificado como el exsuboficial de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) Roberto Subauste Roca, quien fue detenido en su vivienda, situada en la cuadra 1 del jirón Cajatay, en la urbanización Santoyo del El Agustino.

Basombrío aseguró que el exoficial trabajaba en forma conjunta con policías en actividad para entrenar en el manejo de armas de fuego a delincuentes y sicarios en el interior de bases militares. Además, Subauste proporcionaba estos instrumentos a las más rankeadas bandas.

En una de los once inmueble allanados por los agentes de la Dircote, se detuvo a Enzo Espinoza Justiniano, propietario de la empresa de armamentos ‘Enzo’, que al parecer era legal pero proporcionaba armas a delincuentes, según señaló Basombrío.

Por su parte, el abogado de Espinoza, Julio Chávez, aseguró que su patrocinado cuenta con todos los permisos requeridos para la posesión del equipo de pruebas de tiro y armas de fuego.


“Mi patrocinado es un empresario con 15 años en este rubro de la comercialización de armas debidamente autorizado por la Sucamec (Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil)”, comentó para RPP.