miércoles, 28 de junio de 2017

PPK ¿CONTRA LOS REZAGOS DE LA DELINCUENCIA INTELIGENTE ORGANIZADA POR EL APRO-FUJIMONTESINISMO EN EL PERÚ A INSTANCIAS DEL CONFLICTO INTERNO?

Chongreso que obstaculiza al gobierno actual, es decir, gobierno que se pone traba a sí mismo pues son las mismas partes, el mismo engranaje del podrido y caduco sistema reaccionario peruano.

A mi modo sencillo de ver, los chongresistas de todas las bancadas sin excepción, al margen de fingir moralidad y limpia capacidad de fiscalización, de presentar una cínica falsa imagen para engatusar incautos nacionales e internacionales, la interpelación contra el actual ministro del interior Carlos Basombrío quedó como baldazo sin agua o peor ni balde contra el ministro. La bancada Fujimontesinista quedó con los crespos hechos, incluyendo a la del APRA que con Mulder solo se escucha incoherencias parlamentarias desde su boca, sin tenor, sin fondo para cuestionar respecto a los asuntos internos (que generalmente los resuelven con sesiones ‘secretas’ en ese Chongreso). En un insulto a la indignidad del parlamento, el ministro les dio hasta por el ojal a todos los parlamentarios principalmente a los fujimontesinistas que quedaron sin ganas de seguir con su actitud revanchista y de presumir de un control social que no la tienen pero que sirven en la praxis para estorbar en el otro lado ridículo antagónico del caso supuestamente similar al venezolano. La razón la esbozo a continuación y más adelante no estaré hablando precisamente de la Red Alqaeda ni de “Rebeldes” sirios pero sí de algo que podría (puede) haberle dado soporte, base y estructura.

Recordemos los secuestros ejecutados por el MRTA contra empresarios de toda índole para financiar sus acciones, las aniquilaciones selectivas de Sendero Luminoso sean contra sus objetivos políticos y/o lumpenescos de derecha o de izquierda. Después de la captura de sus líderes entre otros hechos, las fuerzas político militares del Fujimontesinismo ya no solo utilizaban a agrupaciones como el Grupo Colina para la desaparición y ejecución extrajudicial de sus enemigos políticos y/o militares de los alzados en armas, de sus mesnadas antisubversivas o rondas antisubversivas, sino que al amparo de los servicios de inteligencia del estado reaccionario sostenido por el Fujimontesinismo en la guerra interna, esbozó mecanismos de inteligencia operativos para instrumentar a la delincuencia específicamente creada, organizada, digitada desde las instancias de Seguridad del Estado reaccionario (léase DININCRI, DIVINCRI, DIRINCRI, o los que fueran) para hacerle frente a Sendero Luminoso y al MRTA. Ese fue el caso abortado de esa suerte de presunto “Perú Rojo” que iba a “dirigir” Jorge Luis Campos Milla alias “Momón” (lee aquí lo que te puede pasar si te meten o te metes interesadamente a participar en la “lucha” contra el “terrorismo”, http://larepublica.pe/25-08-2003/psiquiatras-consideran-inimputable-momon a todas luces cuestionable peritaje médico pues estuvieron involucrados muchos de estos profesionales en la lucha contra el “terrorismo” que no se corresponde con lo actuado por el ex soldado del ejército Mesmer Carles Talledo al que se le eximió de toda responsabilidad por haber ‘cooperado’ con Sendero Luminoso), adiestrado y “ideologizado”, doctorado en las instalaciones de la Base Aérea de las Palmas en Surco gracias a la inspiración divina del Espíritu Non Sancto de Vladimiro Montesinos Torres y de su pareja de fechorías Alberto Fujimori Fujimori que usufructuaba económicamente de la guerra interna a su favor y del que hoy viven sus familiares incluyendo la eterna ya candidata presidencial Keyko Fujimori Higuchi que junto a los más desquiciados delincuentes secuestradores, marcas, sicarios, chantajistas (caso del alcalde de Chilca y otras perlas todavía no visibles a nivel nacional pero que prosperan no solo al amparo de una ONPE-JNE inteligente sino también al amparo de un pervertido poder judicial pichiruche apro-fujimontesinista); que en su gran mayoría conforman su base social de anéticos ciudadanos pero defensores y promotores del capitalismo neoliberal, ciertamente chicha e informal, que busca también favorecerlos a ellos y ser partes del engranaje económico para el desarrollo y el progreso del país (ni para mencionar el trabajo esclavista y negrero de por ejemplo el centro comercial las Malvinas donde se ha puesto de manifiesto lo más bajo del oprobio producto del modelo neoliberal del sistema capitalista peruano pero que la corruptela democrática les da de comer a dichos trabajadores informales a quienes también les gotea algo); tiene todavía el sueño peruano-japonés-americano de un futuro en marcha, previsible por supuesto. Ciertamente que la informalidad y la corrupción no son exclusividad del apro-fujimontesinismo sino que va de la mano de este sistema capitalista del que ciegamente se ufanan los hijos de Alberto Fujimori Fujimori de ser el mentor, el gran constructor.

Solo recordemos el asesinato, por encargo del hoy potencial presidente del Chongreso peruano Kenyi Fujimori, del periodista fotógrafo del Diario El Comercio Luis Choy donde los policías fujimontesinistas (que otrora le dieron grandes lauros a la policía en la lucha contra Sendero Luminoso) favorecieron la fuga de sus asesinos para posteriormente en una suerte de ‘intervención’ policial legal silenciar, aniquilando a los delincuentes contratados por dicho hoy chongresista que se esmera por denotar equilibrio, locuacidad y capacidad de negociación con el auspicio de su padre preso en una cárcel dorada esperando la misericordia del hombre que fue colocado como presidente, por no decir al jode, por el sentido común de la mayoría de la población peruana (y no con toda por supuesto).

El apro-fujimontesinismo al amparo de estos mecanismos legales e ilegales unificados desde los mandos castrenses logró construir una suerte de vía peruana in crescendo en el sentido de la mexicanización del Perú (México logró el control social total con la asesoría y apoyo del Comando Sur norteamericano donde el delincuente legal del más alto nivel mexicano, Peña Nieto, gobierna a sus anchas), una situación que no parece querer prosperar y del que el gobierno de PPK pretende deslindar más por cuestiones politiqueras que por razones de fondo dado que si bien se detuvo a los líderes subversivos, la guerrilla aunque ‘desarticulada’ no ha abandonado sus propósitos ni las armas, al margen de mamotretos de asimilación pacífica esbozados por el Movadef entre otras organizaciones afines surgidas o por surgir que no claudicarán así pasen los años tipo Polystel pues ya no hay posibilidad de otros cuentos políticos en el país de las maravillas.

Uno puede pensar que lo que viene sucediendo en Colombia con la entrega de armas por parte de las FARC en el escenario latinoamericano y su asimilación a la vida política de dicho país puede estar influenciando en el gobierno peruano para quitarse ese lastre de la delincuencia organizada, programada desde el Pentagonito pues no hay razones que puedan sostener un proceso de mexicanización como ya se consolidó en México. En más de 50 años, Colombia consolidó algo más que la simple delincuencia organizada, organizó las fuerzas paramilitares y la economía empresarial de guerra que Santos intenta desmantelar y ha provocado indirectamente que las fuerzas políticas dispersas de la derecha más reaccionaria colombiana ahora formen alianzas para hacerle frente política electoralmente.

A todas luces, si bien es meritoria, alabable, loable; la acción del gobierno ppkista es solo mediática y politiquera que durará los años que pueda durar su gobierno, pues una vez fuera, el sueño peruano-japonés-americano volverá a reconstruirse mejor aún si la Keyko o Kenyi o cualquier otro web’on Fujimontesinista tiente la presidencia y lo haga para sostenerse chantajeando a la población ya no con enemigos reales sino con enemigos fabricados tal como lo venía haciendo EEUU con sus mercenarios terroristas del ISIS o Daesh concertadamente con sus oligarquías en toda Europa pero que por la presión e intromisión rusa, es inevitable tener que deshacerse de mala gana de ellos, al menos de Siria e Irak. De allí la pobre y triste capacidad de interpelar a un ministro que aparente y literalmente les está rompiendo el culo y desfigurando con dicha penetración sus rostros de cínica dignidad u honorabilidad pues elimina sus mecanismos de chantaje y extorsión a la nación desde los más altos niveles de decisión policial y militar reaccionario del país, claro que no desde el Chongreso donde sobrevive y desde otras instituciones controladas por el Apro-Fujimontesinismo como viene sucediendo con la Contraloría General de la República en una suerte de pelea de putas por robarse los diezmos del pueblo. El sentido común no es privilegio de los Apro-Fujimontesinistas por lo cual un personaje como el Contralor persiste todavía en un cargo que a todas luces no es de su competencia (mejor sería si su perro de Kenyi estuviera sentado como Contralor).

Alan García Pérez sabía de esto, no hizo (no hará) nada al respecto, solo fintas, criolladas en la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico porque es parte de esta maraña de la “lucha” contra el narco “terrorismo”, al igual que el corrupto nacionalista, secuestrador de niños hijos de senderistas Ollanta Humala Tasso que de modo más definido lo intentó ejecutar casi a finales de su gobierno pero que no se atrevió a hacerlo o le faltaron huevos para asesinar a su propia gente que decía proteger para lo cual su jefe EE.UU. el 11S en las Torres Gemelas demostró que sí tenía más que talento para ello.

Nada de lo que en este blog se ha dicho hasta ahora (inicialmente considerado como meras especulaciones, paranoia esquizoide, pajeadas, suerte de teorías de la conspiración, etc.) está refutado con argumentos creíbles pues los hechos los sostienen por sí mismos. La aparentemente indefinida y vana “guerra” política entre Fujimontesinistas y el gobierno ppkista se ha iniciado recién. Alberto Fujimori Fujimori junto a sus sayayines del GEIN de la DINOES, sabe de las implicancias que tiene el hecho de que les quiten su soporte de delincuencia organizada al más alto nivel de la inteligencia peruana reaccionaria y en sus instancias más bajas de organización delincuencial de las que hasta empresas legales, empresarios formales e incluso informales se habían asimilado al (sarcástico) llamado Fujimontesinista de la “lucha” contra el “terrorismo”, contra la delincuencia, contra el narcotráfico, contra la “corrupción” como le gusta jactarse a la Keyko y a su banda de chongresistas y testaferros que sobreviven al amparo del próspero modelo neoliberal construido por sus papis.

Claro, esta “lucha” no solo le compete al gobierno y a sus mediáticas organizaciones policial-militares pues la delincuencia organizada inteligentemente (a instancias de la lucha otrora contra el PCP dirigida en ese entonces por Sendero Luminoso) se aglutinó, creció, se construyó al amparo del gobierno Fujimontesinista (por la acción conjunta de los tres poderes del estado reaccionario, el ejecutivo, legislativo y judicial), prosiguió tibiamente con el Toledismo y el Humalismo, se conservó con el Alanismo sino potenció pues en la praxis el Apro-fujimontesinismo es lo mismo.

Por ello, no solo es casual que se proteja con razón a los policías de cualesquier ataque social, político y/o militar sino a la propia delincuencia, obviamente a su delincuencia organizada pues son sus brazos (ahora armados incluso por los propios policías de la DIRINCRI sino integrados por ellos mismos como lo evidencian las capturas recientes…) fuertes para la amenaza encubierta e inteligente de la población ingenua e ignorante de este país. A diferencia de Perú, México ya es un descaro total.

Las secuelas de la guerra civil interna, del conflicto armado interno están allí y no se resuelven o contradicen pues con interpretaciones filosóficas ni con el olvido de una parte o con la ignorancia inducida por la propaganda inteligente a la población (amén de la cooperación de medios diversos de comunicación y de telecomunicación contaminados inevitablemente por las necesidades de la guerra interna contra Sendero Luminoso y el MRTA que por resolver las causas que la generaron). La captura de los líderes no ha resuelto absolutamente nada ni las resolverá más que solo dar falsas seguridades y eso también se aplica a los delincuentes comunes y organizados desde el poder Apro-Ollanto-Fujimontesinista (delincuentes aislados de celulares y otros medios para la extorsión inteligente cuyos agentes operan supuestamente ‘infiltrados’ en los propios mecanismos de seguridad del estado reaccionario, pero que en esencia son parte estructural de ella) pues las causas están sin resolverse peor todavía si ni siquiera quienes forman parte de este sistema reaccionario trabajan conjuntamente para resolverlos sino que solo se enfrascan en peleas irresponsables politiqueras que los hace ver como incompetentes inútiles que no deberían estar donde están. A ver si el Kenyi puede hacer algo interesante sin la hasta ahora unificada fuerza contundente y disuasiva del Grupo Colina, Comandos Lobo o de sus gentitas como discípulos de Lucano y compañía, sino también la colaboración eficaz de un sector de los combatientes reaccionarios LGBT, digo nomás.

A este paso, Alberto Fujimori Fujimori, Vladimiro Lenin Montesinos Torres y su compañía de testaferros económicos, políticos, policiales y militares no tienen nada concreto que ofrecer más que solo hacer una “oposición constructiva” para el actual desarrollo del país. ¿Tendrán un plancito B o algo así?, ¿la Keyko ya no mostrará su colérico rostro feo o mostrará mejor su poto que parece más grande y agradable?, nada se pierde con intentar, Kenyi sí que conoce pues se las sabe todas las del pelado tío Vladi. Si las mujeres de este país se sintieran ofendidas por mis palabras tienen todo el derecho de ofenderse.
Afiche tomado del Facebook. Todavía hay ingenuos que creen que los que apoyan a estos personajes son fujitontos. Nada más lejos de la realidad, que demuestra una ignorancia supina o adrede de la base social que da soporte a esta maraña de personajes que se atreven a hablarnos de lucha contra el terrorismo, contra la delincuencia y la corrupción, es decir, contra sí mismos. Eso si es patético, de vómito.

Entiendo las implicancias de las opiniones vertidas no solo en este artículo sino en todo el blog y asumo las consecuencias vengan de quien vengan. Si desean, el poder judicial podría contribuir con una suerte de forzada y retorcida ley de apología al “terrorismo” como el que fracasó con el Humalismo-Nadinismo sino también a la delincuencia desorganizada u organizada que últimamente se ha puesto a estudiar libros de personajes históricos, líderes de la guerra interna, etc., entre otras suertes de web’adas en medios de comunicación informales como los del internet. No faltaban más pues las maestrías y doctorados al paso como las que recibían en algunas bases militares de la FAP los inteligentes delincuentes organizados. Salud por la confianza.

El ppkismo recién está pretendiendo tibiamente agarrar vuelo pese a las trabas de frustrados presidenciales apro-fujimontesinistas que se las quieren dar de lo que no son y los mecanismos no son ciertamente del agrado de todos pues son cuestionables los métodos que pretende implementar este gobierno de cuyo presidente ya fue tildado de Cosito 2 en el caso del renunciante ex ministro de economía … que si tuviera la razón para haber afirmado que PPK estaba enterado de sus ajetreos arreglistas, ya sabemos lo que a los ciudadanos nos espera como por ejemplo en el sector educación donde la permanencia o salida de los maestros estará sujeto no tanto a evaluaciones democráticas transparentes sino a evaluaciones sectarias, a arreglos y consideraciones de índole político y económico que no necesariamente saldrán a la luz o se pondrán de manifiesto como en el caso del audio del renunciante Thorne.

Si el caso chileno está más que evidente en sus consecuencias, no diremos que debiera observarse para el caso peruano (no depende de nosotros) pues sabemos que dicha senda ‘reformista’ mercantilista se proseguirá pues los objetivos no solo son laborales de mercenarizacion y precarización del empleo por las necesidades del sistema sino que hay ceguera neoliberal por mantener el hasta ahora ‘boyante’ estatu quo del sistema capitalista peruano y de sus mecanismos de los que PPK hoy solo está golpeando correctivamente en sus formas, en sus konsecuencias pero no en sus kausas, donde se suponía que era donde el PCP en armas pudiera golpear militarmente (no solo para evitar la mexicanización del Perú) para adquirir réditos políticos sino que también para darle soporte y sostén indirectamente a dicha unidad nacional por la defensa del modelo apro-fujimontesinista en ciernes incluso con el ppkismo pues no se cruzarán de brazos como lo hicieron desde la insurgencia político-militar senderista en Chuschi en 1980.

Así, se puede ver que pese a los esfuerzos del ministro del interior, sus acciones son más de forma que de fondo pues el problema es estructural y los que defienden y sostienen esa estructura (caso del Chongreso apro-fujimontesinista)  no tienen ni la menor intensión de resolverlo sino solo utilizar incluso dicha situación para marketearse cínicamente de pendejeretes y criollazos “luchadores” contra la delincuencia y la corrupción que ellos han engendrado, que promueven y reconstruyen a instancias de las necesidades del sistema capitalista neoliberal reaccionario peruano.

El tiempo nos dirá si lo que quiere hacer PPK es solo peliculina mediática o ejercer un mejor control de la delincuencia dado que el ppkismo es una reciente opción política que se estrena (de modo análogo a como se estrenó el Humalismo-Nadinismo a inicios del 2011). Si parece tan impresionante lo que hace Basombrío (los congresistas pese a lo que viene haciendo el ministro, también deben haberse reído de él y de su ‘buena voluntad’ por ‘combatir a la delincuencia’). Al fin de cuentas la delincuencia se desenvuelve como Pedro en su casa gracias a las necesidades del sistema capitalista reaccionario para el control de la sociedad peruana. Bien que sabemos que en definitiva el sistema no puede atacarse a sí mismo. Con estas acciones solo se desperdicia recursos y se pone curitas sobre la herida gangrenosa, eso lo estamos viendo desde el gobierno de Alejandro Toledo hasta hoy y no hay que ser ingenuos para creer en buenas voluntades que son pura ficción y teatro. Granjearse la simpatía de la población con acciones tibias aparentemente duras, faranduleras a las que ya estamos acostumbrados desde hace décadas solo son pañitos fríos para entretener la afiebrada necesidad de la población de mayor y mejor seguridad. Habría que ser demasiado ingenuos como para comerse esa ensaladita de PPK y no se trata precisamente de Sushi pues eso ya está descompuesto desde hace muchísimo tiempo atrás.


DIRECTOR DE SEGURIDAD DEL INPE INTEGRARÍA “LOS BABYS DE OQUENDO”

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, señaló que en total son 58 los detenidos, 21 de ellos son policías.
Callao
La relación que tiene Haro con “Los Babys de Oquendo” da cuenta que la corrupción que genera el dinero ilícito del crimen y el narcotráfico hace que el Estado sea vulnerable a la penetración. (Alessandro Currarino/El Comercio).

Redacción EC
27.06.2017 / 11:55 am
El director Nacional de Seguridad del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), Sergio Haro Huapaya, es uno de los altos funcionarios que habrían sido captados por la organización criminal “Los Babys de Oquendo”, la cual fue desarticulada esta madrugada, informó el ministro del Interior, Carlos Basombrío.
“Se ha identificado su constante relación con los miembros de esta organización criminal y cómo los apoyaba en distintos aspectos que necesitaban para actuar”, subrayó Basombrío.
(Alessandro Currarino/El Comercio)

Manifestó que la relación que tiene Haro con “Los Babys de Oquendo” da cuenta que la corrupción que genera el dinero ilícito del crimen y el narcotráfico hace que el Estado sea vulnerable a la penetración.
Confirmó que hasta el momento y se han logrado detener a 58 integrantes de esta organización criminal y que, lamentablemente 21 son miembros de la Policía Nacional.
Agregó que, en esta megaoperación, que se realizó de manera simultánea en 40 inmuebles de diferentes distritos de Lima y Callao, e incluso en algunos penales, participaron más de 1.200 policías, 70 fiscales, y se logró incautar vehículos, granadas, armas de fuego y más de 100.000 dólares en efectivo.
“Se está logrando develar situaciones de esa naturaleza gracias al trabajo de la policía con el Ministerio Público. No lo veo como una mala noticia (captura de policías). Lo veo como una de las mejores noticias que se pueda tener en un país que lucha contra la corrupción y el delito”, dijo.

Luego explicó: “Si contamos con una institución como la policía que encuentra elementos, los investiga, los sigue, los detiene y los pone a disposición del Poder Judicial vamos teniendo garantías de que hay unas institución que va a cumplir la ley”, añadió.