lunes, 28 de agosto de 2017

CARLOS BASOMBRÍO IGLESIAS MINISTRO DEL INTERIOR. ¿ENTRE EL TERRORISMO DE SENDERO LUMINOSO Y EL TERRORISMO DEL ESTADO REACCIONARIO?

¿ALGUIEN DUDA DE QUE MOVADEF ES PARTE DE SENDERO LUMINOSO? “NO LLAMAMOS TERRORISTAS A LOS MAESTROS”.

Fueron las palabras concluyentes del actual ministro del interior Carlos Basombrío Iglesias luego de presentar las imágenes de los vínculos de diferentes dirigentes sindicales en lucha del magisterio con el Movadef, es decir, supuestamente con Sendero Luminoso, el otrora sanguinario grupo de asesinos y terroristas locos psicópatas aparecidos así por así, por gusto y por joder, en el escenario nacional.

No faltaron los miembros del CEN Sutep de Patria Roja enemigos acérrimos del asesino y genocida Sendero Luminoso tildando a todos los maestros sin excepción de que eran TERRORISTAS con el manido o trillado argumento de siempre para hundirlos ética, moralmente y neutralizarlos para cualesquier menester político, social y sindical. No hace falta ocuparse de ellos, las bases de las regiones que la conforman profesores de todas las líneas políticas, excepto los de Patria Roja por supuesto, asumo, los dejaron fuera de cualesquier iniciativa representativa y no precisamente porque dichos profesores de bases sean unos ingenuos que se dejaron seducir inocentemente por los sindicados como miembros del Movadef. ¡Horror! Unos senderistas de mierda intentan sacarle derechos al MINEDU, al gobierno frente a una acción arbitraria, mal-bien pensada como lo son las evaluaciones de desempeño ajustadas a las necesidades privatizadoras del modelo neoliberal peruano del que no solo los profesores burros y mediocres serán perjudicados sino la clase pobre, el proletariado, los niños y jóvenes más pobres del país. Por esta terminología seguramente ya Basombrío y ‘seguridad’ del estado reaccionario está pensando en dónde mierda ubicarme, si como Movadef o “Proseguir” que según el senderólogo Jaime Antezana Rivera ya feneció con Feliciano y que las fuerzas de José solo son sirvientes del narcotráfico.

Lejos de demostrar una suerte de “reconciliación nacional” el escenario nacional social y político está poniendo sobre el tapete que eso es solo una falsa percepción de análisis y lo que viene sucediendo incluso con esta huelga es un nuevo periodo de definiciones políticas por la defensa de derechos fundamentales para la sobrevivencia y la dignidad de las personas frente a las necesidades de mercenarios por el poder y el dinero fácil. Ya hablo como del Movadef ¿no? Eso está intentan recién de poner en marcha los inteligentes de la “seguridad nacional” llamando a sectores diversos de la población para salirles al frente a todo tipo de reacciones sociales que contravengan al poder neoliberal en crisis y también de paso deslegitimar, desacreditar, desmerecer cualesquier otras formas no legales y reconocidas de lucha frente a los mecanismos del poder venidos a menos por los actos de corrupción institucionalizada y sostenidas por las fuerzas armadas y policiales de este país. El gobierno necesita de más mercenarios legales y a sueldo para conciliar acuerdos de ‘gobernabilidad’ y de ‘concertación’ como lo venía haciendo el CEN del Sutep de Patria Roja como sindicato del MINEDU.

Estos maestros senderistas ya sentenciados y que cumplieron su castigo. Según el Ministro del Interior Carlos Basombrío no deberían estar en huelga alguna pues ensucian con su presencia y que si tienen necesidades y derechos que defender deberían hacerlo desde los cuartos de sus casas o sino morirse pues les harían un favor por locos y terroristas, ¡suicídense, qué les cuesta agarrar una soga y colgarse de alguna viga, peor si ni siquiera sirven para asimilarlos como mercenarios del ISIS!

En pleno apogeo y crecimiento neoliberal, la gente excarcelada se suponía podrían haber servido como ovejas para pastear, enfermos mentales potenciales como burros bomba, no se pensó que podrían asociarse libremente para protegerse de cualesquier arremetida reaccionaria y deambular como loquitos como sucede con los que hoy son utilizados como mercenarios idiotizados con la religión y el racismo con los miembros del Daesh o ISIS para hacer lo que se supone todo “terrorista” debe hacer. Siguen siendo un peligro para quienes pretenden hacer del país un botín de guerra, un burdel social y político a su inteligente antojo.

Representantes del CEN Sutep Patria Roja y afines que se suponía iban a conformar la “izquierda” de a derecha neoliberal, junto a políticos como Julio Guzmán, Verónika Mendoza y otros engendros ‘revolucionarios’, ‘nacionalistas’ para darle continuidad a las reformas ‘democráticas’ necesarias todavía para el país pero ya no bajo esa premisa arbitraria y autoritaria al amparo de una legalidad similar.

La necesidad de sobrevivencia de la guerra, en todas las instancias, nos ha enseñado muchas mañas de todo calibre, incluso democráticas, la prueba en el otro lado es por ejemplo la presencia del Movadef.

Moody’s es un falso indicador de confiabilidad dado al Perú, el amor duró mientras no se destapaban toda la mierda debajo de la mesa y se corre el riesgo de que se les ponga en evidencia (no hay la protección que otrora ofrecía Vladimiro Montesinos pues las que ofrece Alan García hoy vía el service del Poder Judicial no alcanzan). Se parece en algo a las ‘rúbricas’ que intenta imponer estandarizada y politiqueramente la Ministra Marilú Martens para el despido masivo e indiscriminado, digo, para la “evaluación de desempeño” y la mejora de la educación. La ministra dice le pidieron los mismos maestros para que sea en aula. Tienen derecho a reconsiderar y rectificar más todavía si se les quiere utilizar como caballitos de totroya.

Este organizador no sabemos si fue para tentativamente tener una idea general del gremio magisterial, referencia escolar o meterles miedo a los congresistas de que no deben reconsiderar cambios de ninguna índole en la ley de reforma magisterial menos en su derogación por el ficticio “peligro” senderista “terrorista”.

Hay una preocupación casi infantil en el gobierno y afines. Los dirigentes ‘terroristas’ diligentes y confiables (en razón a su ideología radical y su postura social) de esta huelga después volverán a sus aulas, a sus actividades de siempre. No serán reconocidos legalmente como interlocutores válidos pese a lograr el reconocimiento moral por parte del magisterio nacional en lucha. El CEN del Sutep de Patria Roja incluso puede volver a “representarnos” nuevamente, continuar con la administración pituquesa de la derrama magisterial y el Conare continuará en su propósito de reorientación y reconstitución que hoy en la práctica e ‘ilegalmente’ lo ha logrado aunque sea temporalmente pues una vez conseguido el objetivo de evitar el despido masivo, los profesores volverán también a sus lugares ordinarios, al escenario de siempre pues profesores cojudos no son. Quien piense lo contrario está soñando despierto lo mismo que “seguridad” del estado.

La real preocupación hoy pasa desapercibido incluso en quienes podrían estar considerándome un terruco asolapado o de otro calibre. Puede ser, no lo niego. El lector si lo desea puede llamarme “terrorista” tal y como lo hacían alegremente dizque ‘enemigos’ de la época universitaria entusiasmados con el uso terminológico de dicha palabra para mandar a la mierda toda suerte de resistencias y enemigos de todo cuño que hoy ya no tiene el mismo efecto de por aquel entonces.

La pregunta inicial del artículo cabría realizarla y recordarle al mismo ministro del Interior Carlos Miguel Ramón Basombrío Iglesias pero en los siguientes términos:

La foto muestra al actual líder del ISIS, Daesh o mal llamado “Estado” Islámico Abu Bakr al-Baghdadi, el delincuente terrorista más miserable y asqueroso del planeta tierra pues Abimael Guzmán Reynoso le llega a la pezuña en su infame y genocida accionar. Quien está con ellos (líderes del ISIS en el largo plazo) es el senador republicano actual por el estado de Arizona John Sidney McCain III (EEUU). Si bien es anciano y sufre de cáncer al cerebro motivado por el atroz estado mental que desarrolla en su cerebro deforme, monstruoso y genocida pero patriótico y que en su postura religiosa dice ser cristiano y de la iglesia bautista (aunque sin bautizarse). Así se deduce la causa del cáncer cerebral que padece, sus neuronas son el arma de destrucción masiva de su cerebro.

¿ALGUIEN DUDA DE QUE EEUU ES PARTE DEL DAESH O ISIS O EILL O “ESTADO” ISLÁMICO? “NO LLAMAMOS TERRORISTAS A LOS NORTEAMERICANOS”

Sería la pregunta supuesta a formularse Carlos Basombrío Iglesias respecto a una imagen similar de un flagelo mediático que se inició el 2001 con los atentados del 11S en las Torres Gemelas de New York (no con lo de Tarata del que Abimael Guzmán dice no tener nada que ver) con los aparentes ‘enemigos’ de EEUU, Al Qaeda, luego seguiría el ISIS y hoy viene una versión más chusca que recicla toda suerte de mercenarios a sueldo del capital sionista-árabe unipolar, una fusión de AlQaeda-ISIS al que se le podría poner cualesquier otros nombres.
McCain y su equipo ISIS

Basombrío junto a los que le antecedieron y le sucederán en dicho ministerio seguirán a pie juntillas lo que sus inteligentes patrones norteamericanos les seguirán dictando. Basombrío ya debe de estar poniéndose su chaleco de granadas explosivas en el cuerpo como medida preventiva a cualesquier desastre potencial que ponga en jaque la “seguridad” del estado reaccionario peruano que junto a sus ‘oficiales’ comunicadores sociales (que también catalogó de “terroristas” a los profesores del magisterio en huelga) alegremente denominan con poco esfuerzo y nula resistencia de “rebeldes” a los delincuentes terroristas sirios que EEUU ya abandonó a su suerte y Rusia está bombardeando pero también siguiéndoles el juego a los miembros de la OTAN para traficar con eso de la “lucha” contra el “terrorismo” habidas cuentas que se hizo para apoderarse de estados, gobiernos, ejércitos amigos y “enemigos” generados, y de los recursos energéticos clave como el petróleo de las naciones del Medio Oriente (caso Libia) y pretende hacerlo en otros lugares como en Venezuela a los que PPK y Consejo de Ministros defienden a capa y espada dizque para salvaguardar la “democracia” pisoteada por Nicolás Maduro y su Asamblea Nacional Constituyente emergido a instancias constitucionales presidenciales y de la voluntad popular venezolana y no los mamotretos electorales tradicionales que defiende EEUU para los latinoamericanos.

El ministro del Interior Carlos Basombrío también debería lanzar su mensaje de alerta para que cada uno deduzca quién es quién y reconozcan el peligro en ciernes.


Esa es la catadura moral actual de los dirigentes sutepistas del movadef, Conare y de los dirigentes del gobierno y del estado reaccionario peruano.