miércoles, 2 de agosto de 2017

CEN DEL SUTEP: “LOS TERRORISTAS, LOS TERRORISTAS” ENCEGUECIDOS MERCENARIAMENTE CON EL PODER DE LA CORRUPCIÓN LLAMADO REFORMA DE LA EDUCACIÓN

Ende el bloguero también es terrorista. Gracias por lo que me corresponde.

Todavía suenan interesantes las palabras de alerta de los miembros del CEN del Sutep dirigidos por Patria Roja. “Los Senderistas están manipulando a los maestros del Perú” reza una de sus oraciones otrora disuasivo poderoso para desviar toda suerte de descontento coherente o no.

Lo dicen como si aquellos presuntos maestros manipulados fuesen ingenuas palomas, mansos corderitos que se dejan seducir tan fácil y alegremente por los profesores senderistas, algo que ya no funciona en la actualidad pues ya están definidas totalmente las medidas de política educativa del gobierno es decir, la de la ley de reforma de la educación. Está por demás decir las razones de por qué no esperan nada de los futuros empresarios del CEN de Patria Roja.

Desde mi punto de vista personal, la reforma en su intencionalidad es un buen intento por corregir deficiencias tantos del magisterio como del gobierno. El asunto es trascendental en razón a varias cuestiones que no se están tomando en cuenta pero que definen si dicha reforma tiene o no posibilidades de prosperar. Veamos.

La estructura social y política del sistema capitalista peruano en construcción (llámese si se quiere como realmente es semi-feudal y semi-colonial) no garantiza evaluaciones transparentes y justas para absolutamente ningún docente sea de cualesquier ideología política y no solo para los senderistas ni terroristas como suele catalogarse a todos aquellos que fueron denominados así dentro del contexto previo a la reforma educativa para anularlos política y socialmente. Nadie en su sano juicio por más que incluso vea las evaluaciones de desempeño como una manera baladí y de falta de respeto de evaluar a los docentes en general. A mí no me preocupa tan grandemente, tampoco me preocupa que direccionadamente por acción de la corruptela peruana tenga que abandonar el magisterio por las diversas razones que se  puedan esgrimir, aunque sea vendiendo chupetes se podría sobrevivir.

Lamentablemente no todos comparten esta idea, es decir, no están dispuestos a que actúen contra ellos como si fueran los peones esclavos de la chacra de los gobiernos de turno porque así se puede acomodar y reacomodar a los profesionales de la educación al capricho y necesidades (voluntad) de la politiquería nacional de turno en Palacio de Gobierno y a las necesidades de la economía volátil global.

No es de extrañar que diversos sectores políticos incluso antagónicos están “apoyando” a los senderistas si asumimos que realmente lo sean dado que arriesgan sus pellejos por la defensa de los intereses de los maestros que también son conocedores de las potencialidades del sistema corrupto peruano. Pecaría de idiota si dijera que son maestros muy ignorantes. Antes de la aplicación de los requerimientos de la reforma arbitrariamente aprobada al caballazo en el congreso con la anuencia y complicidad del reformador Sutep dirigida por el CEN de Patria Roja con buenas intenciones por mejorar la calidad educativa, los maestros podían darse el lujo hasta de dudar de lo que todavía estaba por venir y en su razonamiento tenían la opción de claudicar o socavar cualesquier lucha emprendida. Hoy ya no tiene discusión, quien duda simplemente está definiendo su destino y poniéndola voluntariamente (como yo todavía aunque de mala gana) sobre una suerte de guillotina reformista y de presunta calidad.

La cantidad de la población de maestros que apoyan a esta reforma co-patrocinado por el CEN del Sutep de Patria Roja es pobre en relación a la población del magisterio que ya ha abierto los ojos y entiende incluso de manera empírica y fácil que dicha reforma recurre a argumentos muy bien estudiados en muchos casos coherentes pero aupado a decisiones políticas que vulneran los derechos de cualesquier maestro sin importar su orientación política.

La evaluación de desempeño con rúbricas es un maniqueísmo intelectualoide para someter chantajista y mafiosamente a los maestros dado que los niveles no serán logrados necesariamente por el docente dado la variabilidad de estructuras mentales (potencialidades cognitivas de los educandos), entre otros aspectos, los que se siguen a lo largo de un año académico y al final en base a una evaluación sistemática anual promoverlos o no al siguiente nivel. El sistema ni las personas son las más idóneas para llevar a cabo estas evaluaciones en general en el Perú. Bajo una equivalente y semejante premisa evaluadora de políticos, empresarios, jueces, congresistas y presidentes del Perú, tendrían que irse inmediatamente de sus puestos y no permanecer en ellos porque las leyes están arregladas para esos menesteres.

Que el CEN del Sutep quiera convencer a aquellos maestros dada la seguridad de estos de saber de qué pie cojea el sistema va a ser más que difícil y el manoseado argumento de “el terrorista”, “el terrorista” no los persuadirá fácilmente habida cuenta de la manera escandalosa cómo el sistema y sus gobiernos se están desenmascarando en su esencia corrupta corruptora democrática. El negocio del “terrorismo” mercenario ya no vende, mucho menos en el Medio Oriente. Claro que no se puede negar el peligro latente del terrorismo de la extrema izquierda y en estos tiempos mucho menos del terrorismo de la extrema derecha. No sería justo que un puto senderista o un puto extremista de la derecha me desaprueben solo porque se les viene su inteligente gana o lo contrario diga de mí que soy lo máximo del magisterio peruano solo por una coyuntura mediática.

Esto no solo afectará a los maestros de estos tiempos sino a los que vendrán y están en formación sin la asistencia de recursos indispensables para la formación de los maestros en los diversos centros pedagógicos donde la tendencia es a que egresen de cualesquier manera para poder intercambiarlos permanentemente vía contratos temporales en función a resultados de desempeño convenientemente realizados o medidos. En eso el sistema es especialista desde hace siglos. Claro que funcionará eficientemente donde dichas instituciones tengan los recursos necesarios para desarrollar sus planes de trabajo y no precisamente solo del estado sino de la misma población pero que no las tienen totalmente segura de que sus ingresos están garantizados.

Testaferros mafiosos financieros y empresariales nacionales y extranjeros al amparo del putrefacto Poder Judicial serán los que decidan por el desempeño docente a su capricho y voluntad amparados en la ley de la reforma magisterial. Incluso con los ingresos de la Derrama Magisterial controlado por el CEN del Sutep de Patria Roja se podría invertir convenientemente en la educación siendo co-partícipes de la privatización de la educación vía las APP (Asociaciones Públicas y Privadas). Un buen negocio la de escoger entre los que tienen los recursos y las capacidades suficientes para hacer prosperar el negocio de las empresas educativas privadas a puro capricho y voluntad.

No hay una política de planificación (no es un negocio la educación) en esta ley de reforma magisterial solo hay una política mercenaria y mediocre de lucrar con lo que se tiene. Asumir responsabilidades que solo el libre mercado pueda absorber en dependencia a las necesidades y expectativas del desarrollo tecnológico e industrial de los países potencia hoy en competencia por el monopolio del mercado global.

El CEN del Sutep de patria Roja ya no tiene representatividad a nivel nacional como para hablar en nombre de la inmensa mayoría de maestros que sí se están movilizando en esta huelga convocada por “ilegales” y “terroristas”, solo moviliza a una minoría que asume los costos potenciales volubles de un contexto mediático de evaluación del desempeño docente y pretende beneficiarse conscientemente de los privilegios de las leyes reformistas y de las ventajas del capital financiero y sus leyes. Nadie le teme a las evaluaciones en su intencionalidad sino más bien a los propósitos mercenarios y mafiosos del sistema corrupto en esencia. Muchas cosas están cambiando radicalmente en el mundo y no se puede ir tan facilista y demagógicamente contra la corriente salvo que pateen el tablero y se conviertan en la imagen especular de los terroristas que tanto condenan.

¿No dicen que tienen la grandiosa habilidad de cambiar y acomodarse a los nuevos escenarios o nuevos “paradigmas” globales?, pues es hora de que lo hagan o perezcan en la astucia y la arbitrariedad. No en vano estamos acostumbrados a actuar facilistamente en este país, la neta política criolla.

¡60 minutos son suficientes para aniquilarte! Impresionante. ¡No vales para nada burr@ de mierda y por eso lárgate del magisterio, lárgate de mi empresa! Quiénes como el CEN del Sutep conformado por el club de los inteligentísimos, ilustrísimos, competentes y excelentísimos maestros de calidad y qué pena por los demás burr@s del magisterio que no lo sean.

Así pues todo es incuestionable y se merecen muy bien que todos aquellos que hoy salen a protestar consciente y consecuentemente en contra reciban los indiferentes e indiscriminados puñetes, patadas, varazos y lacrimógenas vomitivas de los policías y las fuerzas represivas con buen sueldo defensoras de la privatización mercenaria, mafiosa y corrupta de la educación esperando a que te doblegues por la fuerza o que por voluntad propia te coloques un bozal en la boca y una buena silla para poder montarte. Todo cuesta, todo duele, y no hay que esperar nada a cambio que no sea por tu propio esfuerzo.

Claro que los del CEN del Sutep de Patria Roja pueden también soñar como lo hacen los demás grupos sindicales con que todos se plieguen voluntariamente a que decidan por ellos como en su chacra. Quién no, siempre que no sea dentro de un container como los de la galería Nicolini.