martes, 8 de agosto de 2017

¿REVIVE LA LUCHA DE CLASES EN EL MUNDO O SE EXPRESA BAJO FORMAS MODERNAS? CRISIS DEL MODELO NEOLIBERAL PERUANO (Y LATINOAMERICANO).


Vea el siguiente video:

Quien podría sufrir sanciones ahora es el propio Estados Unidos:

En este episodio de 'Keiser Report', Max y Stacy hablan de una segunda parte de la crisis financiera que está por venir y de las nefastas consecuencias que tienen las estafas en la calificación crediticia. En la segunda parte, Max entrevista al doctor Michael Hudson sobre la política económica de Trump, la lucha contra los oligopolios, los banqueros que reinciden en sus delitos y los proverbios de su padre.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los casos de Venezuela, Bolivia y Ecuador, entre otros, se correspondieron con una reacción ‘natural’ social contra el modelo neoliberal que se intentó ‘exportar’ a otros medios geográficos del planeta (caso Libia).

Como lo manifiesta Michael Hudson, la nueva lucha de clases ya no tiene que ver con dar empleo a la clase obrera sino una guerra financiera contra los trabajadores (Fondo de Pensiones), servidumbre por deudas (préstamos a los estudiantes por ejemplo universitarios) y de la atención sanitaria que los exprimen a cambio de obtener una renta. A eso apunta la reforma de la educación en el país pero ahora ajeno a un contexto de monopolio unipolar sionista y árabe pro-occidental como lo fue hasta antes del 11S sino uno actual y en desarrollo de libre competencia global en un contexto multipolar.

Eso explica la necesidad del poder del capital de mantener los diversos sectores productivos y de servicio a niveles de baja productividad (la herencia colonial es una de las causas, la corrupción estructural institucionalizada también), bajos presupuestos (los más bajos de la región), en la idea de que las necesidades generadas o inducidas en el mercado sirvan para ir acomodando las leyes, normas, procedimientos y la economía acorde con las necesidades del capital y de los grupos de poder en el país y del extranjero (modelo neoliberal peruano).

Cualquier promesa que pudiera realizar PPK en este escenario económico global caerá en saco roto. Los datos de crecimiento de la región como menciona la CEPAL no son muy alentadores. Claro que se pueden hacer cosas mejores pero no a cualesquier costo (como por ejemplo en el Medio Oriente).

NO importan las reformas ni las leyes (ni los aumentos por ejemplo en salud y educación), lo que importan son las decisiones de quienes representan los actores en la lucha de clases en el país. El gobierno y el Congreso poco o nada podrán hacer por resolver situaciones que les fueron impuestas desde fuera, acorde al mercado global en nueva definición.

PPK está actuando divorciado de los agentes que supuestamente lo eligieron presidente del Perú. ¿Serán suficientes los agentes (los jueces) a los que recurre Alan García Pérez para ejercer control social, económico y así hacer plata fácil?

La sobrevivencia o no de algunas leyes no se determinarán solo con modificaciones para acomodar más de lo mismo. El gobierno en su conjunto se supone que saben lo que tienen que hacer y no lo que otros les dicen que deben hacer.

En ese contexto del desarrollo del modelo neoliberal que aparentemente era el objetivo final del desarrollo de la historia, no es casual que partidos como Patria Roja (caso del CEN del SUTEP) se hayan vendido alegremente a la mafia del capital motivados por la ‘inevitabilidad’ de dicho desarrollo que si bien no se destruye, sufre hoy transformaciones para los que no habían previsto y perciben una suerte de desmoronamiento en sus expectativas de desarrollo económico que la gente de a pie, el ciudadano común del país (con o sin ideología) ha percibido ya con total claridad los alcances de estas reformas como en el caso de educación y salud por ejemplo.