sábado, 7 de abril de 2018

MEMORIAL CONTRA MI PERSONA PIDIENDO SER “CAMBIADO” SIN PRECISAR QUÉ O CÓMO


A inicios de este año me tocó vivir una situación digamos casi “esperada” pues ahora con toda seguridad puedo afirmar que se me “preparaba” como suerte de “recibimiento” como para hacerme “recordar” dónde estaba.

La actual representante del Sute de la institución educativa donde laboro habíase tomado la delicadeza de sugerir y elaborar las bases teóricas de un memorial contra mi persona direccionada por dos madres de familia de mi aula (y de la suya también) que amparadas en el veredicto de "evaluación de calidad" y "evaluación de desempeño" de mi persona por parte de dicha docente de I (primera) escala y con solo algo más de 4 años de servicio magisterial y además elegida miembro del CONEI el primer día hábil de labores 2018 en la IE 36020 de Huachocolpa de la provincia de Huancavelica, como lo formularon dichas madres adujeron que aquella docente iba a "sustentar" el tenor de dicho memorial (en una reunión de padres de familia que convoqué en mi aula a cargo para el miércoles 14 de marzo de este año) aduciendo que en base a evaluaciones consecutivas del 2016 del 3° y de la evaluación regional del 2017 (EREHUA y no la ECE del MINEDU que se prohibió en razón a la huelga indefinida del magisterio en la que también participamos) que no correspondían con el nivel que deberían tener según manifestó a dichas madres. En dichas evaluaciones que ella corrigió, les quitó puntos a los educandos (1, 2 hasta 3 puntos) dando en la misma pregunta chek a la misma respuesta en unos y en otros como incorrectas o equis. Es decir corregidos como de muy mala gana. La del 2016 la pasé por alto pues creí que fue probablemente sin darse cuenta como se le informó a la directora y me percaté días después. La del 2017 solo inmediatamente de entregársenos los exámenes los corregimos nuevamente con los educandos para evitar suspicacias y ellos confirmaron que nuevamente ocurrieron los mismos errores de calificación por parte de aquella profesora.

El tenor de dicho memorial rezaba que la nota máxima obtenidos por un niño y una niña había sido 11 y que en base a ello dicha docente construyó sus argumentos "intelectuales y pedagógicos de evaluación de la calidad" respecto de mi persona. Dicho educando representó al 4° en las evaluaciones llevadas a cabo en diciembre de 2017 en Huancavelica representando a la institución educativa y obteniendo nota parecida ocupando el 7 puesto. Ello le sirvió para despotricar politiquera y tendenciosamente para evaluar, calificar mi desempeño laboral aduciendo que el niño de su grado (2°) había sacado 20 de nota pero que como me manifestó personalmente ella dudaba que pudiera haberlo hecho por sus medios (dije “champeado” que ella reafirmó) y que hubiese preferido que alguna niña que ella dice conocía bien hubiese mejor ido a Huancavelica a representar a la institución educativa primaria. Ante dichas madres muy probablemente se habría estado jactando pues en esto solo especulo. Lo que no dice es que en la evaluación dada en los ambientes del colegio secundario Micaela Bastidas Pullucahua, como pude observar, aquel niño hizo solo entre 6 a 7 preguntas correctas de las 20 ejecutadas, es decir, que ocupó el puesto 15 de los que obviamente no les habría dicho nada a dichas madres de familia sorprendiéndolas desde un inicio al amparo de su propio razonamiento personal de evaluación de la calidad educativa solo de mi persona excluyendo a cualesquier otro u otra de los que asumo deben estar mejor que yo pero que definitivamente por ética profesional no me corresponde evaluar ni siquiera opinar.

La inexperiencia y las apreciaciones antojadizas pueden llevarnos a formarnos opiniones muchas veces tendenciosas o antojadizas motivadas muy probablemente por odios políticos antagónicos o por consignas mediáticas propias de la inestabilidad emocional magisterial al que estamos sometidos con la aplicación de la actual Reforma Magisterial.

Basarnos en los "resultados" de exámenes para calificar el desempeño docente (como bien puede hacerse para con los educandos) pinta de cuerpo entero la escasa disponibilidad mental para hacer juicios de valor que ni los directores de institución se atreven a hacer salvo que sea para presionar, chantajear y disuadir a los profesores para el cumplimiento de sus labores y lograr una administración efectiva a como dé lugar.

Digo politiquera actitud en razón a que existe la probabilidad de que una autoridad local haya también participado en la redacción de dicho memorial lo cual todavía no me consta en su participación en calidad de qué y por qué.

De las 20 madres de familia del aula, 18 manifestaron haber sido sorprendidas o actuado apresuradamente sin someterla a discusión mesurada y firmada en razón a la presión ejercida por los argumentos ‘sólidos’ que iban a ser sustentados por dicha docente del que dicho sea de paso desconozco sobre su gestión de aula ni es de mi interés dado que no me corresponde. La madre de familia muy molesta que participó en la elaboración de dicho memorial les enrostró su cambio de pensar sin entender del porqué de dicho cambio de versión del que adujo estaban dizque de acuerdo. La madre que secundó dicho proceder no atinó nada más que a sustentar que a su hijo le hacían bullying y la indisciplina en el aula era otra de las cuestiones aducidas en el memorial sin que hayan reportádose en la dirección denuncia alguna de maltrato o algo así como sí sucedió con otros docentes de aula y que se resolvieron de una u otra manera por el comité de tutoría a mi cargo. Se les explicó que dicho educando tampoco es santo de devoción y en el aula a mi cargo las cosas no se pueden manejar necesaria y estrictamente a la usanza antigua y que los conflictos son parte del aprendizaje que al parecer tampoco entienden y que reflejan las situaciones de vida del contexto local entre los ciudadanos mismos (como sucedió en este impase) pero de los que no tengo que dar más explicaciones pues no es de mi competencia ni de mi interés.

Hay cosas por explicar todavía. Eso se irá aclarando con el transcurso del tiempo. Para nada es correcto que se me vea como una suerte de “modelo” de la reforma magisterial o cosa por el estilo dado que apruebo las evaluaciones a los que me someto por parte del MINEDU pero que los demás no aprueban pero que por ninguna razón me hace más inteligente ni mucho menos más competitivo y cosas por el estilo. Menos para permitir que malintencionadamente se me ataque con chismosería bien pensada para defenestrarme en mi trabajo que dicho sea de paso no es reciente ni mediática sino que también se corresponde desde la dictadura fujimontesinista que me obligó a postergar y/o eliminar otros proyectos de vida. Lo paradójico es que en un contexto casi “impensable” a modo de actos de “cuchilleros sindicalistas” se me haya atacado tan facilista y alegremente como si ello fuese a defenestrar o tirar abajo a la ley de la Reforma Magisterial o fuera el “sustento” de que no es aplicable, de que por ello debemos ganar igual o cosas por el estilo dado que se argumenta de que “hacemos el mismo trabajo”. Que así sea.

Por una cuestión de lástima que todavía no concibo por qué, es que probablemente no haya decidido a actuar legalmente dado que comprendo que hay familiares de por medio y un trabajo que sostener. Quizá esté pecando de tonto y lo comprendo.

La próxima vez háganlo mejor aunque “ya no les ayudaré” y prosigan con sus “recibimientos” planificados enfermiza, adictiva y bipolarmente durante sus vacaciones. Estudien, capacítense más, busquen asesores de mayor nivel que estoy casi seguro de que en las evaluaciones de desempeño del MINEDU ustedes serán los que aprueben y yo pues con total seguridad me tendré que ir a pelar papas en el mercado y obviamente lo haré dignamente.

Pelando papas pa que mi perro tenga qué comer. ¿Algún problema?

AÑADIDO EL 01-SETIEMBRE-2018:

A excepción mía (pese a no poder habido leer algo para dicha evaluación por las razones que se pueden inferir), ninguno de los colegas que se inscribieron y se presentaron a la evaluación de ascenso de escala ha aprobado incluyendo a la profesora que dizque según las madres que estuvieron confiadas tras de dicho documento por la mejora de la educación de sus hijos e hijas, iba a "sustentar" (las razones esgrimidas en ese memorial) mi deficiente desempeño docente más todavía si es Licenciada universitaria en educación de I escala frente a un pichiruchi profesor de aula de instituto particular de III escala.
Para otra oportunidad será, así lo creo. Las pruebas intentan reflejar sus conocimientos en aula, es decir, reflejar lo que sabe hacer y conoce perfectamente en el aula. Me recuerda a mi ex universidad donde estudié otra carrera donde la imagen era todo, la ética un papel higiénico (como dicen los abogansteres: "no hay falta jurídica sino solo ética", ¡César Hinostroza allí te hablan!).

Tan casi igual como sucede con los estudiantes, NO se puede concluir definitivamente respecto de la labor de las personas en este caso algún o alguna determinado(a) profesor o profesora. las circunstancias cambian, las personas también o quizá no como suele suceder.

Actitudes como esa me recuerdan a mí mismo en mi ingenuidad, novato en cuestiones políticas (no solo a inicios, pininos de mi carrera como "profesor") como sucedió con mi persona cuando en los pasillos de la antigua universidad agraria donde estudié en la facultad de industrias alimentarias lancé ante mis compañeros de estudio palabras argumentativas al amparo de presuntas verdades sobre el entonces autoridad presidencial Alberto Fujimori rey héroe del Perú. Un ingeniero de quien ni recuerdo su nombre oyó dichas palabras que las tomó como injuria nacional y se dispuso a agarrarme a golpes como lo manifestó e intentó pero fue detenido por uno de sus colegas: "cómo es posible que hable así de nuestro presidente, ¿qué cosa?, ¿qué se ha creído este pobre diablo?". reacción ante mi afirmación: "Fujimori es un delincuente ladrón...".

El tiempo es muy probable que le dé la razón a dicha profesora y las madres de familia (y la comunidad en general) se convenzan de sus afirmaciones e incluso los sindicalistas la confirmen como la mejor profesora que dice ser frente a un esperpento de profesor.

Habrá que esperar también pues ya llegarán los verdaderos lobos de la UGEL, de la DRE o del MINEDU para ponerme en mi lugar.