domingo, 20 de mayo de 2018

LA GRAN OBRA DEL GRAN HÉROE: UNA DE CAL Y UNA DE ARENA



Dicen que unas son de hiel y otras son de miel en otra acepción que no tiene nada que ver con el propósito del fujimontesinismo en el país y en las condiciones actuales del neo fujimontesinismo como solución política al neo colonialismo post independentista.

Una cosa es tener la certeza de hacia dónde vamos y otra de hacia dónde nos llevan o simplemente no saberlo.

Es hora de las definiciones luego de tanto haber bregado, hacia dónde, cada uno sabe. El fujimontesinismo desde hace más de una década viene dirigiendo los destinos de este país con una suerte de fingidas recuas chúcaras puestas en los gobiernos de turno por los aventureros ciudadanos. Ya no se trata de utilizar arena, cal y cemento para hacer en apariencia buenas escuelas y por otro lado tirarse la plata porque como traición tradicional a la patria la democracia neoliberal, construida por los fujimontesinistas, así lo permite o así lo permitió.

La falsa y mitómana lucha contra el terrorismo ya saben en qué terminó incluso a escala global. No hay que ser tan adivinos para saber en qué terminará la falsa lucha contra la corrupción en el Perú. Los hijos del delincuente terrorista Alberto Fujimori son solo el calzoncillo hueco que Alberto desechó luego de una noche lujuriosa y desesperada de amor con Susana en las instalaciones del pentagonito.

Con respecto al contexto latinoamericano no diré mucho, nada mejor, cada ciudadano debe ser consciente de sus responsabilidades no solo para con ellos mismos sino para con los demás.

Si los rebeldes fujimontesinistas del grupo Colina dirigidos por Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos deciden desatar una gran ola revolucionaria al estilo de Sendero Luminoso o al estilo de Al Qaeda o Daesh digitados desde el pentagonito carece de la menor importancia pues seguirán siendo una gran rémora para el país en general.

En este blog nos tomaremos un receso indefinido con respecto a diversos temas políticos principalmente porque los más inteligentes de este país y del mundo serán los que resolverán los problemas que no los resolverá un simple y común bloguero.

Un saludo grandioso y afectuoso al pueblo Sirio que tiene la obligación moral de aniquilar todo vestigio, sea cual sea del terrorismo democrático global que eso nos concierne aquí y en la cochinchina, y al pueblo Palestino que defiende su territorio del terrorista latrocinio israelí.